viernes, junio 15, 2007

Adiós, Kurt Waldheim

Ultimamente, como podéis comprobar, no pongo noticias bélicas, no sé si porque no encuentro ninguna suficientemente interesante o es que estoy en baja forma y no sé encontrarlas, y hablo de fútbol, que es muy socorrido.

Pero hoy he visto una que si creo que merece la pena comentar. Se trata de la muerte de Kurt Waldheim. Para los más jóvenes quizás no os suene, pero para los que somos del pleistoceno es uno de esos personajes que formaban parte del paisaje cuando éramos chavales. Ahora he visto que estuvo diez años en el cargo de secretario general de la ONU, pero entonces parecía alguien eterno. Pasaban presidentes, pero él seguía ahí.

Ahora me he acordado de la impresión que me causó, de niño, ver a Richard Nixon en el telediario hablando en inglés. No sé por qué, yo pensaba que hablaba en español. También recuerdo cuando hablaban en la TV de la guerra de Vietnam, con un mapa en el que se veía la figura alargada del país, o aquel impresionante reportaje del terremoto de Managua de 1972 (cuando fui allí en 1993, en donde coincidí con un miting de Daniel Ortega, todavía estaba sin reconstruir), o lo del Watergate, Gerald Ford y la llegada de Jimmy Carter a la Casa Blanca, poniendo unas imágenes de él con sus cacahuetes (a la derecha).

También recuerdo que a la muerte de Mao le sucedió en el poder la llamada "Banda de los Cuatro", que parecía un grupo mafioso de Shangai, y que no acabó muy bien. Sin contar con Idi Amin o Bokassa, ¡qué personajes! A ver si les dedico una entrada. Por cierto, el coma andante Castro estaba entonces y está ahora, no todo cambia.

Y me acuerdo que se hablaba del Mercado Común; yo estaba convencido de que era un mercado muy grande y con muchas paradas que estaba en alguna ciudad europea (me imaginaba que estaba por Bélgica, pero no lo tenía muy claro) y en el que los españoles aún no podíamos entrar a comprar. También recuerdo perfectamente cuando sacaban en la TV a Olof Palme, el primer ministro sueco, con una hucha en las calles de Estocolmo en 1976 pidiendo dinero para la llegada de la democracia a España, pero daba la sensación de que pedía limosna para España, por lo que reaccioné con indignación diciendo "¡qué cabrón! ¡qué se ha pensado ese tío!" o algo parecido.

Pues allí estaba Kurt Waldheim. Con su pinta de zorro, estaba en las conferencias internacionales y parecía un hombre de paz, pero... luego nos caimos del guindo. El hombre había estado con la Wehrmacht destinado en los Balcanes, en donde los crímenes nazis contra los judíos y la población civil en general estaban a la orden del día. Total, que el tío estuvo en el ajo. El hombre que había presidido la ONU estaba con la mierda hasta el cuello. Lo más inquietante es que Waldheim aseguró que los servicios secretos de las potencias occidentales conocían muy bien su pasado cuando dirigió la ONU.


Ya se ve que de los altos mandatarios no te puedes fiar mucho. Ya veríamos luego lo que haría Clinton en su despacho con el puro y con lo que no era el puro, mientras que en Moscú Boris Yeltsin se pillaba unas cogorzas de aúpa, aunque le disculpaban diciendo que era un "bebedor social". Y esos dos eran los que regían las dos superpotencias. Hoy, con Bush y Putin la sensación no es menos desasosegante.

Pues nada, adiós a Kurt Waldheim; van desapareciendo las figuras de los años setenta, una época en la que la gente aún se creía las cosas...

9 comentarios:

Al. dijo...

