viernes, julio 22, 2011

Interludio. El final de Rudolf Hess



Bien, hacemos un break para comentar la noticia del desmantelamiento de la tumba de Rudolf Hess.

Como os podéis imaginar, en este blog no van a aparecer las opiniones al uso, y es muy probable que sólo aquí podáis leer que alguien se muestra totalmente contrario a esta medida que se ha tomado con nocturnidad (fue entre las 4 y las 6 de la mañana) y no sé si alevosía.

Aquí vemos el antes (arriba) y el después (abajo):



Por un lado, me satisface comprobar que la estupidez del espíritu de la "Memoria histórica" mal entendida, consistente en moldear la Historia al mejor estilo del 1984 de Orwell o directamente borrarla, no sólo es patrimonio nuestro, sino que los alemanes, tan serios ellos, han sucumbido también a la misma.

Si a lo largo de la historia se hubieran hecho desaparecer las tumbas de todos aquellos personajes que, por un motivo u otro, resultaban incómodos, hoy día no contaríamos con la sepultura de ningún personaje histórico de relevancia.

En el caso de Hess, se ha alegado que cada año acuden al pueblo grupos de neonazis con la intención de homenajearlo... Bueno, creo que ese encuentro anual es positivo por el interes que posee para los psiquiatras, debido a la alta concentración de personalidades psicopáticas, tanto por defender los postulados nazis como por tener de personaje de referencia a un perturbado como Hess. En todo caso, sería un asunto a resolver por las fuerzas del orden.

Pero en cambio se ha apostado por borrar todo vestigio del personaje. Puedo entender que quizás estuviera justificado trasladar la tumba porque las autoridades de este municipio estén hartas de servir de punto de atracción de neonazis, pero lo de incinerar los restos y arrojar las cenizas al mar -en lugar de entregarlas a sus familiares-, impidiendo así cualquier intento de autopsia en el futuro, me da mala espina...

Acabamos de ver cómo el análisis de los restos del presidente Salvador Allende han sido analizados, revelando que se suicidó y no que fue asesinado. Como sabéis, la versión oficial asegura que Hess se suicidó en la cárcel de Spandau colgándose de un cable de la luz... ¿qué hubiera podido revelar una hipotética autopsia?

La verdad es que el personaje de Hess no me atrae lo más mínimo; servil, acomplejado, completamente abducido por la personalidad de Hitler... a pesar de ser una persona manifiestamente inútil para desempeñar cualquier cargo de responsabilidad, llegaría hasta la cúpula del régimen por puro azar, de modo similar a algún caso cercano.

Pero aun así, su tumba y sus restos mortales eran historia viva -valga la paradoja- y por lo tanto había que intentar preservarlos. Supongo que ante un hecho como éste, los historiadores e investigadores del futuro se tirarán de los pelos, pero hoy día nadie se va atrever a discutir esa medida, en honor de lo políticamente correcto...

15 comentarios:

Moon Souru dijo...

Había oído algo de la noticia, pero no toda la historia.

Me da a mi, que los alemanes (y otros individuos) que no vivieron esa etapa de la historia se la quieren atribuir a ellos (por medio de lo que le han contado sus familiares o lo que les han podido enseñar), sin entender que la historia debe perdurar toda la vida, se haya sido un personaje bueno o malo (¿A caso hay algún personaje histórico bueno al 100%?)

Es una auténtica lástima que pase eso, ya parece como aquí en España, que quieren dilapidar todo resto que quede de memoria histórica así por las buenas, sin entender que hay cosas que deben quedarse para que aprendamos el "que no se debe hacer, como no se debe ser"

Algunos van a peor y sin respetar absolutamente nada =(...Lo peor es que lo debe pagar la historia todo esto

BRESSEND dijo...

PFFFF, va a cambiar la historia del personaje? o que los historiadores sepan que le mataron en Spandau, me parece ganas de remover nada mas.

Te escribo desde Alemania y a mi lo que me ha parecido cuerioso es ver en todos los periodicos a primera plana en letra 72 la noticia y habla todo el mundo XD

Nacho dijo...

Si lo que quieren es evitar reuniones de neonazis, este tipo de acciones las motivan. Dan más leña al fuego. Porque esto abona terreno para las teorías de la conspiración. Hay tantos interrogantes con Hess (Gran Bretaña aún no ha descatalogado los archivos secretos) que esta acción me parece un sinsentido.

No estoy de acuerdo contigo en que Hess no tenía valía. Durante el III Reich Hess fue el hombre que insuflaba la moral a los alemanes. Él se encargaba de un montón de asuntos sociales, era la voz de Hitler en muchos aspectos y el paño de lágrimas de muchos alemanes. Antes de 1941 era un jerarca muy querido por los alemanes. No lo debemos olvidar. Por otra parte, según se desprende de quienes le trataron en prisión y por la lectura de sus diarios: no estaba loco en absoluto. Su postura se me antoja digna de un hombre leal hasta la muerte a su Führer. A penas se dan ejemplos de tanta lealtad.

Saludos

Joaquín P dijo...

Hace poco he leído un libro titulado "El precio de la culpa", de Ian Buruma. [Abro paréntesis: cada vez que posteo un comentario aquí, recomiendo un libro. Parezco un bibliotecario. Cierro paréntesis]. Me ha gustado mucho: explica cómo Japón y Alemania han hecho frente a su pasado durante la posguerra. Según el autor, los alemanes todavía se sienten culpables por su pasado, y optan por eliminar todo lo que les resulta incómodo. No hay auténtico debate sobre el pasado, porque todavía levanta ampollas. Así que optan por borrarlo, para no tener que responderse a sí mismos preguntas incómodas. Creo que no es una buena manera de afrontar un trauma. Así no van a superarlo nunca.

