domingo, marzo 30, 2008

El catalán que pudo haber salvado miles de vidas inglesas

Bien, aquí estamos después de un fin de semana un poco así... El sábado tuve que ir al Mercadona, por la noche me llevé un disgusto con el Barça (¡Mourinho, ven, sólo tú puedes arreglarlo!) y hoy domingo he tenido comida familiar de ésas de no levantarse de la mesa hasta las seis, y con el cambio de hora no sé muy bien si es pronto, tarde... bueno, el fin de semana que viene lo pasaré en Tarragona y seguro que me cundirá un poco más.

Como os dije, estoy en el pulido y abrillantado del último libro, y ésa es una fase larga, pesada y poco agradecida. Ha que releerse el manuscrito varias veces y muy atento para que no se pase nada (y aun así se te cuelan), y te acaba doliendo ya la cabeza, el jueves acabé con un globo importante. Calculo que acabaré a principios de la otra semana, así que no esperéis demasiadas entradas estos días, tendréis que ir colaborando para que el blog no pierda interés...

Vamos con asuntos atrasados. Durante la Semana Santa vi un documental en la TV3, la televisión autonómica catalana, que estuvo muy bien. Esta cadena, y el Canal 33, que es el segundo canal, cuida mucho el tema de los documentales, lo cual hay que agradecer.

Pues bien, el que vi es uno que se titula Ramon Perera, l´home que va salvar Barcelona ("el hombre que salvó Barcelona"), que ha recibido un montón de premios en el extranjero. Se ve que lo dieron en julio de 2006, pero no me enteré, y ahora que lo han recuperado por el tema del 70 aniversario de los bombardeos de Barcelona ha sido cuando lo he descubierto. Aquí tenéis la ficha técnica y el contenido.

Trata de Ramon Perera (arriba en una imagen del documental), un ingeniero que diseñó e impulsó la construcción de refugios antiaéreos para la población durante la Guerra Civil; se ve que esa tarea dio buenos resultados en Barcelona y en otras localidades catalanas, lo que atrajo la atención de los ingleses, que se temían una oleada de bombardeos en caso de que estallase la guerra mundial. Cuando acabó la Guerra Civil, Perera huyó a Francia y los ingleses lo "rescataron", trasladándolo a Londres.

Pero allí, al comenzar la Segunda Guerra Mundial, sus propuestas quedaron en un cajón, puesto que las autoridades creían que la construcción de refugios haría que la gente se metiese todo el día en ellos y no saliese a trabajar. Perera insistió en que eso no había sucedido en Barcelona, pero no le hicieron ni caso.

En cambio, impulsaron la construcción de unos refugios de hojalata para ponerlos en el jardín de casa y que, evidentemente, no servían de nada en caso de un impacto directo. Así que el Perera éste se desesperó al ver cómo los ingleses renunciaban a lo que había funcionado en Barcelona; el coste fueron miles de vidas inglesas que se hubieran podido salvar si hubieran hecho caso al ingeniero catalán.

Al final, a la gente se le permitiría refugiarse en el metro, pero los que no tenían metro cerca, que les fueran dando. Curiosamente, en las zonas habitadas por las clases altas sí que se construyeron algunos de estos refugios, con todo tipo de lujos, y es que lo de ser pobre nunca sale a cuenta.

Esta historia ha merecido quedar reflejada en la entrada dedicada al Blitz (el bombardeo de Londres) en la Wikipedia. Podéis verlo aquí, y lo nombran a mitad del artículo.

Pues de eso va el documental; está muy currado y lo aconsejo. Si controláis un poco el catalán, pilladlo de la mula, está con ese mismo título.

Ahora aquí en Barcelona hay una especie de "fiebre" oficial por el tema de los bombardeos sufridos por la ciudad ahora hace 70 años. Hay una exposición en la estación de Metro de Universidad, se pueden visitar dos o tres refugios antiaéreos, se han editado libros, se ha creado una web, etc.

