miércoles, abril 25, 2012

QUÉ TONTO QUE SOY...

Bueno, amigos, pues ya acabé de leer HHhH, el libro de Laurent Binet sobre la Operación Antropoide. Y después de leerlo, me he dicho que qué tonto que soy...


Uno admira las obras que uno se ve incapaz de llegar a realizar algún día, o al menos, no sin un enorme esfuerzo. Me gustó EL TIEMPO ENTRE COSTURAS porque creo que tardaría bastante en procesar toda la información necesaria para poder escribir ese libro, o el ADOLF HITLER. UNA BIOGRAFÍA NARRATIVA de John Toland porque, aunque me veo capacitado para escribir un libro así, debería emplear entre tres y cinco años como mínimo para ello, y no digamos ya LA GUERRA DE HITLER, de David Irving, algo que ni soñando podría llegar a escribir algún día.

Pero después de leer HHhH, no puedo dejar de pensar que yo lo podría haber escrito, en un año más o menos y sin demasiado esfuerzo, a pesar de que el autor, en esta entrevista, dice que tardó diez años (!). Y digo que me siento un poco tonto porque, en vez de afrontar proyectos que me han requerido de un gran esfuerzo, y de los que estoy muy orgulloso (algún día se valorarán como merecen) pero que no han resultado demasiado fructíferos, podría haberme dedicado a escribir un libro como éste, con el que hubiera ganado el premio Goncourt y me habría colocado entre los primeros puestos en las listas de ventas.

Pero bueno, algún mérito debe tener este libro que no acierto a identificar. Si mucha gente compra un libro suele ser porque se lo han recomendado y, por tanto, debe haber gustado a otros. Si el libro tenía como objetivo narrar la operación para asesinar a Heydrich creo que con la última parte es suficiente. Debo reconocer que la descripción del atentado en sí posee una fuerza dramática que seguramente yo no habría logrado darle (la imagen de la guerrera volando o el Mercedes suspendido en el aire), pero el resto es prescindible. Y si el autor pretendía jugar con ese hecho del pasado para exponernos sus vivencias actuales, pues tampoco creo que haya avanzado por ese camino que podría haber dado mucho juego desde el punto de vista literario. Total, que el libro se mueve en un terreno de nadie que le deja a uno frío, al menos en mi caso.

Por cierto, aunque un despiste lo tiene cualquiera (yo colecciono bastantes), sorprende que en un libro que se ha tardado diez años en escribir aparezca en el capítulo 220 que "Goering promete que seguirán como una centella otros quinientos aviones" y luego "corre veloz a una cita amorosa con la diva del cine Lida Baarová", cuando de todos es sabido que quien estaba liado con la actriz checa era Goebbels.

Para saber cómo habría afrontado yo la narración de la Operación Antropoide, sólo hay que leer el capítulo que le dedico en mi OPERACIONES SECRETAS DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL. Si es mejor uno y otro planteamiento ya va a gustos, pero a mí, como no, me gusta más el mío; seguramente por eso nunca ganaré el premio Goncourt.

13 comentarios:

Javier dijo...

Van Gogh no vendió ni un cuadro en vida. Ánimo que tú ya has tenido más éxito que él.

Mario Tenorio dijo...

Hoy puede perder el Madrid, espero que te animes.

He encontrado un enlace en el que hacen enfasis en Hitler para hacer publicidad de tintorerías. El eslogan hace referencia a que es capaz de quitar cualquier mancha...

http://es.coloribus.com/archivo-de-publicidad-y-anuncios/impresos/dry-cleaning-hitler-12831155/

Saludos desde el sur.

Jesús Hernández dijo...

Pitoniso Mario... jeje, pues sí! Como véis, el post que he escrito esta mañana me ha quedado bastante sombrío najjo los efectos del bajonazo, pero después de ver lo que he visto ya estoy más animado... gracias, Mario!

lbo dijo...

Yo me enfrasqué con HHhH tras leer un artículo de Vargas Llosa muy elogioso: http://elpais.com/diario/2011/10/09/opinion/1318111211_850215.html

Y me gustó el libro. Aunque no domino el tema lo suficiente para saber dónde termina el "estado del arte" por así decir y donde empieza la investigación rigurosa que Binet ha efectuado.

De todos modos me permito señalarte que el error sobre Lida Baarová que atribuyes a Binet no es tal y corresponde a una cita del libro Europa Central de William T. Vollmann, que aparece en el libro entrecomillado. Aunque Binet no repara en que no era Goering sino Goebbels, el sentido de la cita -entiendo- se dirige más a la especulación de cómo Vollmann sabe tan sorprendentes detalles. Deja entrever que es un autor de los que mezcla ficción y realidad, algo a lo que Binet es particularmente escrupuloso.

Humberto dijo...

Bueno Jesús, ¡menuda crítica!

Creo que lo expresas de manera inmejorable.

Un saludo a todos.

Ivan Gimenez dijo...

