sábado, febrero 11, 2006

Nixon en la marina



Una de mis anécdotas preferidas de la Segunda Guerra Mundial es ésta:


Al entrar Estados Unidos en la guerra, el futuro presidente Richard Nixon (1913-1994) ejercía como abogado. Se alistó en la Marina, pero como simple asistente, estando encargado de servir comida a la tropa, asando hamburguesas y despachando cervezas en la cantina. La paga que le correspondía por su labor era mínima, pero aún así, cuando acabó la guerra, había conseguido ahorrar 10.000 dólares de 1945.

¿Cuál fue la razón de este rápido enriquecimiento? Nixon era un consumado jugador de póker y no tenía muchas dificultades para desplumar a sus compañeros. Lo que no sabemos es si ya entonces hacía honor al sobrenombre que se le adjudicó durante su presidencia: Tricky Dick ("Dick el tramposo").