lunes, marzo 29, 2010

LA PORTADA


Bueno, pues se acabó el suspense... ya está aquí la controvertida portada. ¿Qué os parece?

42 comentarios:

Luciano dijo...

A mi me gusta, tiene los colores típicos, negro, blanco y rojo, que hacen que con la foto, todo en conjunto lo hagan más atractivo a la vista. A mi me parece correcta!

pedroboso dijo...

A mi me parece... espectacular! Me encanta, creo que tiene gancho y atrae nada más verla.

Con riesgo a equivocarme, creo que la foto está tomada en 1934 en un desfile en Nuremberg, durante la celebración del Congreso del NSDAP. El de abajo es Göring, no? No lo aprecio bien, pero creo que es el.

El desfile sale en la película de Leni Riefensthal, "El triunfo de la voluntad" y tb aparece Himmler por debajo del Führer, pasando revista a las tropas, aunque en esta foto en concreto no sale.

Me gusta, si señor.

Javier dijo...

Buffff... Pues la portada tiene gancho, estoy de acuerdo.

Pero también veo futuros prejuicios en la ignorancia de la gente. Aún así, es no debería ser motivo para elegir otra portada, me gusta ésta.

Mucha suerte y que la portada enganche a nuevos lectores.

Kordo dijo...

Aprobada!
Me gusta la mirada desafiante del Führer mientras el resto está sumergido en una sangrienta oscuridad... Creo que llamará bastante la atención ;-)

Jesús Hernández dijo...

Me alegro, pero bueno, los que no les guste que lo digan, que nadie se corte...

Mario Tenorio dijo...

Esa es una portada con bemoles, así me gusta.

Si el contenido es tan bueno como la portada, te vas a hinchar de vender. ¡¡Enhorabuena!! ¿El precio: 29,50 leuros?

Lo del primer capítulo, estaría bien poderlo leer de antemano. Pero creo que no va a poder ser...¿o me equivoco, JH?

Saludos desde el sur.

Ludovica dijo...

Siniestra... ¡mola! Y al que no le guste que no la mire.

Pedro dijo...

Pues a mí la serie de Pacific no me parece tan mala, y la intro de los créditos está de fábula. He visto ya los dos primeros capítulos y me parece digna sucesora de la otra serie, la de la campaña de Europa.

Ah, Pedro, el libro, sí, el libro.

Me alegro de que la portada tenga tanta aceptación, con esos colores y esa esvástica por ahí suelta. Yo la veo disuasoria a más no poder, pero he indagado un poco (hasta la solapa de la sobrecubierta) y parece que toda la serie de la editorial sigue esa línea, así que tan mal no les irá.

El libro es vicioso, señores. Y en cierta forma lo es porque, de una forma tácita, los capítulos riman y todo va cobrando una lógica aplastante, abrumadora. El capítulo de la Autobahn, que es por donde voy, es soberbio y majestuoso, y no es difícil meterse en la piel del proletario de turno yendo a cien por hora en su Escarabajo, con su mujercita rubia recorriendo la Selva Negra y flipando con los zepelines sobre su cabeza.
Ahora Hans -por ponerle un nombre- ganaba un poco más que hace unos años, el precio de la comida no subía de la noche a la mañana y, aunque la gasolina se había encarecido un poco, el coche había salido relativamente barato. Las horas en la fábrica y la propaganda eran un precio asequible a pagar por las vacaciones que se había podido pagar en un parador junto a un lago de postal. Encima, el crío se había ido, gratis, a un campamento a lo boyscout de las Juventudes, así que la idea de buscar la parejita parecía viable por primera vez en mucho tiempo. Sí, la vida de Hans había mejorado, y cuando Hans compadecía en silencio a otros trabajadores como él en Francia o en donde fuese, por no vivir en la Alemania nazi, buscaba refugio en la sonrisa cómplice de su mujer.

Bueno, puede sonar pasteloso, pero veis por donde voy. Estoy convencido de que si sigo así, cuando llegue al capítulo del 39 veré tan normal y lógico el inicio de la Guerra que quizá me pregunte por qué no la empezaron antes.

Pedro dijo...

En todos los capítulos, Don Jesús alterna la Historia con historietas, y sirvan de ejemplo los capítulos dedicados al "saludo alemán" y a las "hogueras de libros", que son de una pedagogía impagable. También suelta alguna perla para los iniciados en la materia, como la diferencia entre un saludo u otro o por qué se decía ésto y no aquéllo.

