jueves, enero 31, 2008

Hitler no bailaba samba


Como llega el fin de semana de carnaval, vamos con un tema carnavalero. Bastantes de vosotros ya estaréis preparando los disfraces y pensando en dónde ir a pillar lo que se tercie, por eso os he preparado este apunte en plan fiestero.

Pese a que Hitler ensayó unos pases de baile ante sus generales cuando le comunicaron que Francia había caído (como podéis ver aquí), no existen pruebas de que al Führer le gustase especialmente bailar. Lo que ya es seguro es que Hitler no bailaba samba.
Quizás por eso, cuando una Escuela de Samba de Río de Janeiro ha querido este año dedicar una carroza y una coreografía a Hitler, tenían que haberse imaginado que la cosa no tenía mucha pinta de acabar bien.

Así ha sido; un grupo de samba llamado Estacio de Sa había decidido que sus bailarines irían ataviados con uniformes con la esvástica, para actuar así en el desfile de Carnaval. Además, una sección del desfile había sido nombrada "Ala Hitler". Pero este miércoles han tenido que cambiar de planes, ante la presión de una organización judía.
Se ve que en el Carnaval de este año ya ha habido otra controversia relacionada con los nazis, pues grupos judíos habían protestado contra la carroza de otro grupo, que hacía referencia al Holocausto, logrando que fuera retirada.

Pues los del "Ala Hitler" tenían previsto presentar una carroza adornada como un tanque alemán; la verdad es que hubiera tenido su morbo ver a las brasileiras moviendo su poderío sobre un panzer. Pero se ve que alguien sacó unas fotos de la carroza, las colgó en internet y entonces la Federación Israelita de Río de Janeiro, al verlas, exigió a la escuela que se fuera buscando otro tema para el Carnaval.

El director de la escuela respondió en una carta que desmontaba el panzer, retiraba hasta la última esvástica y que el nombre de "Ala Hitler" pasaba a mejor vida.

Así que nada, al Führer lo han baneado rápidamente del Carnaval de Río, otro año será...

Pues venga, y vosotros, ¡a pasarlo bien!

2 comentarios:

Banyú dijo...

¿esto es una historia real?

Miguel Angel dijo...

Yo alucino con la gente. Es totalmente comprensible que las organizaciones judías pongan el grito en el cielo con estos temas. La gente es que está tarada!!!! ¿Cómo coño puede alguien hacer juerga y cachondeo de un tipo que hizo lo que hizo!!!!!? Igual que los de la pizzería de Nueva Zelanda. Para hacer dinero no todos los métodos valen. La gente se olvida de que fueron millones de personas las que padecieron las neuras de este desgraciado y existe muchísima gente hoy en día que sigue padeciendo los efectos de todo aquello. Vamos que es una opinión.