miércoles, abril 02, 2014

DAVID YAGÜE NOS PRESENTA SU NOVELA "LOS ÚLTIMOS DÍAS DEL IMPERIO CELESTE"



Bien, amigos, hoy tenemos un invitado de lujo, el escritor y periodista DAVID YAGÜE, que nos presenta su segunda novela, LOS ÚLTIMOS DÍAS DEL IMPERIO CELESTE.



A David seguramente lo conocéis, ya que es el autor de BRAVO TANGO SIETE, su primera novela, de la que ya os hablé aquí, y además realiza un encomiable trabajo de promoción de los autores patrios desde su web BEST SELLER ESPAÑOL.



A pesar de su inquietante parecido con Todd, el odioso personaje de la serie de TV Breaking Bad (en la foto superior), David es buena persona, y como prueba de ello, ha accedido a someterse a las preguntas de ¡Es la guerra!:


- David, tu novela está ambientada en la guerra de los bóxers. ¿Qué te atrajo de ese período para escogerlo como escenario?

Siempre me ha fascinado, desde que era niño, la película 55 días en Pekín, y de ahí me vino el interés por aquel hecho histórico. Leía todo lo que caía en mis manos sobre aquel período.

Es un hecho que, aunque para la historia del mundo no fuera realmente muy significativo, tuvo eco en casi todo el planeta e implicó a personas de decenas de países.

La rebelión bóxer me parece que tiene varios atractivos muy poderosos para un novelista: un exótico marco, un imperio en decadencia, potencias imperialistas, un conflicto breve, pero muy intenso, personajes reales que parecen sacados de una novela de aventuras…



- ¿Cómo conseguiste documentarte para ambientar la novela? ¿Te resultó difícil?

Más que difícil, te diría que fue laborioso. Sonaría más interesante decir que viajé a los lugares donde todo ocurrió, pero el trabajo de documentación fue más parecido al de un ratón de biblioteca. Había muy poca información sobre el tema en español (a excepción de Sombras chinescas, el relato de Luis de Varela, el único ‘contingente’ que España mandó al conflicto y pocos libros y artículos más), así que tuve que recurrir a Internet y la compra a distancia para hacerme con una abundante parte del material que hay en inglés: estudios, testimonios de personas que vivieron el cerco en Pekín, de misioneros, de diplomáticos, historia militar…

Con todas esas lecturas trabajé buscando un marco general, detalles y la forma de encajar una historia de aventuras en ese hecho histórico.


- En el libro aparecen muchos personajes y varios escenarios, en donde ocurren acciones simultáneas. ¿Qué método empleaste para poder coordinarlo todo y lograr que el lector no se desoriente?

Intenté ser muy organizado a la hora de plantear la historia. Soy de los que antes de ponerme a escribir tengo claro cómo va a acabar la historia. En este caso, además, tenía claro dónde y cómo iban a acabar los principales personajes. Eso y un esquema de los capítulos que me acompañó durante toda la escritura. Es verdad que algunas cosas cambiaron conforme iba redactando, pero en general, el mejor método que utilicé para no desorientarme y no desorientar al lector era tener bien claro hacia dónde se dirigía cada personaje.

- ¿Cómo te has inspirado para crear tantos personajes y de perfiles tan definidos?

La idea de tener una historia con tantos personajes de perfiles tan definidos y diferentes fue aprovechar la historia de aventuras para captar la esencia de hecho histórico, donde había personas de muy diferentes orígenes e intereses.

Quería concentrar toda la galería de rostros de la rebelión bóxer en el microcosmos de mi aventura ficticia. Por eso, el lector va a encontrar a bóxers y chinos con la mente más abierta; a británicos de muy diferente pelaje, misioneros, rusos, españoles, franceses, estadounidenses. Y por supuesto, a varios personajes reales de aquel hecho histórico.




- Esta es tu segunda novela, después de Bravo Tango Siete. ¿Qué diferencias has encontrado entre escribir la primera y ésta? ¿Has sentido el peso de la responsabilidad para confirmar las expectativas que se habían creado tras tu prometedor debut?

Son historias totalmente diferentes, excepto que ambas buscan ser un entretenimiento digno para el lector. Los últimos días del imperio celeste es una novela más larga y compleja en ambientación y estructura, pero creo que más luminosa, menos oscura, más aventurera. Sus personajes realizan un viaje que sacará lo mejor de ellos, aunque les cueste la vida.

Sí, por supuesto, sentí esa responsabilidad que comentas, a pesar de que eran dos historias que tienen poca comparación y que estoy seguro que solo por temática y argumento, cada novela gustará más a un tipo de lector que a otro. En cualquier caso, gustos aparte, creo que he mejorado como escritor, aunque todavía queda mucho. Creo que puedo escribir mejores historias, y en ello estoy.




- ¿Cómo valorarías hasta ahora tu experiencia en el mundo editorial? ¿Era como te imaginabas?

Bien sabes tú que el mundo editorial es complicado y tiene bastantes sinsabores. Aún así, valoro mi experiencia editorial muy positivamente porque creo que cada paso que doy es hacia adelante y mejora el anterior y eso es importante.

He publicado mi segunda novela, veo que comienza a tener lectores, y tengo el respaldo de una editorial del prestigio de Roca, que se están portando fenomenal conmigo… Me encuentro en una nube y eso compensa algunas malas experiencias vividas hasta ahora.

- Teniendo en cuenta que, a pesar de tu juventud, has conseguido ya publicar en un sello editorial tan destacado como Roca, ¿qué consejo darías a los autores jóvenes que quieren publicar por primera vez?

No me siento tan veterano como para dar consejos realmente valiosos, pero bueno allá vamos… Les diría que derrochen paciencia, trabajo y confianza en lo que uno ha escrito. Mi primera novela fue rechaza por 24 editoriales, una editorial la firmó y no la publicó y al final salió con otro sello. Y tampoco esa editorial fue lo que se esperaba.

No me desanimé, seguí escribiendo y preparé otra novela, que ahora publica Roca. Paciencia, trabajo y confianza en lo que escribes.

Eso es lo principal, pero también creo que es fundamental escribir porque a uno le gusta y escribir lo que uno quiere. Te tiene que compensar escribir por el mero hecho de hacerlo, independientemente de si publicas o tienes éxito. Lo demás, puede que llegue, o no, pero si has disfrutado el proceso, importará menos.




- Bueno, David, veo que tenemos en común, y con John Grisham también, que nuestro primer libro fue rechazado exactamente por 24 editoriales, parece que ese número nos ha dado suerte... Pues aunque a los escritores no nos gusta dar detalles sobre nuestros próximos proyectos, ¿puedes adelantarnos algo sobre tu próximo trabajo?

Ahora mismo estoy preparando tres cosas: un relato para una antología, una novela corta y una novela más larga. Sobre esta última te diré que después de dos novelas ambientadas en Asia me traslado, por primera vez, a nuestro país y a una época mucho más lejana. Es un nuevo giro (del thriller a la aventura con ambientación histórica, y ahora una novela más histórica), pero me apetece el reto. A ver qué tal sale.

Te agradecemos, David, que nos hayas presentado aquí tu novela y mucha suerte para tu libro, que seguro que va a ser un éxito.


1 comentario:

David Yague dijo...

Muchísimas gracias Jesús por tu interés y tu apoyo. Aunque lo de la comparación con el de Breaking Bad, ¡te la guardo! jajaa