lunes, febrero 09, 2015

EN LA TERTULIA DE LUIS HERRERO




Bueno, amigos, esto de ser juntaletras tiene algunas ventajas, y una es que tienes alguna posibilidad de hablar algún día con alguno de tus ídolos... Esta noche he tenido la suerte de intercambiar opiniones con un crack al que admiro desde hace mucho tiempo, el escritor Fernando Sánchez Dragó.

Todavía recuerdo aquel programa de TV que él hacía, Negro sobre Blanco, en el que entrevistaron a un "negro" literario, uno que escribe anónimamente para un autor famoso a cambio de dinero. El invitado estuvo de espaldas todo el rato... hasta que al final del programa lo mostraron... ¡y resulta que era un negro de verdad!

Como era guineano y hablaba español sin acento, no se advertía que fuera africano, así que la sorpresa era absoluta. Me pareció una ocurrencia genial.




Pues bien, esta noche me han entrevistado en la tertulia de Luis Herrero, en ES RADIO, y he compartido unos minutos, además de con mi admirado Sánchez Dragó, con José Luis Garci y Luis Alberto de Cuenca, para hablar de mi último libro, LOS MAGOS DE HITLER.



Aunque han sido apenas diez minutos, eso de darle alguna réplica a Sánchez Dragó es algo que contaré a mis nietos... aunque de momento me servirá para fardar con los amigos cuando nos estemos tomando una cerveza (tengo un amigo que es también fan de él).

Si queréis escuchar la entrevista, aquí la tenéis. Si la queréis descargar, clickad en el enlace. Yo intervengo a partir del minuto 7.00:





Espero que os guste, ya me diréis que os ha parecido.


6 comentarios:

pedroboso dijo...

Me ha encantado la entrevista Jesús, y has estado muy bien, argumentando todo y citando tus fuentes. Buenísimo lo de Garci hablando sobre los documentales de Leni R., se le notaba entusiasmado con su apunte cinéfilo.
Enhorabuena!!

Mario Tenorio dijo...

Hola a todos:

Me ha hecho mucha ilusión escucharte en mi emisora de cabecera y ante la plana mayor de la "Tertulia de Sabios" que lidera Luis Herrero, profesional que sigo desde hace décadas.

Por cierto, mi hermano es muy fan de Herrero y tiene una anécdota de cuando contaba con 16 años. Luis Herrero visitaba y realizaba su programa desde Cope Jerez y no habian invitado al público a presenciar la emisión nocturna. Mi hermano, ni corto ni perezoso, se fue a la emisora y se la encontró cerrada a cal y canto; empezó a tirar piedrecitas minúsculas a los cristales de un balcón hasta que salió alguien y le permitió estar durante la emisión. Recuerda que para no hacer ruido en el estudio, no se quitó el mullido anorak que llevaba y sudó de lo lindo. Cosas de chavales.

Saludos desde el Sur.

lbo dijo...

Lo bueno de abordar estos temas ante una tertulia como en la que interviniste es que todos sabían bastante del tema, y la conversación fue muy animada. Lo malo es que no sabían tanto como creían saber. Al menos a mí me lo pareció.
Y ahí creo que tu intervención fue inevitablemente un poco aguafiestas, en especial con Sánchez Dragó, a quien al parecer en los sesenta le había impresionado El Retorno de los Brujos. De todos modos, me sorprendió más Garci y su énfasis en las marchas con antorchas y su uso cinematográfico. Es cierto que el nazismo hizo este tipo de marchas, pero diría que es sobre todo Hollywood quien ha tratado de darles mayor relevancia de la que tuvieron. Recordemos sin ir más lejos a Indiana Jones en la última cruzada. Ya antes del nazismo se venían realizando este tipo de marchas nocturnas, al menos en los Alpes, y eran ahí una expresión de la cultura popular. Ni las inventó el nazismo ni respondían a una liturgia esotérica o ceremonia iniciativa y sobre todo ¡tenían poco aprovechamiento cinematográfico! Si vemos El Triunfo de la Voluntad las marchas nocturnas tienen ahí poca fuerza. Pues no era fácil con los medios de entonces conseguir buenos efectos de esas marchas. Nada que ver con las concentraciones diurnas en Campo Zepelin. A la luz del día, el seguimiento de la cámara a los movimientos de esa multitud están realmente conseguidos. Pienso por ejemplo cuando Hitler y Himmler atraviesan la esplanada para hacer la ofrenda o en la toma del mar de banderas (luego explotada en los juegos olímpicos). Quizá la llamada Catedral de Luz de Speer fuera impresionante en vivo y en su época, pero las imágenes que han quedado de ello tampoco lo reflejan.

Jesús Hernández dijo...

Muchas gracias, Pedroboso y Mario, y muy buena la anécdota...

Tienes razón, Ibo. No quise hacer sangre con El Retorno de los Brujos; el tomar eso como referencia de algo es impensable, no se pueden encontrar más tonterías juntas... Pero eso, fue una charla más que una entrevista, y creo que resultó entretenida para el oyente.

Onor dijo...

Un placer escucharte en un programa que sigo a menudo.
Lástima que entre todos no te dejaran hablar más, pero estuvo muy bien.
Un saludo

Jesús Fernández de la Puebla Díaz-Pavón dijo...

Me ha gustado mucho tu intervención, querido Jesús. Echo en falta que te hayan dejado más tiempo para hablar. Pero ya sabemos cómo son estos señores: brillantes, pero acaparadores.

Un saludo.