lunes, abril 03, 2017

RECREANDO LA BATALLA DEL BOSQUE DE HÜRTGEN




Bien, amigos, vamos con mi divertido fin de semana. Para muchos, un finde de marcha es lo que se suele entender por eso, pero para mí y otros locos más, pocas cosas pueden ser más marchosas y divertidas que participar en el rodaje de un documental sobre la batalla del bosque de Hürtgen.

El factótum de este proyecto es un amigo, el director de cine Laureano Clavero, del que ya os he hablado en alguna ocasión, y del que me declaro fan absoluto. De energía inagotable, no para de idear nuevos y estimulantes proyectos, a los que nos sumamos con estusiasmo.

Pues este fin de semana ha realizado el rodaje de un cortometraje documental que se titulará HÜRTGEN. INTO THE MUDDY BATTLE. El título es en inglés porque el corto tendrá distribución internacional y será presentado a concurso en varios festivales.

He tenido el honor de participar como asesor histórico y, además, apareceré entrevistado para hablar de la batalla.

Aquí tenéis alguna imagen tomada antes y durante la entrevista.




Y aquí está el otro asesor, Pere Cardona, del blog Historias de la Segunda Guerra Mundial, durante su entrevista.



Para dramatizar la batalla, se rodaron varias escenas de acción. Para ello se contó con la colaboración de los recreadores de la First Allied Airborne Catalunya, habituales en los proyectos de Clavero, en el papel de los soldados norteamericanos de la 28ª División de Infantería. Como siempre, cumplieron su misión con un sobresaliente.

Esta vez la novedad fue la presencia de alemanes, los integrantes del grupo de recreación histórica Hohenstaufen Spanien.

Tengo que deciros que disfrutamos mucho de estos nuevos amigos. Durante los preparativos, estuvimos charlando con ellos y nos dieron una lección magistral de cómo era el soldado alemán, más allá de lo que suele venir en los libros de historia. Por ejemplo, descubrimos que los alemanes fumaban los cigarrillos con la punta de los dedos, mientras que los americanos los fumaban sujetándolos por la parte media de los dedos.

También nos mostraron la manera exacta que tenían estipulada los alemanes para realizar el movimiento del cuerpo a tierra, o cómo debían patrullar en terreno abierto, en bosque... En unos minutos, aprendimos más que en muchas horas de lectura.

Aquí está el director escuchando atentamente mientras nos explicaban todo esto. Detrás suyo, el productor, Sergio.



Pues sobre el resultado del rodaje, mejor nos esperamos a las primeras fotos que vaya publicando el propio director en su página de Facebook de MIRASUD PRODUCCIONES. No os las perdáis.

Pero, de momento, como aperitivo, vamos con algunas fotos que tomé ayer. En estas recreaciones intento reproducir el tipo de imágenes que se tomaban en la época. Para ello utilizo un objetivo chino barato para videocámaras de vigilancia, el Fujian 35mm, y un objetivo ruso antiguo, el Helios-44 de 58mm, ambos con adaptador a mi cámara Sony sin espejo.

Después, he editado un poco la imagen, jugando con la saturación y el tinte de color para tratar de conseguir el tono de las fotos de la revista Signal.

Aquí tenéis el resultado.









Y aquí, a punto de darles una sorpresita a una incauta patrulla norteamericana. Así, es normal que a los muchachos de la 28º les diesen para el pelo en Hürtgen...



Pues quedamos a la espera de que Clavero comience a publicar las primeras fotografías, las buenas de verdad.

Para el cortometraje habrá que esperar un poco más, seguiremos informando.



3 comentarios:

Petit dijo...

¿ 9.ª División Panzer SS Hohenstaufen?, En algunas fotos se puede apreciar el águila de la WH en el pecho, ¿estaban recreando otra unidad?

saludos

Otto Rettinger dijo...

Se trata del Grupo de Reconstrucción Histórica Hohenstaufen, no la 9ª División Panzer SS Hohenstaufen.

Saludos!

Daniel Blasco dijo...

Lo que siento sólo puedo definirlo como envidia cochina.
Al menos compartiendolo con todos nosotros nos haces un poco partícipes. ¡Gracias!
Recomendación un poco «heavy» para todos. El último fin de semana en la localidad belga de Mons, cerca de Waterloo y Charleroi, se celebra la recreación llamada «tanks in town». Garantizo desmayos de placer desmedido.