El ojo de Casandra dijo...

El destruir historia no es nuevo, no se ha inventado en España ni en Alemania. En Roma existía la DAMNATIO MEMORIAE y en Egipto tenemos como uno de muchos ejemplos la muerte de Akhenaton y su posterior psicosis persecutoria. Supongo que el ser humano es así...

En cuánto al asunto Hess en sí, estoy totalmente de acuerdo con Nacho. Yo no simplificaría a un personaje como Hess porque también creo que tuvo su influencia y carisma y, sobre todo, hasta que no se explique su misterioso vuelo del 41. Hitler le tachó como loco de cara a la opinión pública y, por debajo, mantuvo a la mujer e hijo como marqueses. No sé...algo se esconde tras la figura de este tipo ya que sino no se entiende el tenerle en una prisión sólo tantos años y tan estrechamente vigilado. Y, efectivamente, su lealtad es muy digna de admirar.

Además en los interrogatorios, y posterior juicio, de Nuremberg se hace el lunático en momentos concretos, aduce amnesia y de repente recuerda...el porque de este extraño comportamiento ha dejado muchas hipótesis. Lo que se ha demostrado es que fue una obra de teatro...en la que ningún psicólogo negó su inteligencia.

Insisto en que los crímenes contra la humanidad y la barbarie más repudiable de los nazis se produce tras su vuelo y posterior captura. No pretendo mitificarle pero sí, como historiador, narrar los hechos como creo que realmente fueron.

Por supuesto respetando a los demás que este blog es un sitio serio y agradable para la diversidad de criterios.

Mario Tenorio dijo...

Me alegra que en pleno verano se suscite polémicas de esta envergadura. Opino que Hess tuvo su lugar en la cúpula nazi hasta que se le cruzó los cables al aceptar o simplemente hacer ese vuelo. Después, hasta el propio psicópata mayor del Reich, lo repudió.

El hecho de haber quitado de en medio la tumba del nazi es una solemne tontería, la historia no va a ser borrada por tal hecho. Las cenizas al mar supondrá que muchos neonazis mirarán suspirando a las aguas receptoras del tal inmundicia.

Y sobre “de modo similar a algún caso cercano”: ¿JH, no estaremos pensando en el mismo imbécil que todavía se cree Führer zombi de la progresía?, je, je.

Saludos desde el sur.

Alfredo dijo...

¿alguien recuerda una película cutre-mala que se podía alquilar en los primeros videoclubs de los 80, donde un comando intentaba rescatar a Rudolf Hess? He intentado buscarla
por todas partes, pero no consigo recordar el título de la película.

pedroboso dijo...

Totalmente de acuerdo con Ojo y con Nacho.

Aquí va mi teoría, y sin ser ningún historiador ni escritor, para mi es la que vale hasta que alguien (cuando se desclasifiquen todos los documentos secretos, quizás?) me demuestre lo contrario:

Hess no tenía de loco ni un solo pelo de sus pobladas cejas. Ni amnesia, ni gaitas.. Simplemente fue leal al régimen hasta el final. Engañado por el MI5 británico, creyó que podía conseguir una paz con Inglaterra. Asumió el riesgo de la operación y el vuelo, con conocimiento y beneplácito de Hitler, y salió mal... El precio a pagar fue el de quedarse solo y sin apoyos desde el Reich. Hitler hubiera quedado como un estúpido ante el mundo entero, si se hubiera demostrado que estaba al tanto de la operación. Hess lo asumió y jamás renegó de sus ideas o acciones ni reveló niguna información que pudiera comprometer al Reich.

Pruebas de sus crímenes no hay, pq de otro modo lo hubieran colgado en Nuremberg.

En Spandau. Asesinato o suicidio? Difícil saberlo, pero me inclino por la teoría del asesinato, los aliados debieron pensar que este llegaba a los 100 años...

Totalmente en desacuerdo con la exhumación. Tampoco están bien esas concentraciones de neonazis, pero como dice JH, habría que haber buscado otra solución alternativa y darles los restos a sus familiares, que están en su derecho y son personas como todos.

PD1: Ojo, ya le pasaré la foto a Jesús
PD2: Para cuando la exhumación de Stalin?
PD3: Nacho, que te han parecido las postales?
PD4: Y que será la próximo, la exhumación de Rommel y luego la del Baron Rojo?

Lorenzo "el Retronauta" dijo...

Muy de acuerdo con su post...

Javier dijo...

En España deberíamos exhumar las tumbas de los Reyes Católicos para seguir esta moda. Y quitar las estatuas de Franco. Ejem.

pedroboso dijo...

Alfredo, la peli que buscas es "Comando patos salvajes II" de 1985 y del Director Peter R. Hunt. No te molestes en buscarla pq no está editada, de momento, en dvd.

Sí está editada la primera parte, que es una producción italiana-germana, de 1984 con Lee Van Cleef como principal protagonista, pero no tiene nada que ver con la secuela. Peli bastante mala por cierto.

Espero haberte ayudado.

Alfredo dijo...

Pedroboso muchas gracias. Un saludo

Jesús Hernández dijo...

Disculpad, aplazo la próxima entrada hasta el lunes que viene.

Axl dijo...

¿No será que los vecinos lo han solicitado?
Imagino que aguantar a una tropa de nazis palurdos celebrando cada festividad nacionalsocialista o cada aniversario de algo que tuviera que ver con Hess tiene que ser bastante desagradable.

Luis Conde dijo...

Muy de acuerdo y muy oportuno tanto la entrada de JH como el comentario de pedroboso, bravo.
twitter.com/II_GM