martes, junio 04, 2013

OPERACIÓN CORNFLAKE



Bien, vamos con una entrada de ésas que justifica la existencia de este blog, ya que os voy a presentar un material de primera.

Como sabéis, el amigo Pedroboso, veterano seguidor del blog y a quien tuve el gusto de conocer cuando vino a Barcelona el pasado verano, posee innumerables piezas de museo del Tercer Reich, que espero pronto poder ir a verlas en vivo y en directo. Entre ellas, hay unas que corresponden a la Operación Cornflake (por cierto, el nombre de esta operación se suele encontrar en singular y también en plural, como en la Wikipedia).

Seguramente ya conocéis los pormenores de esta acción de guerra psicológica ideada por el servicio de inteligencia norteamericano, la OSS, la antecesora de la CIA, que se puso en marcha en la fase final de la guerra, cuando Alemania estaba prácticamente derrotada. El plan consistía en atacar desde el aire los trenes correo alemanes, arrojando también sacas de cartas conteniendo propaganda antinazi. De este modo, al reunir las sacas tras el ataque, el Deutsche Reichpost acabaría encargándose de distribuir esa propaganda entre los ciudadanos germanos.



Las direcciones de los destinatarios se obtenían de las guías telefónicas, y el falso remitente del sobre era un banco o algún organismo oficial. La propaganda podía ser una copia del diario Frankfurter Zeitung, que había sido prohibido en 1943, o del supuesto periódico clandestino Das Neue Deutschland. Los sellos fueron confeccionados en Suiza, y eran de 6 o 12 pfennig, con la efigie de Hitler. En el interior de los sobres se enviaban también los famosos sellos que todos habéis visto, en los que la cara de Hitler se convertía en una calavera, y en los que la leyenda "Deutsches Reich" se transformaba en "Futsches Reich" ("Reich acabado"). Además, tanto las sacas, las marcas postales y demás elementos eran copias exactas de las empleadas por el Deutsche Reichspost; para garantizarlo, la OSS interrogó a los prisioneros de guerra que habían trabajado allí.



La primera misión fue el 5 de febrero de 1945, cuando un tren correo fue bombardeado, curiosamente, en Linz, la ciudad austríaca en la que Hitler pasó su primera juventud. En total se llevaron a cabo diez misiones de este tipo, siendo la última el 31 de marzo de 1945. En total se arrojarían unas 50.000 cartas sobre Alemania.

Sorprende que la OSS dedicase tantos esfuerzos a esta operación cuando la guerra estaba tan próxima a su fin. De hecho, el efecto que produjo sobre la ciudadanía alemana debió ser muy leve, ya que al menos yo no he encontrado ninguna referencia. Ignoro, por tanto, la reacción que tuvieron los alemanes que recibieron esos envíos; supongo que la mayoría de ellos los destruyeron de inmediato para evitar alguna complicación. En todo caso, la Operación Cornflake resultó totalmente irrelevante para el curso de la guerra.

Pues si esta operación forma parte de la pequeña historia de la Segunda Guerra Mundial, el amigo Pedroboso posee una pequeña parte de esa pequeña historia. Sí, amigos, Pedroboso tiene entre su colección unos cuantos de esos sellos utilizados en la Operación Cornflake.

Aquí tenéis sus sellos. Primero, dos ejemplares del Hitler-calavera, uno dentado y otro sin dentar, junto a un sello auténtico para ver la diferencia. El alemán, de mejor calidad, es de un color rojo brillante, y los sellos americanos tienen un color rojo, más claro, a pesar de ser nuevos y con su goma original al dorso.




Y en segundo lugar, aquí tenéis dos hojas bloque, que presentan tres sellos originales de Hitler para ver también la diferencia.








Como podéis comprobar, un auténtico tesoro.

Por cierto, Pedroboso me ha hecho notar la similitud entre el Hitler-calavera y el personaje de Red Skull, enemigo del Capitán América.





¿Casualidad? El comic del Capitán América se creó en 1941 y el personaje de red Skull era un empresario estadounidense que en realidad era un agente nazi. Así que los dibujantes de la OSS tal vez se inspiraron en él para caricaturizar a Hitler, o quizás incluso dio la idea para crear esos sellos, a saber...


Pero, como he dicho, los Aliados no sólo imprimieron sellos de Hitler, también lo hicieron de otros dirigentes nazis, destinados a operaciones de guerra psicológica en la propia Alemania o en países ocupados, como Francia, Bélgica o Polonia. Pedroboso me ha pasado las páginas del catálogo filatélico alemán Michel en donde aparecen estos sellos. No se ve muy bien porque, curiosamente, aunque todo el catálogo Michel está editado en color, las dos páginas en las que aparecen esos sellos están en blanco y negro.

