miércoles, junio 24, 2009

El roble de Hitler

Bueno, como véis, últimamente no estoy muy inspirado, pero siempre viene el Führer a salvarte alguna que otra entrada. Pues eso, que Hitler sigue dando mucho juego.

Resulta que en la pequeña ciudad polaca de Jaslo, al sureste del país, ha surgido una fuerte controversia. La culpa la tiene un roble de más de diez metros de altura, que en breve será talado por el Ayuntamiento de este municipio. Los planes del consistorio pasan por cargarse el roble para construir una rotonda y descongestionar así el trafico pero, parece ser, que el auténtico motivo es eliminar un molesto recuerdo de la ocupación nazi y la II Guerra Mundial.


Y es que el pobre árbol éste, que lleva casi setenta años ahí sin meterse con nadie, fue, ni más ni menos, que un regalo de Hitler. En abril de 1942, Adolfo ordenó traerlo desde su ciudad natal, Braunau, como obsequio con motivo de su cumpleaños, como primer paso para la germanización de esta localidad polaca, denominada Jassel por los alemanes.

Sin embargo, algunos ciudadanos ya han mostrado su oposición a este plan, especialmente desde que Kazimierz Polak, uno de los vecinos que fue testigo de cómo los soldados nazis plantaban en 1942 el por entonces escuálido arbolito, se ha erigido en defensa del roble. En declaraciones a la TV, el tipo éste pidió a las autoridades municipales que respeten el árbol, al que considera una "atracción turística", restando importancia al hecho de que sea un regalo de Adolf Hitler.

Pues el Kazimierz éste tiene razón. Si yo estoy de viaje por la zona, seguramente daría un pequeño rodeo para pasarme por Jaslo, le haría unas cuantas fotos al árbol para ponerlas aquí en el blog y pegarme así la vacilada y, seguramente, me tomaría allí una cerveza y un bocata, dejándome en el pueblo ése los correspondientes zlotys o como se diga. Pero si talan el árbol, le pueden ir dando a Jaslo, así que ellos mismos, que frikis como yo hay bastantes...

30 comentarios:

Likuid dijo...

Vaya friki... :P

Jose dijo...

Frikis al poder ;)

Al fin y al cabo sólo es un árbol, no? Tanto para los que quieren talarlo como para los que se esfuerzan en verlo como una atracción turística, me parece llevar las cosas un poco lejos.

Muy (pero que muy) cerca me tenía que pillar a mí para ir a ver el árbol, jejeje

Major Reisman dijo...

Buenas

Pues opino como Jose. Es sólo un árbol. ¿Qué culpa tiene el pobre?

Por cierto, una pregunta. ¿Sabes quién es el autor de la cita: "Basta poner una svastica y ya tienes un best-seller" o similar? Me suena haber visto un comentario en tu blog pero no lo he encontrado.

Un saludo

Francisco dijo...

Yo he dado una vuelta de 50km para ver el pinsapo del monasterio de San Pedro de Arlanza, así que te entiendo. Además, es un señor roble, espero que el alcalde deje de (como otros tantos alcaldes) hacer la puñeta y lo deje como está.

Javier Fernández dijo...

Yo soy de los que se pasarían por el pueblo ese a sacarme unas fotos con el árbol...si andase de viaje cerca de allí claro jejeje
Ahora entiendo porqué me llaman friki...

Nacho dijo...

Hola, pues a mi (qué raro verdad?) la historia me suena un poco rara. Porque me resulta extraño que un arbolito escualido sobreviviera a partir del año 1942 cuando la ciudad fue arrasada por la guerra. Y más raro me parece que a partir de 1945 sobreviviera cualquier vestigio hitleriano. ¿A nadie se le ocurrió arrancarlo en 1945? Puede que la historia sea cierta pero.... mummmm qué rara es!

Gándara dijo...

jejeje Como bien ha dicho jose; Frikis al poder. Mi grado de friki llega ya a tal extremo que ya no me entra en la cabeza hacer un viaje fuera de España a un país que no haya sido invadido por los nazis o estos hubieran gaseado a media población.

