lunes, octubre 22, 2007

La vía fantasma

Al final no había ningún misterio... La foto de la vía fantasma no había desaparecido, sino que se había quedado en la memoria de la cámara digital junto a otras dos, y como lo prometido es deuda aquí la tenéis:
La imagen está tomada mirando hacia la Guarida del Lobo, es decir, en el mismo sentido en que los trenes llegaban al cuartel general. Aunque pueda sorprender, la foto es del lugar exacto en el que estaba el apeadero. A la derecha había un pequeño andén, que no puede apreciarse porque el escalón está tapado por la maleza, y un pequeño edificio en ruinas también cubierto de vegetación.

Al lado izquierdo podéis ver el terreno despejado; en teoría en ese lugar había un ramal de servicio, pero supongo que lo quitaron en algún momento. Justo al girar la vía, tal como podéis ver unos cien metros más adelante, está la entrada de la Wolfsschanze; el camino pasa a nivel por la vía.

Todo este asunto me despertó el interés por el tema del tren de Hitler. Aquí tenéis la información que me han proporcionado en el Foro Segunda Guerra Mundial.

Y para acabar el tema del cuartel general de Hitler en Rastenburg, aquí van las dos últimas fotos. Se trata del búnker de la delegación del Ministerio de Asuntos Exteriores. En la primera foto podéis ver la fachada principal, que da a la carretera principal del recinto:

Y en ésta, aunque no se ve muy bien porque está borrosa, espero que podáis apreciar cómo el hormigón de esa estancia interior se requebrajó de dentro hacia fuera, lo que indica que se colocaron cargas explosivas en el interior. En la foto de arriba también parece apreciarse en la ventana de la izquierda. Lo que no sé es si estas explosiones fueron obra de los alemanes en su huida o del trabajo de demolición de los rusos emprendido tras la guerra.

Pues hasta aquí mis andanzas por la Wolfsschanze. Ahora me queda pasarme el año que viene por Berchtesgaden, el refugio alpino de Hitler, en el que aún no he estado. Para ir abriendo boca de las fotos que espero colocar, aquí tenéis una página interesantísima que he encontrado sobre el Berghof y los demás edificios que componían ese complejo. Al menos, seguro que allí se respiran mejores aires que en Rastenburg.