viernes, febrero 17, 2017

PIOTR MAGGO, EL CHEKISTA QUE DISFRUTABA CON SU TRABAJO




Como bien sabéis, uno puede sentirse muy afortunado si ha conseguido trabajar de lo que le gusta. Si uno siente pasión por lo que hace, y además le pagan por ello, ha dado un paso muy importante para ser feliz.

Eso es lo que debía pensar un personaje que ya conocía de antes, pero que hoy me he vuelto a tropezar con él trabajando en mi próximo libro que, si los dioses quieren, estará el próximo otoño en las librerías.

Se trata del letón Piotr Ivanovich Maggo (lo de Maggo debía ser el alias, pero no lo he podido confirmar, también lo he visto como Maggi). Nació en 1879 en el seno de una rica familia de agricultores. Se alistó como voluntario en el ejército ruso durante la Primera Guerra Mundial. Durante su juventud no había mostrado interés por la política, pero la Revolución Rusa le convirtió en un bolchevique de pro. En 1918 se unió a la Cheka para acabar con los "enemigos de la revolución" . Su crueldad y su voluntad de matar personalmente a los contrarrevolucionarios llamó la atención de su jefe, Félix Dzerzhinsky, quien lo nombró su guardaespaldas.

En 1920 fue nombrado director de la Lubianka. Pese a no tener que tomar parte en las ejecuciones, lo hacía voluntariamente. Los testigos que conocían a Maggo afirmaron que quería ejercer dicha actividad por el placer de matar.

A menudo trabajaba los fines de semana y los días festivos. A diferencia de otros ejecutores del OGPU -la organización que había sucedido a la Cheka en 1922-, no tenía reparos en disparar a las mujeres. Solía recurrir al vodka para mantener el ánimo durante toda la jornada. Después de cumplir con su tarea, acostumbraba a salir para acabar de emborracharse, después de aplicarse una buena cantidad de colonia barata para quitarse el olor de la sangre y la pólvora.

Se cuenta que, llevado de su frenesí asesino, en mitad de una sesión confundió a un agente del NKVD llamado Popov con un sentenciado a muerte, ordenándole colocarse contra la pared para ser ejecutado, y diciéndole a gritos que, si no se daba prisa, le dispararía allí mismo; el aterrorizado Popov consiguió a duras penas calmar a su exaltado colega y evitar así ser ajusticiado por error.

Su pulsión asesina contrastaba con su aspecto bonachón y su carácter tranquilo y educado; con sus gafas y su barba parecía más un médico o un maestro de pueblo.

Las ejecuciones realizadas por los chekistas seguían un mismo patrón. Los prisioneros eran sacados de uno en uno de sus celdas y conducidos a una sala, la denominada “habitación Lenin”. Pintada de rojo para disimular las salpicaduras de sangre, estaba acolchada para que los demás prisioneros no pudieran escuchar el sonido del disparo ejecutor, y el suelo de hormigón estaba inclinado para facilitar el drenaje.

Allí, el reo era obligado a arrodillarse, de cara a la pared. Entonces entraba en escena el verdugo, que solía llevar delantal de carnicero de cuero, para no mancharse con la sangre. Con el prisionero dispuesto para la ejecución, el verdugo, sin mediar palabra, colocaba su pistola en la base del cráneo y disparaba maquinalmente.

El cuerpo sin vida era retirado hacia el exterior a través de una portezuela y cargado en un camión. Entonces se procedía a limpiar la “habitación Lenin” con una manguera, dejándola preparada para una nueva ejecución. Todo el proceso duraba apenas tres minutos.



Maggo era un hombre entregado a su trabajo. Sin embargo, su vida se torcería inesperadamente en 1924, cuando fue destinado al Consejo Supremo de la Economía Nacional, en donde ya no podía matar a nadie. Me imagino al bueno de Maggo poniendo sellos todo el día, en un sórdido despacho de un oscuro negociado, sin más expectativa vital que sumar trienios y soportando que sus amigos le dijeran "no te quejes, que eres funcionario".

Pero Maggo no se sentía realizado con ese alienante trabajo y en 1931 solicitó regresar al OGPU como agente para "tareas especiales“, es decir, verdugo, su auténtica vocación. Afortunadamente para él, la petición le fue concedida y en poco tiempo fue ascendido a capitán en la OGPU.

