miércoles, abril 04, 2018

ARQUITECTURA FASCISTA EN ROMA



Bien, amigos, ya estamos aquí de nuevo después de las vacaciones de Semana Santa.

He estado unos días en Roma, ciudad que hacía más de diez años que no visitaba. He ido en plan turista, pero aun así he visitado un par de lugares interesantes que me quedaron por ver aquella vez.


Uno de ellos es un barrio de las afueras al que no suelen llegar los turistas, llamado EUR, las siglas de Esposizione Universale Roma. Ese distrito fue promovido en 1935 por Mussolini con la idea de inaugurarlo en 1942 para conmemorar los veinte años de la llegada del fascismo al poder, una efeméride que quería hacerla coincidir con la celebración de una Exposición Universal. Por ese motivo, el nombre oficial del distrito era E42.

A consecuencia del estallido de la guerra no se pudo celebrar la prevista Exposición y las construcciones quedaron inacabadas. Tras el conflicto se barajó la idea de derribar lo construido por su ligazón con el fascismo, pero al final, afortunadamente, se decidió acabar los trabajos y añadir nuevos edificios, creando un distrito financiero antes de que lo hicieran otras ciudades europeas.


El edificio más emblemático del EUR es el Palacio de la Civilización Italiana (Palazzo della Civiltà Italiana). Conocido popularmente como el Coliseo Cuadrado, su estampa es imponente, y es claramente visible desde la autopista que une el aeropuerto de Fiumicino con la ciudad. La parada de metro más cercana es EUR Magliana de la línea B.

Comenzó a construirse en 1938, pero las obras quedaron paralizadas durante la guerra, reanudándose en 1951.

Aquí vemos el edificio en construcción en una imagen de 1940.



A continuación podéis ver las fotos que tomé allí. Como era mediodía, la luz era muy dura y las fotos no quedaron todo lo bien que hubiera querido, pero aun así espero que os gusten.



Como podéis ver, en las cuatro caras del cubo puede leerse una frase extraída de un discurso de Mussolini del 2 de octubre de 1935: Un popolo di poeti, di artisti, di eroi, di santi, di pensatori, di scienziati, di navigatori (Un pueblo de poetas, de artistas, de héroes, de santos, de pensadores, de científicos, de navegantes, de emigrantes).

















Pues, si visitáis Roma, no os perdáis este impresionante ejemplo de arquitectura fascista que los italianos tuvieron el buen criterio de conservar, poniendo el valor arquitectónico por encima de las consideraciones ideológicas.

Y no quiero cerrar esta entrada dedicada a la Ciudad Eterna sin recomendaros una deslumbrante película que la retrató de manera mágica, La gran belleza (La grande bellezza, 2013), un filme que no me cansaría nunca de ver.





Por último, quiero agradeceros la buena acogida que está teniendo mi último libro, Eso no estaba en mi libro de la Segunda Guerra Mundial, publicado por la editorial Almuzara, que ahora ya está en formato e-book. Durante unos diez días ha estado agotado en Amazon, pero ahora veo que vuelven a tener existencias.



Aquí podéis leer una entrevista en el diario ABC en el que hablo del libro.

Y nada más, en los próximos días subiré la entrada dedicada al otro punto de la ciudad de Roma que creo que os puede interesar.



5 comentarios:

rafael granados rodriguez dijo...

¡Estimado Jesús!:

Todavía no he leido tu libro en almuzara y por tanto no he podido leer lo que aseveras sobre Katyn y Blokhin cómo supuesto ejecutor.

Me guió por tu entrevista en ABC, normalmente la fuente de estas aseveraciones es el artículo de Wikipedia, que cita toda una serie de autores super-anticomunistas como Montefiore,Parrish y Rayfield.En realidad todos estos autores se limitan a repetir en cadena lo que escribió Parrish.

La fuente de estas imputaciones contra Blokin son en realidad dos entrevistas de 1990-1991, concedidas por 2 antiguos miembros del NKVD, Soprunenko y Tokarev.

Son de una fiabilidad más que dudosa, primero por la avanzada edad de los 2 y segundo porque se les presionó a ellos y a sus familias para que "dijeran la verdad" sobre el asunto Katyn so pena de incurrir en un delito penal.

Soprunenko rechazó repetidas veces que tuviera algo que ver con Katyn , hasta que finalmente "dijo la verdad" .

Es muy probable que se inventaran el tema de Blokin que evidentemente no podía defenderse.

En tercer lugar, de estas entrevistas sólo tenemos una versión en polaco y no contamos con la versión original que evidentemente se realizó en ruso (¡¡curioso, no !!)

*Vid:http://www.red-channel.de/the_real_stalin_katyn.htm

Debo decirte que no me parece procedente que escamotes a tus lectores ( e insisto que no he leído todavía tu libro), la versión alternativa de que "no fueron los soviets".

Los importantes hallazgos paleográficos y arqueológicos habidos en 2010 y 2013,ponen la carga de la prueba en el lado de la "versión oficial", por supuesto toda esta evidencia se omite deliberadamente, simplemente porque lo que importa es la propaganda antisoviética , no descubrir la verdad.

Parece que de todo el cúmulo de mentiras nazis ésta es la única que se mantiene por poderosos intereses políticos.

Vuelvo a citar las referencias:

-US Historian: Stalin Not Guilty of Major War Crime Blamed on Him (Katyn
http://www.greanvillepost.com/2015/06/14/us-historian-stalin-not-guilty-of-major-war-crime-blamed-on-him-katyn/

*http://www.red-channel.de/the_real_stalin_katyn.htm

*Grover furr:The "Official" Version of the Katyn Massacre Disproven? Discoveries at a German Mass Murder Site in Ukraine.Socialism and Democracy 27(2) (August 2013): 96-129.

*Grover Furr. Le Massacre de Katyn. Une réfutation de la version « officielle »? Paris: Editions Delga. 2015.
http://editionsdelga.fr/portfolio/grover-furr-2/

Un cordial saludo.

Jesús Hernández dijo...

Apreciado Rafael, gracias, como siempre por tus aportes.

Considero que, a estas alturas, no hay ninguna duda de la autoría soviética en la matanza de Katyn, pero si, como en tu caso, estás convencido de que fueron los alemanes, respeto tu opinión.

Un saludo,

Macarena García dijo...

He estado también unos días en Roma y en la visita también vi este edificio. Durante toda la vista panorámica de Roma, me sorprendió no sólo la cantidad de edificios que hay de Mussolini, sino la manera que tienen los italianos de hablar sobre él, que para nada parecería que fue el líder del fascismo, o al menos no se le notó a la guía que llevaba.
No dejo de decirlo pero de verdad, Jesús, me está pareciendo fascinante el libro. Sobretodo la parte de la alimentación.
Un saludo.

Jesús Hernández dijo...

Hola, Macarena, me alegra mucho escuchar ese comentario. Con una veintena de libros a mis espaldas es un reto seguir sorprendiendo al lector para no decepcionarle, así que tu amable comentario me deja tranquilo. ¡Muchas gracias!

Juanjo Ortiz dijo...

Estupenda entrada.
Tuve la ocasión de visitar Roma hace unos años y con paciencia se pueden encontrar rincones muy interesantes relacionados con su pasado fascista.