A quienes no os habíais dado cuenta, el libro sigue una especie de línea cronológica, desde el 33 en adelante. Aunque según qué párrafo salta al futuro y luego vuelve, los hechos se encadenan dándole a todo el conjunto una pátina de homogeneidad muy interesante. De hecho, me estoy aguantando sobremanera para no saltar a la página 227, que según el índice es "humor en el Reich" para no romper esa línea temporal...

Por lo demás, y con esto acabo y me voy a la piltra por hoy, decir que no encuentro a faltar -de momento- datos estadísticos. Los hay, espolvoreados aquí y allá con cierta alegría, más como curiosidades que como obra de consulta. Y por otro lado, y ya que dar ideas es gratis, ¿podría Don Jesús hacer otro tocho (a mí el libro me pesa un quintal, de llevarlo todo el día a cuestas) con el mismo planteamiento sobre Japón e Italia? Es que, visto lo visto, el tema me intriga. Ya que veo que me van a quedar me-ri-dia-na-men-te claras las entrañas de la Alemania nazi, ya fantaseo con el punto de vista del japonés o del italiano medio. Ellos no tenían a Goebbels ¿cómo se metieron los japonesitos y los italianitos en semejante fregao?

En cualquier caso, mi parte sigloveintiuno de hijo de exiliados a Francia se ha quedado la mar de tranquila. El libro no es filonazi. De hecho, no es filo-nada ni anti-nada, y eso le da una frescura y un descaro muy, pero que muy, de agradecer. Veo por aquí cada dos por tres a algunos de vosotros contad vuestros avatares (los azules no, los otros) sobre vuestra afición a la historia bélica. Pues este tiene toda la pinta de ser un libro excelente para regalar a alguien y que así, desde un punto de vista raso, entienda la movida.

También hay un par de cosas que no me han gustado tanto, aunque aún quede mucho trecho para corregirme: a través de las notas de prensa, en el libro parece que el resto del mundo estaba extasiado pendiente de los alemanes. ¿Es qué no pasaba nada fuera de Alemania? ¿Y qué hacían los alemanes que vivían fuera, por ejemplo en EEUU o en Rusia?
Y dos, hay un glosario fantástico ¡sin tan siquiera una pronunciación figurada! Así que Reichsluftschutzbund y Reichssicherheitshauptamt sonarán en mi mente, bueno, si suenan, lo harán de cualquier manera.

Gándara dijo...

Bieeeen!!! Tengo especial predilección por esta foto, creo que refleja muy bien lo que quiere transmitir el libro. Muy directa agresiva, me gusta me gusta.

Por otro lado, como diseñador gráfico (poniéndonos ya tecnicistas y un poquito pedantes, jeje) creo que el uso de la versión en negativo de la foto y en menor parte los colores y la tipografía elegida le da un aspecto de "libro editado en los años 80" no lo veo un diseño de hoy en día.

La portada en general me da una sensación de saturación, sobre todo el título, muy próximos los elementos entre sí, apelotonados, no respiran las palabras. Creo que se puede conseguir un resultado gráfico que quede más oxigenado y más limpio sin necesidad de perder la agresividad que quiere transmitir. Pienso que está muy cargada, poco armónica.

¿Has visto? Pregúntale a un artista y esto es lo que pasa... jejeje, de todas maneras no quita que el primer día que salga ya me lo esté comprando

Nacho dijo...

Hola, bueno, pues voy a ser yo la nota discordante, qué raro. A Göring le veo muy poco favorecido. Y creo que hay fotos de Hitler mucho más impactantes. En cuanto al efecto de negativo creo que está un poco pasado de moda.Yo hubiera puesto una foto en color de la época, que las hay muy buenas. Pero tampoco me hagas mucho caso porque yo soy un protestón de pro. Además, te aseguro que tengo ganas de tenerlo en mis manos. Enhorabuena!

Franz von Steigenburg dijo...

Hola a todos:

Pues yo siento diferir con el sentir de algunos comentarios. A mi no me parece que la portada sea para que nadie se escandalice. Comparada con las provocaciones vacías de algunos nuevos artistas que quieren sobresalir únicamente con la controversia, la portada de JH es corriente, refiriéndome siempre a la provocación.

Por lo demás es la portada que a mi me hace comprar un libro, no deja lugar para el error. Se ve al tercer Reich en su máximo esplendor, con sus dos figuras principales en el afianzamiento del poder, Adolf Hitler y Göring.

También me gusta que se vea en la portada la Cruz Gamada, en una obra del la Alemania nazi no se puede ocultar, fue un símbolo que domino durante un lustro la mitad de Europa.

En definitiva, una gran portada, sin complejos y directa.

Un saludo a todos

Humberto dijo...