Se calcula que Maggo ejecutó cada día entre tres y quince condenados a muerte. Su técnica personal consistía en disparar al reo en la nuca al mismo momento que le propinaba una fuerte patada en la espalda para derribarle; de ese modo evitaba que le salpicase la sangre. A lo largo de su carrera como verdugo debió matar a unas diez mil personas. Aunque parezcan muchas, otro ejecutor, Vasili Blojin, alcanzó la cifra de veinte mil, lo que le valdría en 2010 el dudoso honor de figurar en el libro Guinness de los récords como “verdugo más prolífico”.

Aquí tenéis a Blojin:



En reconocimiento a sus méritos, Maggo fue condecorado en 1936 con la Orden de la Estrella Roja y en 1937 con la Orden de la Bandera Roja. Al igual que en el caso de Blojin, Maggo sirvió a las órdenes de los jefes del NKVD Yagoda y Yezhov sin verse afectado por las purgas que acabaron con ellos.

En esta foto podéis ver a Maggo en el centro de la fila inferior, rodeado de un auténtico Dream Team de matarifes: Ernest Mach, Ivan Shigalev, Alexander Yemelyanov, Vasily Shigalev e Ivan Antonov.




Tan sólo se echa en falta al crack Blojin, así como a otro artista del tiro en la nuca, Sardion Nikolaevich Nadaraya.

Como jefe personal de la guardia de Lavrenti Beria, Nadaraya se dedicó a la creación de cámaras de tortura y a la ejecución de detenidos. Se cree que pudo haber acabado también con la vida de unas diez mil personas.




Volviendo a la brillante carrera de Maggo como ejecutor, ésta acabó abruptamente en 1940, oficialmente porque su tarea fue encomendada a los militares, pero parece ser que Beria tuvo algo que ver con esa jubilación forzosa.

Aunque Maggo envió una desesperada petición al padrecito Stalin implorándole poder seguir con la dedicación que tanto le motivaba, éste dejó la respuesta en manos de sus colaboradores, quienes le respondieron que el líder soviético "tenía sus propios problemas".

Deprimido por su destitución como verdugo, Maggo se abandonó definitivamente a la bebida, muriendo de cirrosis en 1941.

Como epílogo, si os gusta el tema, no podéis dejar de ver esta película que ya recomendé aquí no hace mucho, EL CHEKISTA. Que la disfrutéis.


8 comentarios:

rafael granados rodriguez dijo...

¡Estimado Jesús!:

Toda esta cuestión de los "leales ejecutores de Stalin" ó de la Cheka es un asunto totalmente manipulado y en gran medida falso como todo lo relativo a ésa época .

Tomemos el caso de Vasily Blokin, tus fuentes creo que son el artículo de Wikipedia y un artículo de un publicista ucraniano,Chad Nagle, que está también en inglés.

Los dos son lamentables.

La imputación contra Blokin, procede de la confesión-declaración en 1990-2 de un antiguo oficial del NKVD,Dimitri Tokarev que junto con las de Sopronenko y Syromiatnikov, constituyen una de las principales "pruebas de cargo " en el asunto - Katyn.

Pero estas "confesiones " tienen muchos problemas y están llenas de contradicciones, para empezar no contamos con el original ruso, tan sólo con la versión polaca.

Los 3 antiguos oficiales( que pasaban ya de los 80 años) fueron amenazados por las autoridades rusas de juicio criminal sino "decían la verdad",con lo cuál parece evidente que siguieron el "script" que les marcaron los entrevistadores, presionados además por familiares que no querían líos con la justicia.

Uno de los investigadores rusos de Katyn,Iurii Muchin ha descrito perfectamnte las contradicciones lógicas de cómo se llevaba a cabo el proceso de ejecuciones y la invención del tema de las pistolas utilizadas por Tokarev.

*IUrii Mukhin, Antirossiiskaia Podlost' (Moscow: Krymskii Most 9-D, 2003).

Un resumen en inglés de 1995, del mismo autor:

http://web.archive.org/web/20030419041420/http://www.geocities.com/redcomrades/katyn
.html

En n el artículo ucraniano del citado Chad Nogle, se hace referencia de modo confuso y manipulador a la llamada "fase Solovetsky" en 1937 dónde se ejecutó ilegalmente a gente inocente.

