jueves, abril 06, 2017

UN LIBRO DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL QUE OS GUSTARÁ Y OTRO QUE OS ENCANTARÁ, O ESO CREO






Bien, amigos, vamos encarando el fin de semana, con la vista puesta ya en la Semana Santa. La verdad es que, para mí, van a ser unas vacaciones inoportunas, ya que estoy en una fase creativa efervescente y, tras uno de estos parones, es como volver a poner en marcha una central nuclear.

Pueden pasar varios días o más de una semana hasta coger de nuevo velocidad de crucero, pero qué se le va a hacer, perderé el tiempo ahí tomando el solecito en la playa, qué remedio, y lo digo sin ironía.




Pues vamos con dos recomendaciones librescas, las dos obras que acabo de leer. Una es LA OTRA HISTORIA DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL, de Donny Gluckstein. No me atraía mucho el libro, más sabiendo que el autor es un historiador marxista. Yo estoy todavía traumatizado por la asignatura de Historia que di en 1º de BUP (equivalente al actual 3º de ESO, me parece).

A mi entonces ya me gustaba la Historia, y esperaba aprender cosas. Pero resulta que entonces la asignatura era únicamente historia marxista, todo aquel rollo macabeo de los medios de producción, el excedente, la plusvalía y demás. Pero nada de Julio César, Napoleón o Hitler. Yo no entiendo como entonces en España, que mandaba la UCD, podía haber esos infectos planes de estudios que sólo servían para hacer perder el tiempo a la gente y extinguir cualquier interés por la Historia.

Si ése era el objetivo, en mi caso casi lo consiguen, porque a partir de 2º de BUP escogí ciencias puras.



Bien, como el autor del libro es marxista, yo ya estaba con la mosca tras la oreja. Aun así, dejándome llevar por el instinto, me atreví con su lectura y tengo que reconocer que me ha gustado bastante. Su tesis, un poco a lo bruto, es que los Aliados occidentales (deja a un lado la URSS...) les importaba un pito luchar contra el fascismo, la libertad, e incluso para evitar que matasen a los judíos. Sólo les movían ánimos imperialistas.

Pues, a lo largo del libro, expone bastantes pruebas de que, hasta cierto punto, pudo ser así. No es una tesis descabellada. Naturalmente, el libro tiene bastantes puntos flacos, al pasar por alto el papel de la URSS, que acabaría ampliando su imperio a la mitad de Europa. También habla de la "guerra popular" como un todo, cuando en cada país era una cosa diferente. ¿Los guerrilleros ucranianos que lucharon contra los soviéticos eran "guerra popular"? Muchas cuestiones que el señor Gluckstein se limita a ignorar para que no le estropeen su brillante tesis.

Aun así, como digo, creo que vale la pena leerlo porque te ofrece una visión de la Segunda Guerra Mundial muy diferente de la que estamos acostumbrados.




Y vamos con la segunda recomendación, A TODA MÁQUINA RUMBO A SMOLENSKO, del famoso escritor norteamericano Erskine Caldwell. He dicho lo de famoso con segundas, ya que, a pesar de que sus libros vendieron 18 millones de ejemplares en USA, y su obra La parcela de Dios vendió dos millones más que Lo que el viento se llevó, en España es prácticamente desconocido. De hecho, yo no había oído su nombre hasta que me tropecé con este libro.

Parece ser que A toda máquina rumbo a Smolensko se publicó en Argentina en 1943, e imagino que está más que descatalogado. A mí me lo pasó un amigo que lo encontró por la red. Se ve que alguien se ha molestado en transcribirlo a formato epub, lo que, en este caso concreto, hay que agradecer.

Si no lo encontráis, pedídmelo por mail, a jhermar (arroba) hotmail.com, poniendo "Smolensko" en el asunto, y os lo envío con mucho gusto.




El libro es una auténtica delicia. Son las andanzas de Caldwell y su mujer, la fotógrafa Margaret Bourke-White, en Moscú, a donde llega como corresponsal de guerra. Caldwell no esconde su admiración por los soviéticos y por Stalin, una admiración un tanto ingenua a la luz de los acontecimientos, pero que entonces era normal entre los Aliados occidentales.

