lunes, julio 03, 2017

"EL MISMO CIELO" (THE SAME SKY, 2017); OTRA SERIE QUE EXPLOTA EL FILÓN DE LA ALEMANIA ORIENTAL



Bien, amigos, disculpad que haya dejado un poco abandonado el blog, pero estoy centrado en la última fase de la escritura de mi próximo libro. Me he comprometido a entregar el manuscrito antes de marcharme de vacaciones, así que aquí estoy dale que te pego al teclado.

Precisamente para desintoxicarme un poco, este fin de semana me he metido en vena una serie que tenía muchas ganas de ver, EL MISMO CIELO (THE SAME SKY en inglés o DER GLEICHE HIMMLER en alemán).




Esta miniserie de 6 capítulos me imagino que ha surgido al rebufo del éxito de otra serie que inauguraba el filón de la Alemania Oriental, DEUTSCHLAND 83, que ya os recomendé en su día. Las comparaciones entre una y otra son inevitables.

Me atrevería a decir que la primera era más fresca, con más tensión -sobre todo en los primeros capítulos- y con una banda sonora increíblemente buena (recomendaba ver la serie con una app de reconocimiento de canciones en el móvil abierta, para poderlas buscar luego).

Por contra, El mismo cielo tiene una ambientación más espectacular -se nota que la producción ha contado con más dinero-, cuenta con más subtramas y, por tanto, es más compleja.



Ambas series explotan el tema de la RDA, que ya vemos que da mucho juego. Ver El mismo cielo resulta muy pedagógico para aquellos que, hoy día, pretenden rehabilitar o reivindicar el comunismo.

Ahí se puede ver lo que era una sociedad totalitaria, en el que el compañero de trabajo podía elevar un informe a la Stasi delatando a los que hacían chistes políticos, incluyendo a sus familiares, en donde uno podía ser raptado en plena calle por la policía y conducido a una prisión secreta para ser interrogado, en donde te jugabas la vida por intentar salir del país...

Cuando me encuentro con alguien que defiende el comunismo como ideología, no discuto o debato con él; simplemente le digo que, cuando viaje a Berlín, visite la prisión de la Stasi de Hohenschönhausen, que está abierta al público. Yo he estado en cinco campos de concentración nazis, pero en ninguno he tenido la sensación de tristeza y abatimiento que tuve al salir de esa prisión berlinesa. En la serie, dos de los personajes van a parar a esa prisión.


Por otra parte, el trabajo de los actores es excelente, habitual en las películas germanas, pero yo destacaría el papel del supervisor del protagonista, interpretado por Ben Becker.

Sin grandes demostraciones, demuestra ser un tipo duro de verdad, capaz de cualquier cosa, además de fumarse los cigarrillos sin filtro.




Por último, yo tenía entendido que era una serie de una única temporada, pero al final me ha sorprendido comprobar que las tramas quedan abiertas, por lo que es de suponer que, a poco que funcione la serie, habrá una segunda temporada. He buscado un poco y he visto el rumor de que se emitirá en junio de 2018, así que habrá que esperar...




3 comentarios:

Daniel Blasco dijo...

Hola, Jesús.
Visto tu último comentario, me permito una pregunta.
¿Merece la pena ver la temporada dejando las tramas abiertas o es mejor esperar a la segunda?
Me fastidia mucho cuando después de estar aguantando durante n capítulos la tensión, se acaba la serie y tienes que esperar a la próxima temporada con cara de tonto y comiéndote las uñas.

Gracias !

Jesús Hernández dijo...

Hola, Daniel, a mí también me gustan las miniseries de una única temporada, por lo que con ésta, cuando veía que se aproximaba el final y las tramas seguían abiertas, me sentí decepcionado.

Así que no es mala idea esperar a una segunda temporada, que no tengo dudas de que harán, y no quedarse como bien describes...

Roberto dijo...

Jesús hola.

Muchas gracias por esta recomendación. Vi la serie. Me gustó. Tal como comentas, quedé un poco decepcionado por no saber si tendrán finales las historias o un mayor desarrollo.

Hago especial mención a la aparición de algunas imágenes del Mundial y a nuestra selección. A ese mundial, Chile clasificó en un repechaje jugado a medias contra la Unión Soviética. Que merece varios episodios en una serie aparte, para spin off jaja.

Te digo a medias, porque Chile tuvo que jugar el repechaje justo en medio del golpe de Estado de Pinochet. Es más, un día antes del viaje fue el golpe y los jugadores tuvieron viajar igual a la Unión Soviética, dejando a sus familias bajo la represión militar, que por cierto no hacía distingo ni diferencia a la hora de detener, tortura y matar. Sin entrar en detalles, la madre de Carlos Caszely fue brutalmente torturada. En nuestro país a ese controversial partido, se le denomina "El partido de los valientes" (por ello te digo que daría para serie o película. Si nuestra industria cinematográfica fuera potente ya se hubiese hecho sin deudas).

El trato dado a los chilenos en la US, fue de enemigos de la patria, así de simple. Siempre vigilados, teléfonos pinchados y un sin número de trabas para entrenar. Resultado final 0-0. Con sabor a triunfo para nosotros y derrota para los soviéticos. Para el partido de vuelta, la situación en Chile era peor (noviembre de 1973). Por el Estadio Nacional habían pasado más de 20 mil detenidos, todos torturados y muchos de ellos llevados a otros centros de detención y ejecutados (hombres y mujeres). En vista de aquella situación, la Unión Soviética decidió no presentarse a jugar (la FIFA apoyó a la Dictadura de Pinochet), por lo que se le dio a chile por ganada la llave. A nuestras nuevas autoridades, se les ocurrió que para dar imagen de tranquilidad y paz hacia el mundo, el equipo chileno debía entrar a la cancha y hacer un gol simbólico con el arco al descubierto....así se hizo. Se denomina hoy a ese partido de revancha del repechaje, El Partido de la Vergüenza. Con todo este recorrido y en este contexto Chile fue a Alemania 1974 a jugar contra las 2 Alemanias y Australia. Se vino con 2 puntos y el primer expulsado de un mundial..Carlos Caszely.

Para más detalles si te interesa puedes buscar un libro de Axel Pickett llamado "El partido de los valientes" y un documental de ESPN denominado "The Opposition". Algo hay ahí de lo que te he comentado.

Todo eso me evocó ver en una serie alemana, un pequeño pasaje de la selección chilena.

saludos y gracias Jesús.