Cuando un amigo se fue a la Rivera Maya de viaje de novios me salió del alma la siguiente pregunta; ¡Pero si allí no hay nada nazi que ver!

Jesús Hernández dijo...

Bueno, yo creo que el tema éste del árbol da para un test sobre el grado de frikismo que sufre cada uno, y ver así si todavía es reinsertable en la sociedad o, por el contrario, está definitivamente echado a perder.

Estaría el que daría un rodeo de hasta 50 kilómetros para pasarse por el pueblo éste.

Estaría el que, además de verlo, le sacaría unas fotos (hasta aquí, el friki recuperable para el mundo).

Luego está el que pisaría el césped para ir a tocarlo.

El que además arrancaría un trozo de corteza o una ramita pequeña para llevárselo a casa y ponerlo en una estantería junto a los libros de la IIWW.

Y, finalmente, el que iría por la noche para cortar una buena rama, para tratar de plantarla en el jardín de su casa (en caso de que tenga, o si no, en una maceta grande).

Bueno, yo creo que igual llegaría a coger un trozo de corteza para llevármela de recuerdo, pero seguro que hay quien llegaría hasta el último grado de frikismo...

Posdata: Major Reisman, no me suena haber visto por aquí la frase, pero es posible.

Humberto dijo...

Yo también sería de los que me pasaría a verlo y a hacerme unas fotos para luego enseñarla a los que estas historias les "traen al pairo" y ver su cara de incredulidad.

Pero también para ver la cara de los frikies como yo y que están pensando ¡qué suerte haber estado allí!

¿o no?

Por cierto, Gándara, muy bueno lo tuyo. Yo a lo mejor no llego a eso, pero cuando viajo sí que busco lugares históricos y si son bélicos, mejor.

Un saludo a todos.

Speer dijo...

Yo creo que se podría llegar hasta el penúltimo grado de frikismo, ya que, lamentablemente, no se puede plantar una rama de roble y esperar a que arraigue. Lo que sí haría, sería pillar unas cuantas bellotas del árbol y plantarlas. Éstas seguro que germinan. Y, bueno, no sería el árbol en sí, pero podría decir: Este árbol proviene de uno que plantaron los alemanes...jejee. Este nivel de frikismo no está nada mal tampoco!...

Nacho dijo...

bueno, ya que el asunto ha llegado al "frikismo" deciros que hay gente que piensa que si le das la mano a alguien que en su día se la dio a Hitler, recibes una especie de bendición. Aunque mucho me temo que ya no queden muchas personas que le dieran la mano a Hitler. Eso sí, Hitler estrechó cientos de miles de manos a lo largo de su vida. Así que si os animáis a encontrar a alguien que aún viva... quedaréis bendecidos.

Mario Tenorio dijo...

Para empezar, tengo que decir que me parece mal que talen el roble, ya que el único motivo es su origen.
Eso concuerda con las decisiones políticas del gobierno actual español de "talar" los símbolos franquistas, que sin duda tienen un valor histórico. ¿Os imagináis que los franceses demoliesen el Arco del Triunfo en París? Es una catetada.En los Juegos Olimpicos de 1936, Hitler regaló un roble a cada campeón. Jesse Owens regaló el suyo al James Rhodes High School en Cleveland. El árbol del campeón Harold Whitlock estaba plantado en Hendon (Londres), hasta que fue talado en 2007.
Yo me uno al frikísmo en el nivel de la foto y me quedaría con las ganas de llevarme alguna bellota (por mi timidez)
Saludos.

Renton dijo...

Me gustaría ir al arbolito a echar una meadita... en honor al fuhrer.

:D

Pedro dijo...

Pues a mí me da que estos polacos si volviesen a la guerra volverían a sacar la caballería contra los panzer...

Si quieren deshacerse del árbol porque es un símbolo nazi, cosa os guste o no bastante entendible y quieren hacer una rotonda (¿desde cuando las rotondas descongestionan el tráfico?)... ¿por qué no devuelven al árbol a su pueblo?
Sería una muestra de respeto por el arbolito, que poca culpa tiene de nada, a la vez que una reivindicación pacífica de su movida. Y, si no quieren perder turismo, que hagan un museíto o un memorial del árbol en la rotonda (las rotondas tienen un espacio en medio donde se puede meter desde arte moderno hasta un parque infantil o un pipican).

