lunes, octubre 09, 2006


"El trabajo os hará libres", ejemplo del cinismo nazi Posted by Picasa

Reiniciamos nuestro recorrido por Berlín. A unos 15 kilómetros de la capital se encuentra el campo de concentración de Sachsenhausen, al que se llega tras un trayecto en metro de una media hora y unos minutos de autobús.

Según una maqueta que se exhibe a la entrada, el campo era muy extenso, pero sólo queda la parte central; la puerta de entrada, la zona de barracones, el lugar en donde estaban los crematorios y los cuarteles de las SS, fuera del recinto.

La visita es muy interesante, pese a que hay que realizar un esfuerzo de imaginación, puesto que la mayor parte de las instalaciones quedaron arrasadas. Aún así, uno puede hacerse una idea del infierno que se vivía allí, pero nada comparado con Auschwitz, puesto que Sachsenhausen era, si se me permite la expresión, para presos VIP, al menos en origen. Así que no se trata de un campo de exterminio como los que existían en Polonia.

En los años 30 se creó el campo de Oranienburg, en el pueblo del mismo nombre, pero los excesos de los nazis quedaban a la vista de todos, por lo que éste se cerró y se creó uno nuevo a las afueras de la misma localidad, siendo éste de Sachsenhausen. Conservó su naturaleza de campo para prisioneros políticos o intelectuales, pese a que el desarrollo de la guerra amplió mucho este espectro.

Impresiona ver el lugar destinado a los fusilamientos; una especie de foso de tiro al que los condenados bajaban para morir. No pude evitar mirar en la dirección que ellos miraban poco antes de ser fusilados.

Mañana hablaré del curioso personaje que conocimos a la salida del campo, mientras esperábamos el autobús...