miércoles, noviembre 22, 2017

EPÍLOGO DEL VIAJE A DANZIG. LOS CEMENTERIOS MILITARES SOVIÉTICO Y ALEMÁN




Bien, amigos, vamos con la última entrada dedicada a mi pasado viaje a Gdansk/Danzig.

La visita a los cementerios militares soviético y alemán lo dejé para el último día. Se encuentran relativamente cerca de la estación de tren, de donde sale el que va al aeropuerto, así que, como el vuelo salía por la tarde, decidí ir por la mañana, llevando ya la mochila, para coger después directamente el tren y no tener que volver al hotel.

Como la mochila no pesaba mucho, no la dejé en la consigna de la estación, pero hay esa opción si también hacéis lo mismo que yo y aprovecháis el último día para verlos.

Tengo que deciros que, sorprendentemente, encontré en internet muy poca información de los cementerios y, una vez allí, no existen indicadores en absoluto, así que espero que lo que digo aquí pueda seros de utilidad.

Lo primero, aquí tenéis un plano de localización.



Para llegar, simplemente se tiene que atravesar el paso subterráneo de la estación, salir a la estación de autobuses y seguir a mano derecha hasta llegar a una calle que sube a la izquierda, y pasar junto a una gasolinera. A mano derecha veréis enseguida el cementerio civil, no tiene pérdida. Desde la estación son apenas diez minutos caminando.

Encontraréis una puerta lateral -que no es la principal, que está más arriba- atravesáis el cementerio por completo, salís por otra puerta lateral en la que hay un puesto de flores y 50 metros a la izquierda tenéis la entrada al cementerio militar soviético.

Nunca había estado en uno, así que me impresionaron esas estrellas blancas tan fotogénicas.




Hay unas lápidas negras con los nombres de los soldados.




Hay 3.089 soldados soviéticos enterrados aquí, caídos durante la toma de Danzig en marzo de 1945.


Esta cruz no me cuadra en un monumento soviético, así que seguramente es posterior.



El cementerio estaba bastante bien cuidado aunque, paradójicamente, transmitía una sensación de abandono. Parece que hace mucho tiempo que no se celebra allí ninguna ceremonia de conmemoración.

No había nadie más visitándolo.



Me gustó este monumento en el mejor estilo soviético.




Esta es la vista del cementerio desde el monumento:


Y aquí, dos figuras escultóricas, que supongo que representan a las apenadas madres y novias/esposas de los soldados caídos por el padrecito Stalin y la gloriosa Unión Soviética en la Gran Guerra Patriótica.



Visto el cementerio soviético, me puse a buscar el alemán, del que no había conseguido averiguar en internet su localización exacta, apenas que estaba "detrás del soviético" (?).

Así que comencé a deambular por los alrededores cargado con mi mochila, metiéndome por caminos que acababan llevando a casas particulares, con el ladrido de los perros de fondo, o por otro que conducía a la cima de una colina cercana en la que, al final, había una antena.

Un tanto frustrado y confundido, regresé al cementerio civil, en donde había algunas personas mayores cuidando las tumbas. Debía haberles preguntado, pero imaginé que no entendían el inglés, y yo tampoco hablo polaco. En todo caso, lo de preguntar allí por un cementerio nazi me echaba un poco para atrás, así que seguí dando vueltas.

Llevado más por la intuición que por otra cosa, comencé a ascender por el cementerio, emplazado en la ladera de una colina, hasta que por fin, arriba del todo, vi las inconfundibles cruces típicas de los cementerios militares alemanes.





Aquí veis esta cruz dedicada a los que murieron durante la Segunda Guerra Mundial.


Allí no hay sólo soldados de la guerra de 1939-1945, sino también de la Primera Guerra Mundial e incluso de la guerra franco-prusiana (1870-1871), como podéis ver en este pequeño conjunto:





Según he leído, hay un total de 562 soldados alemanes enterrados en este cementerio.


Tampoco había nadie visitándolo.


Como todos los cementerios militares germanos, éste también resulta triste y desangelado.


Una vez visitados ambos cementerios, y satisfecho por haberlos podido encontrar, regresé a la estación para tomar el tren al aeropuerto.