Pero est forma parte de la "yezotschina" de 1937-1938, donde Yezhov, el jefe del Nkvd, conspiraba claramente contra el gobierno de stalin, hasta junio de 1937 en conexión con los conspiradores militares del alto estado mayor soviético y desde entonces hasta septiembre de 1938, mediante "operaciones especiales" ilegales siguiendo las directivas alemanas para preparar el terreno de un "golpe palaciego".

De hecho,Yezhov miembro del "Centro derechista" era espía del gobierno polaco desde 1932 y desde 1935-1936 era agente alemán.

Otro de los responsables de esta escabechina fue Eudokimov (alto oficial sovíetico y que fue miembro de la Cheka y el OGPU hasta 1934).

Cómo Yezhov, formaba parte de la conspiración derechista del "bloque", fue juzgado y ejecutado en Enero-Febrero de 1940

La documentación que aporta el reciente libro de Grover Furr sobre el tema es impresionante y es ignorada olímpicamente por la mayor parte de la Sovietología oficial a pesar a que algunos de estos documentos han sido publicados hace más de 10 años.

*Grover Furr:Yezhov Vs. Stalin: The Truth About Mass Repressions and the So-Called 'Great Terror' in the USSR(2016)



Toda esta banda de Yezhov, integrada por un montón de torturadores y pistoleros, fueron juzgados y fusilados- en algún caso condenados a penas de cárcel- por Beria en 1939-1940 a instancias del Politburó.


Es muy posible que algunos de los individuos polacos polacos fusilados en 1940 ( sin relación alguna con Katyn)- unos 3000 según lo que declararon Molotov y Kaganovich en 1985- fueran miembros de las organizaciones polacas (espionaje y asesinatos) que actuaban en Ucrania y Bielorusia con el "benéplacito" de Yezhov entre 1936-1938.

Recordemos que Yezhov trabajaba para el servicio secreto polaco desde 1932-33.

Cómo puedes ver el asunto es más complejo de lo que la chismografía y los cuentos de horror antisoviéticos nos cuentan.

saludos cordiales.

rafael granados rodriguez dijo...

¡Estimado Jesús!:

Aquí tienes una certera crítica que NSV LIIT, hizo sobre la entrada de Wikipedia acerca de Blokin.


*****Curioso, en la wikipedia rusa hablan de 700 prisioneros. A alguien se le ha ido la mano con los ceros. De todas formas eso es absurdo. Significa cargarse a 250 personas diarias (si cogemos el dato de 7 mil). Es decir, si trabajaba unas ocho horas diarias sin descansar fines de semana y eso, quiere decir que se cargaba 31 personas a la hora. O sea a una persona cada dos minutos durante ocho horas sin descansar, durante 28 días. Joder, no le data tiempo ni a tomarse un café. A ese ritmo a las dos horas del primer día el tío ya no debería tener dedo. ¿por qué no han dicho que fueron 7 millones de fusilados? Ya puestos a inventar, que inventen algo a menos impactante. Total es igual de absurdo y los idiotas anticomunistas se lo van a creer igual.

Por cierto, en la wikipedia en ruso se dan dos fuentes para esa noticia (que habla de 700, no de 7000 mil). Un atontado llamado Donald Rayfield, al que parece que reflexionar no se le da muy bien (porque ya me dirás). Y luego otra fuente en ruso, un artículo de Svobodnaya Presa (Prensa Libre). Pero ojo, es una entrevista de Svobodnaya Pressa al director de la revista Mañana, Aleksandr Projánov, donde es la revista la que después de la charla, afirma ese dato, sin ninguna fuente ni nada, faltaría más. El autor del artículo es un tal Dmitri Treschanin, pero no estoy seguro de que sea él el que ha escrito eso ya que aparece en una sección sobre Dosier del Svobodnaya Pressa.

Por otro lado, según fuentes rusas (la fuentes rusas favorables a la versión, digamos, occidental, no las que niegan Katyn), afirman que el grupo de "ejecutadores" era una treintena y que Blojin habría sido el organizador (también que participó personalmente, pero no dicen que realizara la mitad del "trabajo" él solito, ¿para que quería a los otros 30? ¿mirando?). Además en el informe de Tókariev, se menciona que este se sorprendió de que Blojin también participara personalmente... no de que Blojin hiciera la mitad del trabajo él solito (cosa que evidentemente habría llamado mucho la atención). El informe de Tókariev puede verse aquí en ruso y en polaco: http://katynbooks.narod.ru/polish/tokarev_ru_pl.html


*Por cierto que en el libro citado de Furr sobre Yezhov, son particularmente interesantes las declaraciones- confesiones de Yezhov de 26 de abril de 1939, sobre sus contactos alemanes que eran el general Kurt Van Hammerstein y el agregado militar Ernst Kostring.

