martes, septiembre 09, 2008

Me voy de puente...

Sí, pues me voy de puente. El jueves es fiesta aquí en Cataluña y me largo cuatro días a un hotel de Rosas. Me daré una vueltecilla por Cadaqués (en la foto) y quizás subiremos hasta el pueblecito francés de Colliure, donde venden unas anchoas y un vino buenísimos.

Pues, diréis, ¿y este tío cuándo escribe, si siempre está por ahí? Bueno, he dejado órdenes a los "negros" que tengo trabajando en el sótano de que le peguen un buen empujón al próximo libro, a ver si consigo que pueda estar en las librerías para la campaña navideña...
Y nada, pues también estoy liado con la lectura del DIARIO DE SPANDAU, de Albert Speer. Este es un libro que sé que es imperdonable que a estas alturas yo no tenga leído, pero ahora me ha surgido la oportunidad al venirme por sólo 9,95 euros con la colección Memorias de Guerra de Altaya.
Me está gustando mucho, casi más que sus MEMORIAS.
En el mismo envío venía, además, GÖRING, del controvertido David Irving. Hasta el último momento pensé que iban a anular esta entrega (ya conocéis todo lo que rodea a Irving), pero no, al final lo han mandado. El libro tiene muy buena pinta y estoy deseando hincarle también el diente (si alguien lo ha leído, que diga su opinión).
Pues con el libro de Speer ya comienzo de nuevo con mi programa de lecturas monotemáticas. Pero, para que no se diga, este verano he leído alguna cosa variada para desintoxicarme; Historia negra de los Papas, Cuestiones curiosas de la ciencia (o algo así) y El Asombroso viaje de Pomponio Flato, de Eduardo Mendoza, un libro que me ha encantado, por su magistral manejo de la fina ironía (un recurso que está claro que yo no domino, pues hay algunos que no consiguen captarla).
Pues venga, los que tenéis que trabajar, pues eso, a levantar el país, y yo, hasta el lunes.

13 comentarios:

Nacho dijo...

Hola Jesús:
Lo primero enhorabuena por tu nueva publicación. Con respecto a los libros de Speer a mi también me gustaron mucho. Aunque cuando supe que Fest le corrigió mucho supuso una decepción para mí. Ciertamente Speer conoció muy bien a Hitler pero no hay que olvidar que se pasó media vida tratando de ser perdonado y que eso le tuvo que condicionar mucho a la hora de escribir sus memorias. Los diarios de Spandau están bien a veces porque nos hacemos a la idea del ambiente que se respiraba por aquella famosa cárcel.

Con respecto a la biografía de Goring de David Irving, yo la leí hace unos años y he de decir que resulta, como todo lo que escribe Irving, muy entretenida. Ciertamente y a pesar de la fama que precede a Irving, la biografía resulta muy creíble porque está abundantemente avalada por muchas fuentes. Lo cierto es que Irving nos presenta a un Goring muy humano y en ocasiones hasta logra que el lector sienta una compasión por él. Sin duda, una acertada edición la de este libro y un tanto para la editorial, que se deja de prejuicios y correcciones políticas al publicar al polémico David Irving.

Likuid Specie dijo...

Creo haber leído todos los libros de Eduardo Mendoza, y éste último me gustó, pero sigo pensando sobre su obsesión en "dar por el culo", frase que aparece repetida al menos veinte veces.

Major Reisman dijo...

Buenas

No se si lo has comentado en tu blog, pero un libro que me lleve para estas vacaciones y que recomiendo es "Decisiones transcendentales" de Ian Kershaw.

El que me defraudó fue el de "La batalla del Ruhr". Demasiado caótico.

Saludos y buen puente.

Jesús Hernández dijo...

Sí, Nacho, me alegro también de que se haya publicado. He visto esta reseña sobre el libro que está bien para hacerse una idea.
Pues likuid, a mi también me llamó la atención esa fijación por la frase; una vez hace gracia, pero veinte...
Y gracias por la recomendación, Reisman, vi el libro pero, no sé por qué, no reparé mucho en él, me lo miraré más detenidamente.

Schwejk dijo...

Los "diarios de Spandau" de Speer están muy censurados en la edición española, si es que esta de Altaya sigue la de P&J de 1976. Basta compararlo con la inglesa. Se suprimieron (como mínimo) todas las referencias a españoles que pudieran ser incómodas. Respecto a la biografía de Goering, es de los trabajos de Irving que salen mejor parados en "Telling lies about Hitler" de R. J. Evans ("Mofeta" Evans, según la web de Irving), que ahora está publicando su Historia del III Reich en Península. Los "errores" de Irving en esta biografía, por lo visto, se centran en la minimización de la Kristalnacht. Irving es "fiable" siempre y cuando no tenga que cuestionar a Hitler, los demás nazis podían ser malos y ruines, Hitler no, así que por ejemplo Goebbels (que antes de hacerse nazi se reía de los antisemitas) es más genocida que no Hitler, pobrecito que no se enteraba de nada.
Respecto a Speer, recomiendo leer lo que dice Goda en su libro sobre Spandau; ni siquiera Fest se libró de su hechizo. Por cierto, por no polemizar con todos, coincido con Reisman en su recomendación de lo último traducido de Kershaw :-)

Martí Cabré dijo...