Si a alguno le interesa el tema, es el momento de pasarse por aquí. No obstante, la verdad es que el tema está un poco salido de madre, porque se está transmitiendo la idea de que Barcelona fue la única ciudad bombardeada durante la guerra, y de que esto fue Colonia o Dresde, pero bueno, es de agradecer que se dé a conocer la historia.

Vaya, esto me ha quedado un poco largo, así que los otros asuntos los trataré otro día, pero por último otra cosa, he visto que el documental aquél que salió en la Noche Temática, titulado LA PERSECUCIÓN DE LOS NAZIS, ya está en la mula gracias a esas almas caritativas que se dedican al bien del prójimo.

¡No os lo perdáis y a disfrutarlo!

10 comentarios:

arama dijo...

Interesante reseña. Un documental que saca a la luz uno de esos héroes anónimos ibéricos que se cuentan con los dedos de una mano pero su labor fue primordial para salval vidas y/o liquidar el nazismo (Joan Pujol, Perlasca ...). Los refugios diseñados por Perera salvaron muchas vidas, en Cataluña y en Inglaterra.

Por cierto, aprovecho para presentarte un nuevo proyecto de nuestra asociación (ARAMA 36/37):
Vestigios de una guerra

Jesús Hernández dijo...

Gracias, Arama, y muy interesante vuestro proyecto, a ver si cunde el ejemplo en otros sitios, aunque hasta llegar al nivel de los ingleses en la protección y difusión de sus episodios bélicos aún nos falta.

Y ahí va una noticia de esas que merecen que se les dedique una entrada a lo grande, pero como estoy megaliado con la dichosa corrección del nuevo libro tengo que matarla en este comentario.

¿De que va? Pues de orgías nazis...

Leed aquí la noticia, que habla por sí sola.

Likuid Specie dijo...

No conozco nada más que lo aquí cuentas de este Ramón Perera, pero deduzco que más que un héroe, este tipo era un empresario, intentando sacar tajada de una guerra, al igual que otros muchos, cosa que no condeno, por supuesto.

Cesar dijo...

Hola Jesús:

¡Hay, si España tuviera "tejido industrial"...! ¡Sería una gran potencia económica mundial porque aquí hay gente con mucha inteligencia, talento y, además, trabajadora! Me gustaría saber en qué momento España perdió el tren que conduce a estar en el grupo de los grandes para quedarse como la octava potencia, dedicada fundamentalmente al sector servicios.

Muy curiosa e interesante la noticia que nos has traído. Un saludo muy cordial para todos.

Jesús Hernández dijo...

Curiosa y paradójicamente, el Ramon Perera éste, después de salvar vidas durante la Guerra Civil y de intentar salvarlas en Inglaterra durante la Segunda Guerra Mundial, trabajó en... la industria de armamento.

Cesar dijo...

Perdón, perdón, tanto criticar lo de las faltas de ortografía y se me escapa una: ¡Ay (lamento, queja, no del verbo haber), si España tuviera "tejido industrial"...!

Ha sido un lapsus. No volverá a pasar. Un saludo

Cesar dijo...

Bueno, lo del trabajo posterior en la industria del armamento no nos debe llamar mucho la atención. Al fin y al cabo, el que es ingeniero es ingeniero y se dedica a diseñar e inventar cosas, ¿no?

Valerie dijo...

Una pequeña problema en todo esto - Ramon Perera
no invento los refugios. Cuando entro en La Junta De Defensa Passiva de Catalunya en el otoño del '37 ya estavan en marcha la mayoria de los refugios edificados en Barcelona. L'Ayuntamiento de Barcelona, y especificamente un Conseller, Manuel Muñoz Diez (miembro de la CNT) fue el encargadode su organizacion.

Hay ganas de crear un mito falso.

Aurora dijo...

Valérie, soy la nieta de Manuel Muñoz Díez. Ya le he escrito varios mensajes que no sé si llegan. Quisiera saber cosas de él, ver fotos y todo lo que se refiera a su persona. Muchas gracias.

Aurora dijo...

Si Valérie está tan segura es porque tiene información de primera mano. Y yo, nieta de Manuel Muñoz Díez, aquí sin saber casi nada. ¿Podrías ponerte en contacto conmigo?