jueves, agosto 17, 2006

¡Heil Günter!

Sin duda, el tema del año en el campo de las noticias relacionadas con la 2GM es la confesión del escritor alemán Günter Grass de que formó parte de las Waffen SS. Se está escribiendo mucho el tema y no voy a repetir aquí todo lo que ya se ha dicho.

Considero que, pese a que Grass no es santo de mi devoción, hay que aplaudir que haya reconocido un error, aunque sea con décadas de retraso, porque eso es algo que hoy día no se prodiga mucho. En cambio, parece ser que nuestra sociedad reconoce al que persiste en el error y no lo reconoce.

Las últimas noticias sobre la cuestión son lamentables:

"Un legislador del partido de gobierno en Polonia demandó el lunes que el premio Nobel Gunter Grass renuncie a su ciudadanía honoraría de su poblado natal de Gdansk, al señalar que ninguna ciudad polaca puede honrar a un ex miembro de la SS de Adolfo Hitler.

Jacek Kurski, del conservador partido Ley y Justicia, habló luego de que el escritor alemán reconociera en una entrevista publicada por un diario el sábado que fue convocado a los 17 años a una división de la Waffen-SS, brazo armado de las temidas fuerzas paramilitares de Hitler.

"Si esto hubiera sido sabido por los miembros del concejo de la ciudad de Gdansk en 1993, cuando le dieron la ciudadanía honoraria a Gunter Grass, entonces él nunca hubiera recibido ese título", dijo Kurski durante una conferencia de prensa en Gdansk.

"Sería bueno que Gunter Grass renunciara voluntariamente a la ciudadanía honoraria de Gdansk", quien representa a esa ciudad del Báltico en el parlamento. "Ningún miembro de la Waffen SS puede ser ciudadano honorario de una ciudad polaca".

El ex presidente Lech Walesa, ganador del Nobel de la paz, expresó que Grass debería renunciar a su ciudadanía voluntariamente, de acuerdo con una entrevista publicada el domingo.

"Tuve la suerte, en mi calidad de premio Nobel proveniente de Gdansk, de no haberlo conocido. Eso me salvó de tener que darle la mano. Hoy, nunca se la estrecharía", dijo Walesa en otra entrevista, publicada por el diario Dziennik el lunes.

También se está hablando de retirarle el Premio Nobel, pese a que parece ser que esto sería imposible.

Para los que preguntan por qué Grass no ha confesado antes, aquí están la respuestas.

3 comentarios:

Kimi dijo...

Respecto a este tema soy de los que piensan que no se puede juzgar al pueblo aleman (en este caso a Grass) por dejarse llevar por la corriente de la sociedad (si, es triste) pero que levante la mano quien hubiera nadado acontracorriente.

Sensorama dijo...

Hola!: Creo que este escandalo es muy ilustrativo de la idiotez de nuestra sociedad. Durante esa epoca en Alemania era obligatorio prestar servicio bien en el ejercito o bien en los distintos grupos existentes. Incluso las SS estaban muy bien consideradas por entonces. La mayoria de sus integrantes ignoraban los crimenes. Todos los que critican la postura de Grass a buen seguro hubieran formado parte de las SS en su momento. Y me temo que con peores intenciones... pero ya se sabe que es muy "guay2 criticar desde una comoda optica historia. Saludos

poquetacosa dijo...

Todo el mundo sabe que los bichos más destructivos del mundo son los políticos y los demagogos.

En fin...