Pues con esta última entrada doy por finalizada mi crónica del viaje a Gdansk. Si os decidís a visitar esta ciudad y necesitáis alguna información práctica, quedo a vuestra disposición.


8 comentarios:

Jorge dijo...


"Y aquí, dos figuras escultóricas, que supongo que representan a las apenadas madres y novias/esposas de los soldados caídos por el padrecito Stalin y la gloriosa Unión Soviética en la Gran Guerra Patriótica."
Mucha ideología para describir el cementerio de los que soportaron una lucha titánica contra le fascismo europeo, gran continuador de la barbarie que tan bien cultivan, de mediados del siglo XX.
Tanta idologia que también ningunea la realidad que vivieron millones de mártires que acabaron literalmente con ese fascsismo de mediados de siglo, conscriptos por un dictador que tampoco le preocupaba mucho la vida de sus soldados.
Aún asi es un blog de referenica para mi, pero tanta ideología deshumanizada me impide felicitarte.

Jesús Hernández dijo...

Hola, Jorge,
Soy consciente de que mis sutiles notas de humor no siempre son bien entendidas, pero prefiero correr ese riesgo a ofrecer una escritura aséptica que no roce ninguna piel sensible.
En todo caso, gracias por tomarte la molestia de hacerme llegar tu comentario, ¡un saludo!

Jorge dijo...

Hola Jesús, hace mucho tiempo que sigo con mucha atención tus producciones y contrasto información muy útil, de manera que no debes agradecerme nada. Por otro lado no creas que no entendí tus "sutiles notas de humor", en ese concepto hay por un lado una llamativa sobrestimación propia y dialécticamente una clara subestimación del lector, que tiene alguna ligazón, entiendo, con la subestimación de los sujetos de parte de los dictadores y políticos que realizan guerras y la consiguiente sobrestimación de sus propias acciones. Retribuyo tus saludos y seguire tus producciones ahora con la doble interés en descubrir sutiles notas de humor.
Y no olvides que sutiles o groseras, las notas de humor están siempres cargadas de ideología, y terminan transformando las notas historicas en simples panfletos.

Jesús Hernández dijo...

Hola de nuevo, Jorge.

Si me conoces un poco, sabrás que no suelo entrar en polémicas una vez que cada uno ha expresado ya su posición, así que encantado de escuchar tu opinión y tan amigos.

Sin embargo, no puedo estar nada de acuerdo con lo que dices de que con ese humor sutil que trato de utilizar, con mayor o menor acierto, subestimo al lector. Es precisamente todo lo contrario; estoy convencido de que los que siguen este blog saben apreciar el humor inteligente y por eso trato de aderezar con él mis entradas.

Un saludo.

antonio saiz dijo...

Hola,

estupenda entrada sobre los cementerios, a los que siempre intento visitar en mis visitas turísticas, a mi los cementerios alemanes que he podido visitar me transmiten cierta sobriedad y tranquilidad en contraposición a los aliados que son mucho mas "espectaculares" y orgullosos, como si unos tuviesen cargo de conciencia sobre sus actos y otros lo contrario, no lo se.

por cierto, si alguien pudo localizar el cementerio alemán de monte cassino me gustaría que me indicase donde está porque yo no pude encontrarlo.

gracias y enhorabuena.

francisco dijo...

Hola.
El cementerio aleman esta cerca de una poblacion cercana llamada Caira. Aun asi, cualquier duda, consulta la pagina Trace of war. Encontraras absolutamente todo lo relacionado con la 1ª y 2ª guerra mundial.
Saludos

antonio saiz dijo...

muchas gracias Francisco, me lo apunto por si vuelvo.

saludos.

Fernando dijo...

Estoy muy, pero que muy de acuerdo Jorge.
Desconocía este Blog y, he empezado por esta entrada.
Jesús, en otros Blogs parecidos a este, suelo "poner un espejo" a las "sutiles notas de humor" (contrastadas con asuntos nuestros) de los Administradores y Comentaristas... ... ¿que cuál es el resultado? ... ... que las pieles se vuelven muy, pero que muy sensibles...