Hombre, ya que es un blog sobre historia militar, podrías comentar que hoy es fiesta para conmemorar que hace 294 años finalizó el sitio de Barcelona después de un año de lucha.

Un asedio tan heroico que inspiró al inglés a escribir The deplorable history of the catalans (1714) anticipándose unos años a Winston Churchill cuando en sus arengas del Blitz comparaba Londres a Barcelona.

Aunque la última plaza catalana en caer fue Cardona, con la derrota militar de Barcelona Cataluña perdió su soberanía, sus élites políticas y militares fueron decapitadas y el país fue dirigido por governadores militares a través de la Capitanía General y no tuvo voz ni voto en dirigir sus propios asuntos hasta la Mancomunidad de Prat de la Riba (1914).

Vamos, que no es un día cualquiera.

José Antonio Peñas dijo...

Quizás el punto de mayor interés que encontré en el Diario de Spandau es el retrato que traza Speer del almirante Doenitz, un hombre que en general fue visto (hasta hace unos años) como una especie de monje soldado, ajeno a la política e inocente de todo mal, y que es reflejado aquí como un egocéntrico caprichoso y fanático.

Schwejk dijo...

José Antonio bueno, unos años... sólo en España se puede seguir escribiendo sobre el "misterio" de la designación de Doenitz como heredero de Hitler... Speer lo deja a caldo cuando leyó sus memorias.

http://antirrevisionismo.wordpress.com/2008/08/25/doenitz-la-grandiosa-ordenacion-jerarquica-del-terror/

http://antirrevisionismo.wordpress.com/2008/09/05/donitz-el-legalismo-amoral/

Kordo dijo...

Bueno, cualquiera que haya leido algo acerca de los comandantes de los submarinos que comandaba Doenitz sabrá que este era muy querido por ellos, lo consideraban como un padre ya que los escuchaba e intentaba ayudarlos lo máximo posible, por lo que la imagen de caprichoso, egocentrico y fanático creo que no le corresponde para nada.
Eso si, era un militar veterano de la I GM, de la vieja escuela, que defendía su país independientemente de quien lo gobernase. De ahí seguramente las críticas,y tb la razón por la que Hitler confió en él, ya que era un hombre fiel a sus principios y poco o nada corrompido por el poder.
Imagino que si su estancia en prisión fue de las 'breves' fue porque nada tuvo que ver con el 'lado oscuro' del nazismo. Almenos que se pudiera demostrar.

Saludos

Hispanus dijo...

Hola Jesús

Es la primera vez que comento en tu blog. Simplemente, decirte que me gusta mucho algunos de tus “spot” o artículos de tu blog o como le llamen. También, te tengo envidia “sana”, en este caso, por los viajes que te das por ahí.

Quisiera que me dieses un consejo.

Me gusta mucho la historia pero viendo el futuro que tiene (Enseñanza) no sé si estudiarla. A mí me gustaría investigar y publicar sobre la Historia pero no sé que hacer, estoy dudando si estudiar Historia o alguna otra carrera, pero no quiero arrepentirme luego.

Por otro lado, me gusta tu filosofía, comprar libros cuando están barato. Creo que compraré “Operación Valkiria” cuando éste coleccionable por tan sólo 9.95€, es broma.

Un saludo.

Jesús Hernández dijo...

Gracias, Schwejk, por tus interesantes apuntes, desconocía lo de la censura.

Martí, es verdad, ese episodio, al igual que toda la guerra de Sucesión, es en general poco conocido. Mi hermano sí que ha leído cosas sobre el tema y dice que es interesantísimo, da para una película...

José Antonio, a mi también me ha sorprendido lo de Doenitz; según Speer, en sus memorias el Almirante miente descaradamente y a sabiendas para salvar él la cara y distanciarse de Hitler. Yo tenía buen concepto de Doenitz, pero ahora...

Hispanus, bienvenido! Pues la verdad es que no me gusta dar consejos, pero bueno, quizás lo mejor sería estudiar Historia como carrera secundaria junto a otra con más entidad, casi como hobby, pero bueno, déjate llevar por tu intuición.

Eladio dijo...

"¿..otra de más entidad?" Glups...

Por aquí creo que pasan muchos que hemos estudiado una carrera de poca entidad. Supongo que querías decir otra cosa.

Saludos

Jesús Hernández dijo...

Pues normalmente digo lo que quiero decir, y este caso no es una excepción. Saludos!