miércoles, enero 30, 2008

Contra el nazismo (el actual también)

Hoy se cumplen 75 años del ascenso de Hitler al poder. Eso sucedió el 30 de enero de 1933; a partir de ahí, la historia es bien conocida por todos. Iba a comentar un poco sobre aquello, pero me he tropezado con una noticia que me ha hecho reflexionar (y eso siempre es peligroso).

El pasado 27 de enero se conmemoró el Día Internacional de Recuerdo de las Víctimas del Holocausto. Se escogió esa fecha porque el 27 de enero de 1945 fue liberado el campo de concentración de Auschwitz.

Desde hace siete años, el Congreso de los Diputados, el Parlamento de Cataluña o la Asamblea de Madrid aprueban cada 27 de enero sendas declaraciones institucionales y llevan a cabo actos de recuerdo y homenaje a las víctimas. Esto hubiera pasado desapercibido si no fuera porque este año el Bloque Nacionalista Galego (BNG) no se ha sumado a la moción acordada por los otros partidos; su intención era incluir una referencia al actual conflicto palestino-israelí, lo que fue rechazado por los otros.
No voy a entrar en esa cuestión concreta porque creo que es un tema demasiado complejo, que algún día podemos tratar con más profundidad. De hecho, los analistas del gobierno norteamericano se refieren a ese conflicto interminable como "El Día de la Marmota", comparando la situación en Oriente Medio con aquella peli de Bill Murray, Atrapado en el tiempo, en el que ese día se repetía una y otra vez.
Mi reflexión de hoy va por otro lado. Me parece muy bien que se aprueben mociones contra el nazismo, de la misma manera que no vería mal que se aprobasen declaraciones en favor de la teoría heliocéntrica o de la ley de la gravedad. Al menos, son declaraciones en las que todos estamos de acuerdo. De todos modos, no acabo de ver la utilidad. Si lo que se pretende es impedir el resurgimiento del nazismo, creo que hay tantas posibilidades de que eso suceda como de que el Barcelona gane la Liga este año. Si hay alguien que, hoy día, es partidario de la implantación de un régimen de tipo nacionalsocialista, creo que se trata de un caso que debe ser estudiado, más que por los politólogos, por algún psicólogo clínico.

Me parece que si se aprueban mociones contra el nazismo es, básicamente, porque sale totalmente gratis. Creo que si uno está realmente contra el totalitarismo que representa ese régimen, en la actualidad tiene uno un buen puñado de casos para lucirse con una moción bastante resultona.
Por ejemplo, qué tal una moción contra la dictadura libia aprovechando la reciente visita de Gadafi a España, o una declaración a favor de los disidentes que están en las cárceles cubanas, o interesarse un poco por los no-ciudadanos de Eslovenia y las repúblicas bálticas, en donde los habitantes de origen serbio o ruso respectivamente tienen anulados sus derechos más elementales...
Sería difícil encontrar a alguien dispuesto a votar una moción de ese tipo, pero sería todavía más complicado que alguien presentase una declaración contra la conculcación sistemática de los derechos humanos en los países islámicos. Eso sí que son regímenes nazis del siglo XXI. Pero una moción contra eso sí que sale cara; que no le pase nada al holandés que ha elaborado un documental en el que compara el Corán con el Mein Kampf de Hitler. Así que nada, a contemporizar.

Y vamos con el caso de China. Eso es un régimen también totalitario, pero no he visto por ahí ninguna moción de condena al régimen de Pekín. ¿El precio de esa moción? Pues que habría que desmontar las fábricas de Cola-Cao y Chupa Chups y tráerselas de vuelta a casa, entre otras muchas cosas. Además, ahora que los chinos nos comienzan a comprar jamón de Jabugo, pues no vayamos a estropear la cosa.

Y los Juegos Olímpicos de Pekín de este año a mí me recuerdan muchísimo a aquellos otros de Berlín 1936 en los que el nazismo aprovechó para impresionar al mundo, mientras despojaba a los judíos de sus derechos y metía a los disidentes en Dachau; entonces todos fueron cómplices de ese montaje, y este año sucederá otro tanto. A ver quién defiende un boicot a estos Juegos...

Pues nada, en estos tiempos de alta volatilidad bursátil, yo os aconsejo invertir en valores refugio; la hipocresía en uno de ellos, siempre está en alza.

