miércoles, abril 25, 2007

Cuidado con lo que tenéis en casa....

Bueno, cuidadín con lo que tenéis en casa, chavales!
O si no mirad lo que le pasó el otro día a un pavo que se llama Aitor R.E. de 20 años, de aquí de Barcelona. Los Mossos d´Esquadra (la policía autonómica) lo detuvieron el pasado miércoles "como presunto responsable de una importante web de apología del nazismo y el genocidio que permitía la descarga y consulta de libros xenófobos y de videos dedicados a los líderes del Tercer Reich", según informó la policía catalana.

Pues se ve que en esa peligrosa web podías bajarte vídeos sobre Hitler y Goebbels y también el "Mein Kampf". En el registro de la vivienda del chaval encontraron también peligrosa documentación como "fotos de dirigentes del Tercer Reich y dibujos manga de chicas vestidas con el uniforme de la Werhrmacht" (!!!), como la portada de Signal que sale arriba. Sí, sí, textual, esto sale en el informe oficial de la poli y supongo que formará parte de los cargos que le leyó el juez. Además, se ve que tenía "armas simuladas, una carabina de balines y armas blancas".
Sobre la detención del Aitor este no digo nada; como decía Clint Eastwood -creo que en la mítica El sargento de hierro-, "las opiniones son como el culo, cada uno tiene el suyo". Pero esta noticia supone que debéis hacer una buena limpieza en casa. Yo ya he tirado al container mi ejemplar del Mein Kampf que compré hace veinte años (por cierto, un libro que en Barcelona puede comprarse tranquilamente en el mercado de libros de segunda mano del mercado de San Antonio), los Diarios de Goebbels (con lo que me costó conseguirlos, snif), la foto de unos soldados alemanes en las Ardenas que tenía en la mesa del ordenador, los machetes que compré en Kenia, una bayoneta yugoslava, la pistola de vaquero a la que despinté el botón rojo para que pareciera más auténtica y diré a mis padres que se deshagan rápidamente de mi carabina de balines que tengo allí. ¡Ah! Y la maqueta metálica de un Tiger que pillé de oferta en el kiosko también la he tirado por si acaso.

Así que hacedme caso y no os metáis en ningún lío...

4 comentarios:

Marcos dijo...

Desde un punto de vista jurídico, resulta difícilmente justificable la noticia en sí, teniendo en cuenta los resultados obtenidos en el registro domiciliario, es decir, nada.
El art. 607.2 del Código Penal establece que "La difusión por cualquier medio de ideas o doctrinas que nieguen o justifiquen los delitos tipificados en el apartado anterior de este artículo (genocidio), o pretendan la rehabilitación de regímenes o instituciones que amparen prácticas generadoras de los mismos, se castigará con la pena de prisión de uno a dos años".
Por tanto, tener en casa objetos relacionados con el nazismo (o por extensión, de cualquier otro régimen político que haya perpetrado genocidios, léase el comunismo, aunque ningún policía, fiscal o juez se haya atrevido todavía a abrir unas diligencias penales por apología del comunismo) no es un acto penalmente punible si no son materiales para realizar difusión.
Lo que sí es punible es lo de la página web. Y por lo que he leído en la prensa (aunque por lo general, lo que se publica en los periódicos poco tiene que ver con lo sucedido realmente en lo que se refiere a temas policiales o jurídicos), este muchacho tenía una web en la que se mostraban contenidos que, según la policía, hacían apología del nazismo y, por extensión, del Holocausto.
Esto es la teoría. Habrá que ver lo que tenía colgado de Internet este personaje porque, por otra parte, el criterio jurisprudencial para este tipo de delitos es extremadamente restrictivo (ya que entran en conflicto directo con un derecho fundamental que es la libertad de expresión) y exige que quede muy claro yanto el ánimo de difusión como las mencionadas ideas.
Pero lo que me parece patético es el hecho de que se haga público el resultado de la diligencia de entrada y persquisición en el domicilio del sujeto en cuestión cuando ninguno de los objetos que se relacionan como incautados es una prueba del delito en sí mismo. A ver lo que le encuentran en el disco duro del ordenador.

Vitike dijo...

Madre mía, pues como entre los libros y las miniaturas pintadas, entre las que hay varios alemanes... estoy condenado.

Espero que un poster de propaganda aliada me salve de la cárcel :)

A veces es duro justificar ese libro que está en la estantería y que tiene en el lomo SS o Gestapo. Pero bueno, confiemos en la amplitud de miras de los jueces.

Saludos.

Nacho dijo...

Bien, pues yo no me voy a desprender absolutamente de nada. Tengo tres ejemplares del Mein Kampf (porque por increíble que parezca las traducciones son completamente diferentes), figuras de Hitler compradas en tiendas, cruces gamadas compradas legalmente... ni siquiera he hecho nunca apología de nada. Me gusta tener ese material y punto. ¿Un historiador no puede tener todo eso para documentarse? De hecho lo tienen... no hay biografia de Hitler que no comente el Mein Kampf... por lo tanto todos los biografos de Hitler son delincuentes. Todo esto es tan absurdo... Jesus: sinceramente creo que te has precipitado tirando eso al container... aunque entiendo que tienes que mantener una reputacion porque eres escritor y no quieres meterte en líos... aunque conociendonos a los freakis de la IIGM estoy seguro de que no lo has tirado je je y lo has guardado en tu camarote...saludos

Lovecraft dijo...

Hombre!Entiendo que lo que dijo Jesús de tirar sus libros y demás era una coña no?je je anda que si tuviese que tirar yo cada libro donde saliese Hitler,la esvástica etc etc,me quedaba sólo con los de cuando era "guaje"(lo digo porque muchos libros de los que tengo-a pesar que mis intereses son más de la gran guerra- son de la IIGM,el III Reich,las SS etc etc)

Por lo demás,me suena con los Mossos de Escuadra(es así?)ya dieron varios "golpes de mano" de este tipo no?Me suena lo de la librería Europa esa de Barcelona y alguna cosa más.

En cuanto al "Mein Kampf" yo yambién tengo dos y la diferencia entre ambos es abismal:tanto de tamaño como de calidad del libro.