A mí me gusta, atrevida y ambiciosa. Inmejorable elección. Estoy con Javier, echará para atrás a la gente con prejuicios. Pero bueno, también tiene razón al decir que esto no es motivo para cambiarla.

También estoy con ls que "claman" por un capítulo.

Un saludo a todos.

Speer dijo...

SOBERBIA! Me encanta!

juan dijo...

Es genial.con una parte en negativo , es un diseño que da una idea clara del argumento del libro.No se si es un poco fuerte para tener encima de la mesilla antes de dormir, que miedo.....

Ludovica dijo...

Pedro, perdona si peco de despistada ¿a quienes te refieres cuando dices "los otros"?

Javier dijo...

Una duda de ésas de spoiler alert, ¿el libro cuándo acaba? ¿al ganar la guerra los aliados? ¿al morir Hitler? ¿al comenzar la invasión en Polonia?... ¿Al caer el Muro de Berlín?

Pedro dijo...

Ludovica: "avatar" ahí se refiere a vicisitud, tribulación o angustia; en este caso provocada por la incomprensión de ser un friqui de la historia bélica. Juega con una polisemia casera al usar la misma palabra que la peli de Cameron.

Javier: según la portada, el libro acaba en el 45; según el índice, el libro parece acabar -epílogo y conclusiones aparte- en Nuremberg y los primeros meses de la postguerra. Aunque ya que lo mencionas, creo que cuando llegue a ese punto echaré a faltar un anexo que compare la vida de los primeros años de la RFA con la RDA. Aunque como tampoco se dice mucho de la Rep. de Weimar al principio, intuyo que el autor ha querido acotar el texto en un marco rígido para que no se le desbordase.

lbo dijo...

Permitidme que yo también sea una nota discordante respecto de la portada. Creo que no es mala pero no la veo adaptada al tipo de libro que JH nos brinda. No permite anticipar la diferencia que este libro aporta respecto de otros. Portadas similares, de rojo y negro, que busquen el impacto y en las que salga Hitler hay unas cuantas. Por ejemplo tengo delante mio: Todos Los hombres del Fuhrer, de Ferran Gallego, de estética muy similar. Dado que el libro propone un "viaje en el tiempo", una portada que facilitase ese viaje, quizá más onírica, hubiera sido mejor.

Mario Tenorio dijo...

Hola:
JH, ¿puedes decirme el ISBN de tu nueva criatura?
Gracias.
Saludos desde el sur.

Franz von Steigenburg dijo...

Hola a todos:

No se si me estoy creando demasiadas expectativas, pero si el libro resulta como dice Pedro (no nos caes bien), es el libro que he estado esperando toda la vida. Uno en el que te cuentan lo que supuso para las personas corrientes la llegada de Hitler al poder.

Estoy contando los días para poder comprarlo.

Un saludo

Jesús Hernández dijo...

Pues permitidme que yo sea también una nota discordante, jaja...

Bueno, a mí la portada me gusta, tiene un aire vintage pero es impactante, creo que está lograda, y además los de La Esfera de los Libros saben muy bien lo que se hacen, ya lo vienen demostrando.

Pero es verdad que la idea de la portada no coincide exactamente con la idea del libro. Hubiera sido mejor una foto en color de la época (de las concentraciones de Nuremberg, por ejemplo), como sugiere Nacho, que las hay excelentes, que hubiera dado mejor idea de ese "Reich de los Mil Años" triunfal que, gracias al libro, uno puede imaginar cómo hubiera podido ser.

Pero bueno, estoy contento con la portada, de lo que no hay duda es que llama la atención en la mesa de novedades, que es de lo que se trata.

Mario, en cuanto tenga el ISBN te lo paso.

Jabo dijo...

me gusta....lo que es seguro es que nadie que la vea pasará de largo sin fijarse en ella.

tatiana dijo...

Hola¡
Permiteme presentarme soy tatiana administradora de un directorio de blogs y webs, visité tu página y está genial, me encantaría contar con tu blog en mi sitio web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme tajuanchita@gmail.com
Exitos con tu página.
Un beso
tatiana.

Jhalou-F1 dijo...

Sinceramente la protada esta bien, no se puede decir que sea "bonita" pero al menos yo cuando voy por los pasillos ojeando libros (Casi siempre a prisa y con los tres peques corretando por los pasillos del centro comercial)vuscando libros de la IIGM estoy seguro que este me llamaria la atención y me haria fijarme en él.
A mi personalmente me gustan mas las portadas en blanco y negro con fotos de batallas.
Pero la verdad que llama la atención y resulta apetecible de leer.

Saludos desde Cáceres.

