martes, mayo 15, 2012

ELOGIO DE LA NAVAJA



Bueno, hacía tiempo que quería hacer este post, pero tenía dudas de la aceptación que podía tener entre el público y lo he ido postergando. Pero este fin de semana he decidido hacerlo.

Pues sí, esta entrada es para cantar las excelencias de un pequeño artefacto que podemos llevar en el bolsillo sin que nos demos cuenta pero que nos puede sacar de muchos apuros. Sí, ya sé que está mal visto llevar navaja hoy día, pero yo no quiero renunciar a sus ventajas.

Raro es el día que uno no echa mano a ella. El pasado sábado, por ejemplo, fui al McDonalds con el nene; yo me pedí el MacMenú del cuarto de libra; como estoy con la operación bañador, preferí comerme la hamburguesa sin pan, así que la saqué y me dispuse a dar buena cuenta de ella. Pero sólo contaba con el tenedor de plástico que dan para la ensalada, así que menos mal que en el bolsillo siempre llevo mi Victorinox Waiter:


Pues sí, más de una vez, ante los lamentables cuchillos con que los restaurantes dotan a sus clientes, y que hacen imposible pelar una triste manzana, he sacado la Waiter -causando alguna sorpresa-, pero he podido cortar lo que quería cortar. Y en casa de los amigos, donde inevitablemente uno tiene que rebuscar en los cajones de la cocina en busca de un abrebotellas para las cervezas, saco la Waiter y listos...

Seguimos; pues el domingo fui por ahí con la bici y antes de sacarla del maletero del coche me di cuenta de que se había salido el tornillo del guardabarros. Suerte que en el coche siempre llevo una multiusos china (por si me vuelven a abrir el coche, que el botín no incluya una Victorinox) y gracias a su destornillador de estrella pude superar el contratiempo.

Y bueno, si se trata simplemente de cortar una etiqueta o rasgar un envoltorio de plástico, y sacar la Waiter puede resultar excesivo, tengo en el llavero la Victorinox más pequeña, la Escort:


Y un sencillo elemento común a estas dos navajas, el palillo, también es muy agradecido en algunos momentos. Y sus pinzas, por ejemplo, las tuve que emplear una vez para extraer el aguijón de una abeja que había picado al nene.

En el llavero tampoco falta una pequeña linterna de un led, concretamente ésta de Dealextreme. A pesar de su precio ridículo, alumbra muchísimo y también me ha sacado de más de un apuro:


Para completar el equipo, no falta un pendrive en el monedero y, si voy a estar un par de días fuera de casa, una buena linterna y -si se preve barbacoa o salida al monte-, un buen cuchillo.

Y todo esto es mi equipo EDC, o Everyday Carry, un mundillo que cuando te metes en él te engancha un montón.

AQUÍ tenéis fotos y descripciones de algunos de estos equipos de superviviencia urbana en USA.

Y AQUÍ, el EDC nacional.

Pues nada, seguro que hay más de un seguidor del blog que comparte esta afición e iniciamos un interesante debate...





20 comentarios:

Javier dijo...

Vaya, yo cuando salgo de casa sólo compruebo llaves, móvil y cartera. Menos mal que aún no me he encontrado en una batalla espontánea con un oso sin mi Aitor King de bolsillo.

MacGyver sobrevivía con mucho menos.

Oye, una duda, ¿y cómo es que te ha dado por llevarte la ferretería a cuestas como si fuese una moda? Al menos es útil e interesante, me sé de algún amigo que siempre lleva encima su colección de billetes usados de tren porque dice que son su talismán ¿?

Mario Tenorio dijo...

Bah, un aprendiz de Mcgyver...XDXD.
Tendrás que añadir a tu equipo un tubito de Loctite, fundamental.

Saludos desde el sur.

Jesús Hernández dijo...

¡Ah, se me había olvidado otro elemento de mi EDC que me acompaña siempre! Pues es mi Kindle; desde que he comprobado que se adapta perfectamente al bolsillo trasero del vaquero, no salgo de casa sin él.

Por cierto, me estoy leyendo en el Kindle la biografía de Steve Jobs, de Walter Isaacson. Como salió poco después de su muerte, pensé que era una hagiografía y no le hice caso, pero ahora estoy con el libro y me está encantando, es muy ilustrativa. Ya lo comentaré cuando lo acabe.