Sí, para los que nacimos en los sesenta todo era muy creíble, la URSS parecía un país poderoso y amenazador, un Estado indestructible y Yugoslavia otro Estado formidable que se atrevía a no pertenecer a ningún bloque pues nadie se atrevería a invadirles! Y resulta que ahora miras a un mapa del este de Europa y donde había 12 países ahora hay veintitantos! Y hasta Kosovo puede ser un Estado en poco tiemo. ¿Kosovo? ¿es que alguien se imaginaba que existía siquiera esa región en los 60 y 70? y los albaneses hablando de la "Gran Albania", en aquel entonces hubiese parecido el argumento de una pelicula de Peter Sellers!
El mundo era más sencillo de comprender y todo parecía tener su sitio. Pero, sin duda, cualquier tiempo pasado no fue mejor! Para muestra Internet que nos permite hablar de estos temas y que supone el fin de la distancia!
Bueno para aquellos que tengais tiempo estival (creo que ya se habló de esta pag. en algún momento aunque no estoy seguro), me he quedado sorprendido con la misma. Realmente es una gozada quedarse mirando estas recreaciones históricas: http://www.tiger1.co.uk/index.htm
Un saludo

Roberto dijo...

Viendo la foto y al hilo de Gunther Grass y pasado en el ejército alemán, recuerdo en la revista ÉPOCA hace años una foto de la reina actual de Ej-panna vestidita ella tan mona con el uniforme de las juventudes hitlerianas, foto que he buscado y no he encontrado... creo que fue obra de su mamá Federica...

La historia está demostrando que el sistema capitalista es el menos imperfecto, aunque lo único sensato que le he oido decir Felipe González Márquez es que "la cultura occidental está viviendo una dulce decadencia"... ¿qué nación sustituirá a la cultura occidental?.

Tony S. Flashman dijo...

Con la de oficiales alemanes/austriacos que se pasaron la guerra bebiendo champagne en Paris y tuvieron que meter de secretario general de la ONU a uno que estuvo en Yugoslavia (digamos que un lugar mucho muy menos acogedor que la ciudad de la luz).

Tenemos problemas inversos. Yo tengo ganas de escribir en mi blog sobre los 40 años de la guerra de los Seis Dias o de los 192 años de Waterloo, pero no tengo tiempo y acabo divagando sobre frivolidades.

Un saludo!

PD: ¿La Reina Sofia vestida rollo Juventudes Hitlerianas? Mira que cuando era niña casi la capturan los alemanes en Creta junto a toda su familia...

Roberto dijo...

Si mal no recuerdo, los nazis llegaron al poder a principios de los 30... y la invasión de Creta fue en el 41...

Todo fue posible, teniendo en cuenta que Federica era muy teutona ella... investiguemos si el ÉPOCA nos metió un gol -una errata- o en efecto fue ella de visita a su patria amiga...

Jesús, ¿puedes ayudarnos?...

Jesús Hernández dijo...

Pues me temo que se trata de una leyenda urbana, porque la reina Sofía nació el 2 de noviembre de 1938, así que teniendo en cuenta que tuvo que huir de los alemanes cuando éstos invadieron Grecia en 1941, debía tratarse de un mini uniforme...

Más bien creo que se trata de unas fotografías que circularon de la familia materna, en la que salían sus tíos vestidos de las JH, eso sí. Igual de ahí viene la confusión.

Y más que deslizar infundios sobre esta buena señora, creo que merece un monumento, por aguantar con tanta dignidad las escapadas del que envió al pobre Mitrofán al otro barrio...

Roberto dijo...

Ja ja ja... Mitrofán... el pobre oso que le metieron vodka ¿no?... ja ja

Bueno bueno, dejemosles que sigan haciendo negocios con los amigos de la Arabia Saudí

Por cierto, he leido en el suplemento dominical de la Sin Razón el tema de Montecassino... ¿tienes algún link o topic referente al tema?...

Jesús Hernández dijo...

Pues Roberto, si te quieres partir la caja, escucha "el rap del oso" que sacó el Grupo Risa de La Mañana de la COPE cuando sucedió eso:

http://www.lamanana.com.es/index.php/lamanana/escuchar/el_rap_del_oso/

Y sobre Montecassino, pues más que un link recomiendo el libro de Matthew Parker MONTECASSINO (Inédita Ediciones, 2006), que de momento es el mejor libro sobre el tema.

Jesús Hernández dijo...

¡Vaya! Ha quedado cortado el link, pero si pones rap mitrofan en el google, es el primer enlace.

DavidL dijo...

Sobre la historia de Kurt Waldheim compré por internet un libro escrito por Robert Edwin Herzstein publicado en 1988; a ver si me decido a hincarle el diente...tengo tantos en la lista de espera..

Un saludo.