Creo que en "HHhH" es más importante el proceso del autor para conocer los hechos que la narración de los mismos.
Intento explicarme, lo que cuenta es todo el proceso que hace el autor para poder narrar al final el atentado, y los problemas con los que se encuentra para construir ese relato. Por si no ha quedado claro en mi blog publiqué esta reseña
http://ivangimenez.com/2012/02/29/hhhh/

Saludos

pedroboso dijo...

Jesús, la cara de tonto se me ha puesto a mi, al ver tu crítica sobre HHhH; libro que compré con grandes expectativas (hay poco publicado sobre Heydrich) y tenía pensado buscarle un hueco en mi larga lista de espera.

Ahora siguiendo tu criterio, del que me fio totalmente, no me dan ganas de leerlo y tengo la impresión de que he tirado el dinero a la basura...

El de la costurera, se lo leyó mi mujer y le gustó, pero yo no me animo a leerlo la verdad.

Bueno crack, igual no tienes tantos premios, pero tus lectores saben de tu valía y el tiempo pone a cada uno en su sitio.

Saludos

Jesús Hernández dijo...

Pedroboso, léetelo.. ahora te gustará más porque tus expectativas serán menores... :D

A ver, no he dicho que el libro sea malo, quizás la reseña me quedó un poco siniestra porque fue la mañana siguiente al varapalo del Chelsea... Además, en mi valoración negativa entró también el inconfesable factor "cochina envidia" por el éxito que ha alcanzado este libro sin, creo yo, merecerlo.

Aunque Ibo creo que me ha dado la clave. También el libro SOLDADOS DE SALAMINA, que me pareció bastante mediocre, recibió un comentario elogioso de Vargas Llosa en El País y ahí inició su imparable despegue.

Lo que dices, Ibo, es cierto, pero no se entiende que Binet calle ante ese error y, por tanto, otorgue.

Iván, entiendo perfectamente lo que quieres decir... ese propósito resulta original y estimulante, pero creo que el autor tampoco avanza suficientemente en ese terreno, si lo hubiera hecho así podríamos habernos encontrado entonces con una gran novela.

Bueno, total, que nadie deje de leer el libro porque yo piense que no merece la pena...

Kordo dijo...

Bueno, como ya comenté en el post anterior, yo estoy con Jesús. Para mi, la 'novela' HHhH no es para tirar cohetes. De hecho, hacía tiempo que no me costaba tanto acabarme un libro.
Si para muchos, el hecho de ir narrando el proceso de documentación del autor para escribir el libro, es ser original e innovador, pues vale, no es nada nuevo para ningún escritor esto. Quizás sí plasmarlo para rellenar hojas y suplir de alguna manera la posible incapacidad para hilar una buena trama con todos esos datos y hacer de ello un best seller.

Por lo que he ido leyendo por ahí, no es tan generalizada la buena critica hacía 'HHhH'. Hay mucha gente que comparte la idea de que el autor se pierde con datos y anécdotas absolutamente prescindibles y aburridas.

Una opinión más.
Saludos

Yago dijo...

Jesús.. me gustó más tu capítulo. Es más el HHhH no terminé de leerlo.. no consiguió engancharme. Si hubieras escrito este quizás no hubieras escrito todo lo demás...

Roberto dijo...

Mostro!!! en tu critica se lee también el dolor de la derrota de Pep...se entiende..nosotros en Chile lo sentimos igual,una desgracia...

Ya vendrán los reconocimietnos y lo más probable es que sea con el relato que menos esperas!!

saludos

eduk dijo...

Hhhh es un media tinta insoportable. El autor busca documentación como si fuera a escribir un libro de historia pero no deja de rellenar huecos como hacen los novelistas.
No es una novela sobre cómo asesinaron a Heydrich, sino una novela sobre como un pedante escribe un libro sobre cómo asesinaron a Heydrich. Es mi opinión.
Como novelista es pésimo. Arruina escenas de gran tensión con disgresiones y comentarios inútiles. Vuela un auto por una bomba y, dice el autor, mientras esperamos que caiga les cuento que he leído... Increíble.
Nos hace leer dos hojas sin sentido y al final dice "Pero no nos ocuparemos de esto porque no tiene importancia". Ufffff, me hubieras avisado antes de leerlo.
Por otro lado, olvida detalles que saltan a la mente del lector, como por ejemplo dónde y cómo consiguieron las armas para el atentado y la defensa de la iglesia; y qué tipo de explosivo utilizaron para volar el auto, en la narración dice "bomba", muy genérico y en realidad hace pensar en una granada; más adelante aclara "bomba anticarro inglesa" que es totalmente inadecuada para el tipo de objetivo que se buscaba.
Pero bueno, ya está, ya lo leí. Que pase el que sigue.
Lo mejor del libro es la descripción de la defensa de la iglesia.
Si no lo compraron, no lo compren. No es un libro de historia. Y como novela es pésima.
Saludos desde Baires

nicolas161 dijo...

Pues la verdad es que a mí me pareció genial (desde el punto de vista literario, claro). Después de todo, nunca antes se había escrito una cosa similar.