Humberto dijo...

¿Y qué me dices del "tradicional" uso hispánico de la navaja, más comunmente llamada "faca cabritera"?

Mucho rollo suizo y soluciones a problemillas sin importancia. Se te ha olvidado el principal uso que esta gran herramienta siempre ha dado a los españoles.

Un saludo a todos.

Jesús Hernández dijo...

Tienes razón, Humberto, pero los prejuicios entorno a esta útil herramienta de uso diario aconseja utilizar una que resulte menos agresiva y más políticamente correcta; una navaja suiza cumpliría esta función.

pedroboso dijo...

Si es que, lo de la pasión por el tema bélico se tiene que reflejar en algún aspecto cotidiano de tu vida, je,je,je..

Vaya crack estas hecho..

Yo de las navajas no opino, ya que son herramientas que no utilizo.

Saludos

Jesús Hernández dijo...

Bien, como os decía, estoy leyendo la biografía de Steve Jobs y estoy alucinando con los paralelismos que van surgiendo entre la personalidad de Jobs y la de Hitler.

Si soy capaz de estructurarlos y argumentarlos, va a salir un post bastante interesante...

Mario Tenorio dijo...

Recuerdo a mi abuelo paterno abriendo la de Albacete para mondar una naranja.

En la actualidad, sólo se permiten llevar navajas con hojas inferiores a 11 centímetros.

Por cierto, en este mes cumplo tres años visitando este blog.

Saludos desde el sur

Humberto dijo...

Mario, las de Albacete tienen ventaja sobre las famosas suizas en que sirven para mondar naranjas, resolver problemas con el vecino pasando por ser un perfecto limpiador de honores.

¿o no?

Un saludo a todos.

Humberto dijo...

Jesús, que este tema es como el de las mujeres, ¡qué dónde esté una albaceteña que se quiten las suizas!

Jesús Hernández dijo...

Sí, pero cuidado hoy día con las navajas de Albacete... hay productores de ahí que han pasado su producción a China (!), como Martínez Albainox, pero que las venden como si fueran de Albacete.

Mario Tenorio dijo...

Cuidado con las choris de Albacete/China.

Saludos desde el sur.

Santy_RS dijo...

¡¡¡¡¡¡ Navajas de Albacete made in China !!!!..... ¿ terminaremos haciendo las espadas de Toledo en Taiwán ?.... ¿las latas de callos a la madrileña vendrán de Perú?.....

¡¡¡ feliz cumpleaños en este blog Mario !!!

Mario Tenorio dijo...

Gracias Santy_RS.

Ahora resulta que JH le va la ferretería, je, je.

Noticia al hilo:
http://www.abc.es/agencias
/noticia.asp?noticia=1169052

Saludos desde el sur.

Jesús Hernández dijo...

Sí, Mario, jeje.. no sólo de SGM vive el hombre.

Además de una buena colección de navajas y cuchillos, tengo también de relojes y linternas, ya hablaré de ello otro día.

Roberto dijo...

Jesús,

supongo que sabías algo de esto no??

A ver si le dedicas un entradita en el futuro.

http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=20-05-2012 0:00:00&SupplementId=2&BodyID=0&PaginaId=10

saludos,

Roberto

Jesús Hernández dijo...

Sí, Roberto, poco a poco se va rompiendo el tabú, pero falta todavía mucho para que se rompa por completo...

David Martín Morillo dijo...

Sin duda tienes más de un seguidor con afición por las navajas suizas, y aquí aporto mi granito de arena personal, con esta entrada referente al tema en mi blog.

http://lanavajaafilada.blogspot.com.es/2011/07/la-navaja-afilada-historia-sobre-llevar.html

Jesús Hernández dijo...

Muy interesante la entrada de tu blog, David, totalmente de acuerdo contigo :)

Bigol dijo...

Yo, desde hace muchos años soy un fiel usuario de navaja de Albacete. La primera vez que la sacas los compañeros te mirarn mal, incluso alguno te hace algun comentario despectivo y/o jocoso (que puede ir desde paleto a criminal).
sin embargo, al la larga, acaban pidiendotela para realizar algun apaño (normalmente temas frutales o algun cordel que se resiste).
Tambien es cierto lo de la fabricacion china... cosas de la economia de mercado, supongo.