Enhorabuena Jesus por tu trabajo (se que es bueno, seguro que lo es)

Jose dijo...

A mí me parece una portada muy impactante. A ver si bajas el ritmo, que se me acumula el trabajo y tengo ya muchos libros pendientes! ;)
Un saludo.

Humberto dijo...

Jesús, ¡no podrá quejarte de nosotros! Solo tienes que preguntar y aquí escribimos todos y damos nuestra opinión. Fantástico.

Pedro, si tengo ganas de "meterle mano" al libro, con tu crítica más. Muy buena.

Un saludo a todos (esta vez también para ti Pedro) :-)

Javier dijo...

Yo también reconozco que tras leer a Pedro me ha apetecido irme al Corte Inglés a pillármelo ya mismo, después recordé que tengo que seguir esperando xD

Una duda, para los que vivimos aislados en el mundo (Cantabria) y que nuetsras librerías (Corte Inglés) no cuenta con un gran catálogo, ¿cómo puedo hacerme con el libro cuanto antes sin pagar mucho más en gastos de envío? Miré en la editorial de Nowtilus online y es un follón, te redireccionan a los centro comericiales sin ayuda alguna, y con esta editorial ya tengo menos idea.

Jesús Hernández dijo...

Javier, seguro que lo tendrás muy pronto en la mesa de novedades del Corte Inglés; La Esfera de los Libros tiene una distribución excelente. Gracias por tu interés.

Pedro dijo...

Vuelvo de nuevo. Me siento algo incómodo ante tanto protagonismo (jeje) pero espero hacer buen uso de él.

Tema portada. Opinión personal. Evidentemente la Esfera ha puesto la que ha considerado más pertinente. Ojeando su catálogo online he visto que tienen todo un repertorio del tema, entre otras cosas (¿¿¿Cristina Tárrega???). Ahí no me meto. Pero teniendo en cuenta que por el enfoque, sobre todo por el dichoso enfoque, sería un libro que me llamaría la atención, la portada podría llegar a ser disuasoria. Yo habría escogido alguna foto, que debe haberla, de Goebbels haciendo alguna cosa rutinaria, como leer ceñudamente un libro; o mejor aún, una de Hitler y Speer ante la maqueta del Nuevo Berlín. Incluso, como opción alternativa, una de Leni mientras rodaba Olimpia.

Hasta ahí mi opinión. Por otro lado, aunque también referente a la portada, al verla un pajarito (más bien un pajarraco) me ha dicho que entraña una curiosidad que los entendidos deberían destacar a simple vista: ¿qué cruz lleva Goering en el nudo de la corbata?

Pedro dijo...

Tema libro. Aparte de que la edición es lujosa, los diferentes capítulos están rebosantes de curiosidades. ¿Sabíais que Barcelona también fue candidata a las Olimpiadas del 36?

Esta mañana leí uno de los capítulos más fascinantes: "la lucha contra el tabaco". Me ha dejado tieso, más que el capítulo de ecología (¿Göring ministro de Medio Ambiente? ¡Están locos estos romanos!).

Mientras tanto, estoy a la espera de ver si mis personajes favoritos aparecen en el culebrón: Riefenstahl, von Braun, Speer. Sin embargo, de esos tres sólo el último sale en el glosario de personalidades, así que temo que sólo acabo de soplar sobre un diente de león. Uno, que debe tener gustos raros.

También he devorado lupinamente el capítulo sobre el deporte y el de la prensa y la radio en el Reich. Completitos. Pero para completo, el de las Juventudes Hitlerianas, algo así como una versión deforme y grotesca de los boyscout.

También estoy al loro para discernir si el Reich era misógino o no, que es un tema que me intriga. Aunque información sobre las mujeres del Reich haberla, hayla, desearía que hubiera aún más. De momento ya se ve que los nazis tenían su versión de los que luego aquí sería la infame Sección Femenina, aunque quizá en capítulos venideros la balanza se incline hacia uno u otro lado.

De todas formas, tanto por lo que cuento -aunque lo mejor me lo callo- como por lo que busco, espero que os estéis haciendo una idea de lo que os espera. He de añadir, atentamente, que algunas cosas me han decepcionado, pero sólo por el simple motivo de que han sido una sorpresa y me hubiera gustado que Don Jesús hubiera alargado eternamente ciertos temas de mi especial interés.

Acabo por hoy y os cuento una cosa que no os han dicho. El libro trae fotos, algunas de ellas del archivo del autor y otras sacadas de váyase-usted-a-saber-de-dónde.

Gutten Nacht.

Ludovica dijo...

