miércoles, junio 20, 2012

UNA DE LAS COSAS BUENAS DE SER ESCRITOR

Bueno, amigos, como digo en el título, y creo que ya he dicho en otra ocasión, ser escritor tiene algunas cosas buenas. Una de ellas es que hay lectores que te hacen partícipes de sus proyectos.

Suelo recibir, por ejemplo, mails de chavales que tienen que hacer un trabajo para el cole y eligen hacerlo sobre la SGM; yo intento que busquen otro tema para que no se echen a perder a una edad tan temprana, pero es inútil, así que al menos intento echarles una mano.

Hay otros lectores que me hacen llegar historias sorprendentes y muy interesantes, de las que en ocasiones son protagonistas. Por ejemplo, Andrés Chowanczak, un amigo argentino de origen polaco, que amablemente me ha enviado toda la información que demuestra que su abuelo sigue siendo el legítimo propietario de los terrenos en los que se construyó el estadio de Varsovia en el que se está jugando la Eurocopa.



Esas tierras le fueron expropiadas a su abuelo de forma ilegal en 1945, una irregularidad que incluso fue confirmada por un tribunal polaco en los años 50, fallando a su favor, pero su familia no ha recibido todavía ninguna indenminación.

Su caso ha merecido una doble página en el diario El Mundo este domingo. Aquí tenéis otro reportaje sobre su caso, publicado en su día en el diario argentino Clarín:







Hoy miércoles, a las 22.00 horas, van a entrevistar a Andrés en la cadena COPE sobre este asunto.

Hay más casos de lectores que me han hecho llegar otras historias igualmente interesantes, a las que ya les dedicaré una entrada. Pero quiero acabar con otra aportación, la de una excelente dibujante de cómics, Laia Pascual Avila (alias SOURU), que me pidió alguna información para enfocar su proyecto sobre una historia ambientada en el frente del Pacifico durante la SGM, y que acaba de editar bajo el título COQ D'ACIER.



Le agradezco que me haya hecho llegar el cómic, que ha quedado genial. AQUÍ podeís ver varias de sus páginas.



Pues a ver si en una próxima entrada os hablo de otra historia curiosa, sobre un lector que con una simple búsqueda de internet ha descubierto algo realmente inquietante, en que se entremezcla el Vaticano, Eichmann y una misteriosa casa de Cleveland...




1 comentario:

BRESSEND dijo...

Oh! Asi que se te pueden mandar cosas así eh? Mmmm ya tendarás noticias mías :P