lunes, noviembre 27, 2006

En la clandestinidad de París

Vamos con la anécdota que viví en París. En mi último viaje hice una batida para buscar libros sobre la SGM pero no encontré prácticamente nada. Como sabéis, a los franceses no les gusta nada recordarla porque su actuación no fue demasiado lucida. Sorprende ver la sección de SGM en el FNAC de París, porque es muy escasa. En cambio, en cualquier librería de Londres hay para parar un tren...

Otra cosa curiosa es que en Francia no se puede reproducir el símbolo de la esvástica, por una absurda ley. La consecuencia es que en las cajas de las maquetas de aviones las esvásticas de la cola del aparato están censuradas con un círculo negro. Los que hayáis hecho maquetas recordaréis que los aviones de la marca francesa Heller no llevaban entre sus calcomanías la esvástica de la cola y tenías que buscarte la vida. Lo ridículo de esta norma se demuestra en que, en el marché aux puces (mercadillo) de París hay uniformes alemanes (supongo que de los sobrantes del atrezzo de alguna peli) con todos los detalles, pero la esvástica que hay debajo del aguila nazi va tapada con una pequeña pegatina negra (!).

Pero lo más curioso es lo que me pasó deambulando por una calle cercana a la Place de la République. Vi una tienda de maquetas de trenes y coches y estuve mirando el escaparate. Pese a que no paraba de entrar gente, la tienda desde fuera parecía vacía, así que entré a fisgonear. Resulta que lo de las maquetas era una tapadera; lo importante era la trastienda, de un tamaño mayor que la tienda y en la que había estanterías y mesas con libros de la SGM , pero nada de libros nazis, sino sobre uniformes de la Wehrmacht, sobre la Luftwaffe, insignias, el frente ruso, etc. Allí dentro habían por lo menos 15 tíos y alguna tía ojeando los libros sin que nadie cruzase las miradas, como si estuviéramos todos en la clandestinidad. Algo impensable en el siglo XXI, pero cierto.

1 comentario:

Sensorama dijo...

Hombre, siempre me pregunto cómo se las ingenian los franceses para rodar una pelicula en donde salgan cruces gamadas sin violar la ley. Hay leyes absurdas que no se pueden cumplir. ¿Y si en tu ordenador tienes miles de svasticas? Al fin y al cabo internet es libre y existen millones de svasticas. Un saludo.