sábado, diciembre 06, 2014

COMPRAD EL NÚMERO DE DICIEMBRE DE MUY HISTORIA



Bueno, amigos, cómo sabéis, yo suelo hacer bastantes recomendaciones, aunque pocas veces os conmino directamente a hacerme caso... ésta es una de ellas.

La revista MUY HISTORIA ha sacado este mes de diciembre un número dedicado íntegramente al ASCENSO Y CAÍDA DEL III REICH.

Yo he tenido el honor de participar con un artículo sobre los primeros tropiezos de Hitler en la guerra, pero mi recomendación no viene sólo por eso, sino porque creo que han logrado confeccionar un trabajo muy completo y atractivo, que resulta de gran interés para los que quieran introducirse en el tema, pero que es también estimulante para los que ya llevamos leído un poquito sobre el particular. Por ejemplo, resulta impresionante el artículo dedicado al trabajo del fotógrafo Hugo Jaeger, con unas espectaculares fotos en color a toda página. Y todo ello, por lo que vale una ración de patatas bravas.

Total, que es un número que su sitio no está en el revistero, sino que ha de ir directo a la estantería con nuestros libros sobre el III Reich. Los que viváis fuera de España y querráis haceros con este número, creo que está disponible por 1,79 euros en la app de la revista.

Por cierto, me gustaría conocer vuestra opinión sobre mi artículo, en el que defiendo varias tesis. Por ejemplo, que la derrota alemana no se fraguó a partir de El Alamein y Stalingrado -a pesar de su innegable relevancia-, sino que comenzó con el fracaso de Seelöwe y, si me apuran, con la victoria táctica pero derrota estratégica en Noruega, aunque el factor decisivo sería la innecesaria declaración de guerra a Estados Unidos. Igualmente, en el artículo, considero que la derrota en Stalingrado no fue tan grave desde el punto de vista material y humano -aunque sí desde el moral-, ya que los alemanes conservaban todavía una fuerza colosal en el este, y que el auténtico punto de inflexión fue Kursk. Por último, pongo en la balanza Normandía y Bagration y, con los números en la mano, no habría color; esa ofensiva soviética (tan gigantesca como desconocida para nosotros -¿para cuándo una peli?-) resultó más decisiva que la invasión de Francia.

Pues espero vuestra opinión sobre el artículo y sobre el contenido de este número de la revista.

5 comentarios:

QuuicoM dijo...

He de darte las gracias porque he ido directamente a comprar la revista y he de decir que esta muy bien. Enhorabuena tambien por tu colaboracion.

psicodromo242 dijo...

He leído su artículo y me parece un buen resumen. Respecto a lo de Kursk,como punto de inflexión,para mi fue sin duda Stanlingrado.A partir de esa batalla,salvo la del paso de Kasserine,el ejército alemán fue siempre retrocediendo.Kursk lo que representó,fue olvidarse por siempre de recuperar el terreno perdido en invierno,con la pertinente ofensiva de verano.De cualquier manera, ni una ni otra,fue Waterloo,que eso si que representó un fin de campaña.
Estoy de acuerdo,que el principio del fin de la II GM fue la entrada de EEUU en el conflicto,así como la ley de Prestamo y Arriendo.
Esta Guerra,demostró que en el corto plazo, la superioridad del material y de la tropa/mandos,te permiten llevar la iniciativa,pero en el largo plazo la aplicación efectiva de las mejoras técnicas(ej.bomba atómica, o desarrollo del radar por parte de los aliados), unida al control de los suministros( la Wehrmacht nunca estuvo boyante de petróleo,y condicionó claramente sus planes de ataque,junto a que no es igual producir bienes siendo atacado,que como EEUU,que no le cayó ni una bomba en su territorio.La guerra civil nortemaricana,la ganó el Norte,precisamente por tener más industria que el Sur y poder mantener una guerra prolongada.
Gracias por su trabajo,Sr.Hernández.

Jesús Hernández dijo...

Pues estoy muy de acuerdo contigo, Psicodromo242, gracias, un saludo!

Rorrete dijo...

Jesús, el artículo muy flojito, lo leí el otro dia, y así, sin tenerlo a mano, que recuerde:

- Ocupar Noruega no fue una opción, sino una obligación. Los británicos y franceses ya estaban en marcha, sólo que se les adelantaron los alemanes. Imagínate una Noruega ocupada por los aliados: El suministro del hierro sueco cortado, el báltico un lago inglés, Kiel y todo el norte alemán bajo bombardeo constante...mal asunto para el Reich

- La Kriegsmarine era muy débil como para hacer frente a la Royal Navy, aún sin esas pérdidas. Además, la batalla de Inglaterra se decidió en el aire

- La orden de alto ya quedó hace tiempo claro que fue cosa de Rundstedt. El mejor libro que lo explica es el mito de la Blitzkrieg, de Frieser, que está en España publicado por Platea

- La declaración de guerra a EEUU también esta ya bastante explicada. Hitler sabía que tarde o temprano se las vería con EEUU. Japón era un hueso duro de roer, pero toda la potencia de EEUU concentrada en el pacífico podría hacer que fuera vencido muy rápidamente, y tras ello, todo el potencial norteamericano se volvería contra Alemania. Mejor hacer que dividiese sus fuerzas en ambos frentes, facilitar el ataque de convoyes en el atlántico y así dar tiempo para finiquitar a la Unión Soviética. Por ejemplo, Hillgruber en "objetivos de guerra y estrategias de las grandes potencias" lo explica muy lúcidamente

- Kursk hace ya bastante que quedó claro que no fue una super batalla de tanques, así que la cifra de 3.000 es mega exagerada. Y de decisiva nada, mas bien fue una victoria alemana. Decisivas en todo caso serian las sucesivas ofensivas soviéticas en ambos salientes

- La última ofensiva alemana no fue la de las Ardenas, sino la del lago Balatón

- Y por cierto, psicodromo242, no te olvides del palizón que Manstein dio a los soviéticos en Kharkov,

Saludos

Jesús Hernández dijo...

Rorrete, gracias por tu interesante aportación.

Un saludo!