14 comentarios:

Milgrom dijo...

Pues totalmente de acuerdo. Estas firmas, estos manifiestos, simplemente me parecen una manera de lavar sus propias conciencia y hacer algo de cara a la galería.

Banyú dijo...

Más razòn que un santo. Pero el Barça todavía tiene posibilidades de ganar la liga, que lo sepas (y yo soy sevillista).

Luis.Conde dijo...

También de acuerdo, sobre todo con los JJOO, solo faltaría que el presidente chino se fuera en la entrega de las medallas cuando gane algún tibetano.
Se que no se habla mucho de juegos pero este es muy interesante y curioso. Trata de lo que hubiera ocurrido si hubiera muerto Churchill en un atropello por un taxi en la 5ª avenida y no hubiera podido unir a los Aliados en contra de los alemanes. Una resistencia americana. Supongo que será parecido a la película ucrónica Fatherland o la novela El hombre en el castillo. Podéis ver el trailer aquí. El juego se llama Turning Point: Fall of Liberty

Kordo dijo...

Jodo!! Qué impresión ver la estauta de la libertad con la esvástica.... ufff! :-)
Y es cierto, no has acertado mucho Jesús con la comparación del barça, ya que lo mismo se podría haber dicho del madrid el año pasado y ya sabemos todos lo que acabó pasando...

Saludos!!

juan francisco dijo...

Amen hermano...........pero seguiremos en esta linea por los siglos de los siglos

juan francisco dijo...

Amen hermano...........pero seguiremos en esta linea por los siglos de los siglos

Major Reisman dijo...

Buenas

Totalmente de acuerdo.

Un saludo

Jesús Hernández dijo...

Bueno, si lo único en lo que estamos en desacuerdo es en las posibilidades del Barça de ganar la Liga (ya me gustaría a mí que la ganase, pero hasta que no venga Mourinho no habrá manera de meter en vereda a esa banda), tampoco es demasiado grave...

Nacho dijo...

Hola... un tema de reflexión muy interesante. Que España se haya abonado a ese tipo de declaraciones nos dice mucho del entorno en el que se mueve internacionalmente. La condena al nazismo es un dogma de fe en Occidente. Según esto, no ha habido en la historia de la humanidad nada peor que el nazismo.

Yo no creo que el nazismo ni los neonazis constituyan ningun peligro en la actualidad. Para empezar, porque los llamados neonazis no tienen ni idea de los que es el nazismo, ni la historia ni nada... y los nacionalsocialistas autenticos que quedan no tienen el más mínimo poder ni influencia como para constituir un peligro. Las democracias no están amenazadas. Pero siempre gusta tener un enemigo. De hecho el nazismo es a las democracias actuales lo que el judío fue para el nazismo.

Me estoy enrollando mucho... tema apasionante donde los haya

Saludos

Rock Locke dijo...

Tienes toda la razón Jesús, comparto plenamente esta entrada. Y encima hoy en el telediario han dado imágenes de la China real y de la China propaganda. Buf, menuda vergüenza. Hace falta que la gente diga las cosas claras de una vez.

Por cierto, qué bueno lo de la ley de la gravedad. ¿Votos a favor? y fijo que saldría algún cenutrio votando que no... Jajajaja

Luis.Conde dijo...

Nacho, muy buena esa frase
"el nazismo es a las democracias actuales lo que el judío fue para el nazismo" :) me la apunto

Il Venturetto dijo...

No me preguntéis el porqué, pero cuando he leído esto hoy mismo me he acordado de este post.

Por cierto, totalmente de acuerdo.

wraitlito dijo...

Estoy de acuerdo en que la hipocresía domina en nuestro país.

No estoy en absoluto de acuerdo en la comparación de las olimpiadas nazis y las actuales chinas.

No conozco ningún libro circulando por ahí donde los líderes chinos hablen de razas inferiores - si lo hay, por favor, que alguien me dé referencias - , no vienen de perder guerras con nadie recientemente y han evitado la vía militar con Taiwan.

Ojalá se centren en este tipo de competiciones y en la nueva carrera espacial.

Saludos.

Martí Cabré dijo...

Buena entrada.

Estos temas son delicados porque es muy fácil hacer demagogia con ellos, por lo que tratarlos con un poco de rigor es de agradecer.