Con Kurt, hubo 4 contactos cara a cara con Yezhov en la clínica Noorden de Viena, dónde solían ir muchos dirigentes soviéticos , pero normalmente se utilizaba como intermediarios al mariscal Egorov y a Kandelaki.


*Hace tiempo hiciste una entrevista en tu blog a Javier Fernández Aguado, a propósito de un libro sobre el "management" del Tercer Reich, no lo he leído por lo tanto no puedo opinar.

Pero sí he leido su último libro "¡Camaradas.De Lenin a hoy"(2017), de hecho estuve en la presentación del libro el pasado 9 de febrero.

El libro es horrible, aún siendo un libro de divulgación, no me explico cómo se pueden escribir tantas mentiras y tergivesaciones con tanta deshonestidad.

Por ejemplo cita dos libros en su bibliografia,¡ que se nota claramente que ni se los ha leído, son dos libros que conozco perfectamente,Kotkin y Losurdo!.

Pero bueno es el mundo que no has tocado vivir y ya no me extraña nada.

Saludos.

Jesús Hernández dijo...

Muchas gracias, Rafael, por tus siempre documentadas e interesantes aportaciones, un saludo.

rafael granados rodriguez dijo...

Eric Fratini en su reciente libro "Manipulando la Historia",Temas de Hoy, saca también a colación el tema de Vasily Blokin en relación con el "affaire Katyn", se limita a copiar la versión esperpéntica que da Wikipedia.

http://www.abc.es/historia/abci-katyn-oculta-masacre-comunista-stalin-aniquilo-22000-prisioneros-guerra-201702140109_noticia.html

Naturalmente todo lo que dice sobre Katyn es falso y se ha quedado completamente obsoleto, Fratini pinta el asunto Katyn cómo una de las mayores "operaciones de falsa bandera "del siglo XX pero es al revés , es uno de los mayores montajes realizados por los nazis y Occidente durante la guerra fría, todo hay que decirlo con la inestimable aportación de los gobernantes anticomunistas de la antigua URSS.

Raul Alfonso dijo...

Incluyo este enlace:

http://www.penultimosdias.com/2011/07/22/los-dibujos-del-gulag-de-danzig-baldaev/

cuanta desgracia!

rafael granados rodriguez dijo...

El historiador ruso Alexander Dyukov explica perfrectamente quién era este sujeto , un completo falsificador y sacando tajada del negocio del anticomunismo y merece leerse el resto del artículo que no tiene desperdicio:


**“GULAG drawings” made by the retired Internal Ministry officer Danzig Baldaev are widely used in “The Soviet Story”.

Traditionally they are positioned as sketches by a witness and the testimonials of the crimes, committed in GULAG.
An album of these drawings was published in Frankfurt-am-Main in 1993. The documentary “Baldajew – Zeichner des Gulag”produced in 1992 was based on Baldaev’s drawings. As for Baldaev, he called himself “a camera man”.
The drawings, however, were created in the late 80s. This is clearly stated in the catalogue of the exhibition “The art of GULAG. On both sides of the prison doors”, held by the Russian “Memorial” center and Museum of Political History of Russia in 1995.
Thus, we are not dealing with “sketches from life”, but with more recent work based on the author’s memories and such cannot be considered as reliable historical evidence.
The drawings of Danzig Baldaev do not show the actuality of Stalin era GULAG, but simply reflect the myth of “soviet crimes” so popular in the late 80s. By now this kind of myths has been disproved by both Russian and foreign researchers of Soviet repressions.

rafael granados rodriguez dijo...

El excelente artículo de Dyukov es" THE SOVIET STORY» — The tissue of lies"(2011)

http://rugraz.net/index.php/ru/istoricheskoe-dostoinstvo/mifi-o-rossii-i-cccp/1009-alexander-dukov-the-soviet-story-the-tissue-of-lies


Saludos.

Jesús Hernández dijo...

Casualmente,tengo pedido a una librería inglesa un ejemplar del libro de Baldaev, ya le dedicaré una entrada en el blog.