Aquí tenéis, por ejemplo, sellos con la efigie de Himmler:




Este otro, del gobernador general de Polonia, Hans Frank, fue utilizado por la resistencia polaca para enviar propaganda antinazi:




Y estos dos sellos son muy curiosos; hacen referencia a una inminente ocupación del Marruecos francés por parte de los alemanes. Fueron introducidos en Francia, es de suponer para que se extendiese la certeza de que eso iba a ocurrir y, por tanto, para que aumentase el sentimiento antigermano:




Y ésta es la joya de la corona del catálogo. Aunque el precio de la mayoría de estos sellos es asumible para un coleccionista, esta hoja bloque de cuatro sellos Hitler-calavera, pero de frente y no de perfil, cuesta la friolera de 36.000 euros:



Si os ha picado la curiosidad y queréis conocer más detalles sobre la Operación Cornflake y otras similares que llevaron a cabo los Aliados, os aconsejo que entréis AQUÍ.

Pues nada, espero que hayáis disfrutado también de estos trocitos de historia que nos ha brindado Pedroboso, a quien le doy las gracias en mi nombre y en el de todos vosotros.


13 comentarios:

Maktub dijo...

Interesante:

http://www.sofima-madrid.es/?q=node/24

Saludos!!

Mario Tenorio dijo...

La importancia de la propaganda es fundamental en tiempos de guerra. Esfuerzos tan significativos como los llevados a cabo en la Operación Cornflake es un claro ejemplo.

Enhorabuena a Pedroboso por su colección y a Jesús por la entrada. ¡Menudo colaborador te has buscado!

Saludos desde el Sur.

Jesús Hernández dijo...

Pues sí, interesante aporte, Maktub, gracias!

Y nada, Mario, aquí el mérito es de Pedroboso, pero gracias igualmente.

pedroboso dijo...

Jesús, gracias por la entrada, te ha quedado, simplemente, espectacular.
Para mi es un placer compartir con todos vosotros, algunos de estos tesoros y espero que guste a los seguidores del blog.
Un saludo a todos!

pedroboso dijo...

Gracias Mario y Maktub!

Kordo dijo...

Impresionante! Pedroboso cada día nos sorprende más con sus tesoros.
Como me gustaría también poder ver algún día su museo.
Chapeau por la entrada, Jesús.
Saludos!

coto maro dijo...

Un hombre declara en un juzgado con el uniforme Nazi.

Estoy seguro que ya conoces esta noticia, pero por si acaso.

Saludos

http://es-us.noticias.yahoo.com/video/un-hombre-acude-un-juicio-143739566.html

Jesús Hernández dijo...

Sí, lo había visto, Coto Maro, pero aprovecho para poner el enlace en el que se puede ver a este tipo de uniforme, AQUÍ.

Creo que ahora lo tiene un poco más complicado para recuperar la custodia de sus hijos.

Mario Tenorio dijo...

Hoy es 6 de junio. Como cada año soy el encargado de recordar la efemérides del desembarco en Normandía por parte de las fuerzas Aliadas. Un buen día para agradecer a esos hombres nuestra actual libertad y para ver pelis como EL DÍA MÁS LARGO o SALVAR AL SOLDADO RYAN u otras que se os ocurra. Tambien podemos hacer una visita virtual al D-DAY MUSEUM (http://www.ddaymuseum.org/) de Nueva Orleans.

¡Ah! como sabéis muchos, hoy es el cumple de mi hijo Jesús, 9 añitos. Este año no cuento la anécdota sobre su nombre fallido porque ya lo he hecho tres veces al menos, jeje.

Saludos desde el Sur.

Nacho dijo...

Pues ciertamente el amigo Pedro siempre nos sorprende con algo espectacular. La verdad es que estos sellos son una rareza impresionante.

El amigo Pedro de vez en cuando nos sorprende con sus valiosos objetos. Es de agradecer, por supuesto.

Un saludo a todos los seguidores del blog.

pedroboso dijo...

Gracias Kordo, gracias Nacho, lo dicho, para mi es un placer.
Un Museo del III Reich? No existe en nuestro país y es algo que me ronda la cabeza... pero igual genero algo de polémica, no? ja,ja A corto plazo no puedo, en un futuro ya veremos si tengo las agallas de intentarlo.
Mario como tu no lo dices este año, pues lo diré yo: Feliz Cumpleaños Jesús-Normando!!

Mario Tenorio dijo...

¡Gracias Pedroboso! ¡Eres un crack! Ja,ja,ja.

Saludos desde el Sur.

Ángel Gómez dijo...

Como Mario Tenorio ha mencionado la efeméride del día 6 de Junio, os dejo un enlace en el que en Esradio comentan alguna curiosidad sobre el desembarco (lo de los crucigramas yo no lo conocía, supongo que la mayoría de vosotrso sí).

Un saludo.

http://esradio.libertaddigital.com/fonoteca/2013-06-10/preguntas-a-la-historia-el-desembarco-de-normandia-59903.html