Pues Caldwell explica lo que ve, y trata de penetrar en el pensamiento del pueblo ruso al verse atacado por los alemanes. Lo que más me ha gustado es su finísimo sentido del humor, que, por desgracia, lo vierte con cuentagotas. Leyendo el libro en el tren, no pude evitar reír a carcajadas con uno de sus pasajes.

Lo único que no me ha gustado del libro es que se hace muy corto, apenas son 135 páginas.

Pues ya tenéis dos recomendaciones para leer esta Semana Santa, que los disfrutéis.

Y por último, por si todavía no la habéis leído, AQUÍ tenéis la entrevista que me ha hecho la revista literaria Pliego Suelto para hablar de mi último libro, ¡Japón ganó la guerra!.



4 comentarios:

rafael granados rodriguez dijo...

¡Estimado Jesús!:

El libro de Glukstein, tiene numerosos errores e imputaciones falsas contra la URSS, como la naturaleza del pacto molotov-Ribentropp, los sucesos de Varsovia de 1944, el final de la guerra, etc.

Glukstein es trotskista acendrado( hijo de un importante trotkista británico de los 70,Tony cliff) y escamotea toda la evidencia que no encaja en su "paradigma trotskista".

Un procedimiento que carece de lógica y que es una aberración metodológica, pero que viene siendo bastante habitual en este campo.

El libro ha sido incluso críticado por otros colegas trotskistas, por ejemplo su concepto de "Guerra popular".

Conozco a Glukstein por un libro que publicó sobre Bujarin en 1994, es malo y está lleno de errores y omisiones deliberadas.

Los libros trotkistas se publican en buenas editoriales, y no por su gran calidad investigadora, sino porque encajan perfectamente en el "paradigma anti-stalin"( y por añadidura en el antisoviético) y porque son aceptables políticamente dentro de la izquierda realmente existente(por supuesto IU y PODEMOS).

Un claro ejemplo es la editorial "pasado y Pesente", que ha publicado :

*Chris Bambery:Historia de la segunda guerra mundial(2015)

*Neilk Faulkner:De los neanderthales a los Liberales (2014).

De Neilk Faulkner también se va a publicar en los próximos meses una historia de la revolución rusa.

Es claro que Gonzalo Pontón, responsable de la editorial y su amigo Josep fontana, han sido siempre trotkistas y son los mejores respresentantes de la "New Left" en España.

Un saludo muy cordial.

Jesús Hernández dijo...

Hola, Rafael,

Pues pensé que este libro contaría con tu aprobación, pero veo que no valoré el componente trotskista.

Gracias por tus siempre interesantes aportaciones, un saludo.

rafael granados rodriguez dijo...

Me gustaría aclarar algo,Jesús: yo no critico a estos autores porque sean ideológicamente trotskistas, sino por la calidad de la investigación, hago lo mismo con todo el mundo independientemente de su filiación ideólogica, es el procedimiento más objetivo de encarar cualquier analísis crítico de una obra, es decir el método histórico-filógico que se remonta al menos al Renacimiento.

Yo por ejemplo tuve como profesor al superderechista Ricardo de la Cierva y mis críticas hacia él son por la calidad (mala) de sus investigaciones, no por sus creencias ideólógicas, incluso admito que algunos de sus libros son bastante aceptables dentro de los parámetros en lo que se movía.

Lo mismo puedo decir de Carlos Seco Serrano, también muy de derechas, pero que publicó cosas muy buenas e interesantes( de hecho, era muchisimo mejor investigador que De la Cierva).´

Y Hay autores de izquierdas, que publican cosas muy erróneas y se podría decir lo mismo.

Un saludo.

rafael granados rodriguez dijo...

Quizás ya cite en otra ocasión, de otro autor Alexander Anievas, de la univeridad de Connetticut, también es marxista y filotrotkista y ha analizado las guerras mundiales desde una perspectiva de la "larga duración".

Es interesante, pero no hace investigación primaria sino que se basa en fuentes secundarias.

*https://uconn.academia.edu/AlexanderAnievas

*http://polisci.uconn.edu/person/alexander-anievas/


Un saludo.