Pedro: misóginos no sé, pero machistas sí (Kinder, Küche, Kirche - que es lo mismo que decir niños, cocina, iglesia). Aunque claro, también cabe preguntarse qué se entendía por machismo en esa época.

Jesús Hernández dijo...

Hombre, Pedro, pues las fotos de "váyase -usted-a-saber-de-dónde" son compradas a una agencia de fotografías, que por cierto cobran una pasta por cada una...

coronel Sponsz dijo...

pedro, no se ve clara pero yo diria que es una cruz de caballero pour le mérite.

Humberto dijo...

La cruz que lleva Goering es una "Pour Le Mérite", como bien dice Coronel Sponsz. Se le concedió durante la Primera Guerra Mundial.

Felix dijo...

Me parece una tapa hermosa... cuando llegara a la Argentina ????

Gándara dijo...

Ya quedan dos días para el día D....

Ludovica dijo...

Ya queda un día...

Jesús Hernández dijo...

Ya quedan menos de 24 horas para la publicación del libro....

Bien, algunos de vosotros ya os habréis incorporado hoy al curro, espero que os hayan ido bien estos días de descanso. Los que vivís en Cataluña, Valencia, País Vasco, Navarra y no sé si alguna comunidad más todavía hoy estáis de vacaciones, así que a acabar de pasarlo bien.

Pues yo tenía trabajito para estos días, pero la verdad es que no me ha cundido mucho, el ambiente de relajación general no invita al trabajo individual, pero intentaré apretar entre hoy y mañana...

Pues venga, ya sólo quedan horas para el día tan esperado...

Joaquin dijo...

Hola qué tal? estuve viendo tu blog y tengo una propuesta para hacerte: 1, 2 , 3 , 4 euros (Sin importar la cantidad de visitas que tengas) por colocar un pliego de publicidad.
Es compatible con anuncios google y no es nada erótico ni pornografía.
Si te interesa comunicate!

Pedro dijo...

Pues sí, ya queda poco para la salida del libro al mercado.

En lo que a mí respecta, el libro me ha gustado, y mucho. Una compra segura: una edición bonita, un texto ágil y un contenido la mar de entretenido. Pero claro ¿qué iba a decir?

En fin, sigo defendiendo que incluso a los entendidísimos sabelotodo el libro les puede saber a poco. Encontrarán gracioso el anecdotario y la perspectiva. Las conclusiones son dignísimas y, tal como dije en otra ocasión, dentro del marco autoimpuesto por el autor para no hacer de él un caso inabarcable, el contenido es homogéneo y congruente. Por supuesto, hay muchos temas que requerirían más profundidad, pero a cambio está ese factor sorpresa que creo que hay pocos libros de tema del que puedan presumir. No es la biblia de la época, pero sí un gran aliado para enlazar aquí y allá y contextualizar semejante período histórico convulso, complejo, caótico y hollywoodeado. A los que sabéis del asunto, si os gustaron los anteriores libros de Don Jesús, éste os gustará más.

Al resto, como un humilde servidor, es muy posible que el libro les pirre de mala manera. Los capítulos sobre los congresos de Nuremberg y, en especial sobre el nazismo y el fútbol son majestuosos, soberbios y, corregidme si erro, dan fe que Don Jesús es un entendido y ha hecho un trabajo de documentación loable. He de reconocer que una vez empieza a sonar la Die Walküre y Polonia aparece en el mapa, el libro lucha por mantener su gracia, siguiendo firme -he aquí un gran mérito- al punto de vista civil. Yo hubiera añadido -por pedir- casi al final un clímax casi cinematográfico referente al Volkssturm, aunque sólo fuera para recompensar al lector por su empatía con los alemanitos. Sin embargo, a cambio, tenemos el capítulo "cara a cara ante el horror" que compensa ese deseo con creces.

También ahora he de hablar de las conclusiones. Si se me permite una sinopsis personal, vendría a ser algo así como "ahora que ya somos mayorcitos, que la 2ªGM ya está jubilada (65 años), va siendo hora de poder tener una visión menos prejuiciosa de los hechos. Los nazis eran los malos, y lo seguirán siendo siempre, pero al menos vamos a preguntarnos el porqué y, mejor aún, vamos a dejar una portezuela abierta a, ya no al debate histórico, sino a qué y a cuánto hace falta para regresar a 1933".

Gracias a todos por la atención y gracias a Jesús por la ocasión de tener la obra en las manos. Ha sido un placer que espero, enérgicamente, que se repita.

Jesús Hernández dijo...

Gracias, Joaquín, pero no me interesa tu oferta.

Y muchas gracias Pedro por tu reseña, ¡un saludo!