Total, que si la cuestión se resume en si talar o no talar el árbol, debemos concluir que los polacos de la ciudad como-se-llame no han entrado con muy buen pie en el siglo XXI y se les dan muy mal las múltiples soluciones intermedias que a día de hoy pueden sacarse de casi cualquier cosa.

javier dijo...

A Reisman:

La frase no la sé, pero una gran amiga mía registró estos comentarios de un funcionarito del Corte Inglés: "Cual gilipollez que hable de los putos nazis vende la hostia, tía". así de crudo y castizo.

A Pedro:

No sé si en Braunau acepten el arbolito de Jazlo, pero en Klagenfurt u otro rinconcito de la bizarra Carintia, seguro que reciben al roble con los brazos abiertos (y en alto).

Hurricane dijo...

Sería una torpeza desde lo turístico, hasta podrían pensarlo como "un recuerdo de lo que no debió ocurrir" pero dejarlo como está...
Saludos

pedroboso dijo...

Nacho, muy bueno lo de la "bendición", je,je
La verdad es que yo he conocido a varios alemanes que combatieron en su juventud, en la 2GM, y me han contado sus experiencias... pero ninguno de ellos llegó a estrechar la mano del Fuhrer.
Si que tengo un libro editado en 1941 de la Luftwaffe firmado (original de su puño y letra) por Goring... Cuenta eso como contacto? Bendición o maldición? Para mi es Historia y nada más.
Lo de arbol? Opino como la mayoría, que lo dejen en paz y se preocupen de problemas mayores.
Un saludo para todos.

Gándara dijo...

JAJAJA Muy bueno Jesús!!! Me he reído mucho con lo de arrancar un trozo de corteza y colocarlo en la estantería de casa con los libros de la 2GM, más que nada... ¡¡¡¡porque yo lo he hecho con un trozo del búnker de Hitler en la guarida del lobo!!!!!! y bien orgulloso estoy de ello!

Cuando estube en Auschwitz mientras paseaba por la antigua ubicación del campo Canadá (sobre una veintena de barracones donde los nazis clasificaban y almacenaban TODOS los objetos que traían los prisioneros en sus maletas, y que con la inminente llegada de los rusos al campo les prendieron fuego para que no pudieran llevarse nada) me encontré rebuscando entre la tierra una pequeña cucharilla que hoy en día guardo con mucho cariño en mi casa

Eso si que es un pedazo de historia... y además qué mejor final que darle a una cuchara que lleva 60 años enterrada en un antiguo capo de prisioneros en el que sus propietarios con toda seguridad fueron asesinados....

ESTAS COSAS HAY QUE SENTIRLAS

Jesús Hernández dijo...

Es curioso, del búnker de Hitler de la guarida del lobo no pillé ninguna piedra. Pero junto a mis libros tengo un par de trozos de hormigón del Muro del Atlántico, y en un cajón tengo un trozo del fuselaje de un avión USA de la guerra de Vietnam, que lo arranqué de uno medio destrozado expuesto en un museo de Hanoi.

Por cierto, para los fans de U2; he estado en la terracita escuchando casi todos los temas del último álbum de Bono y sus muchachos... pero no en disco, sino a ELLOS.
Pues sí, están ensayando en el Camp Nou para los dos conciertos de la semana que viene (yo voy al segundo) y se oye como un cañón, una pasada. Hace un rato que han bajado el volumen, porque seguramente que los vecinos se habrán quejado, pero el rato que he estado escuchándoles ¡qué lujo!

Pedro dijo...

Pues yo no tengo ningún souvenir friqui de la Historia, pero dicen que en los mercadillos de Moscú aún se venden cruces de hierro, cascos prusianos y trabucos cosacos por cuatro rublos...

Eli dijo...

ya se que no tiene nada que ver con el árbolito, pero por casualidad me ha salido este bloc buscando cosas de la guerra de la secesión de Estados Unidos. me parece que has escrito algún libro (o dos), ¿cómo se llama?.
a por cierto, para una cosa buena que hizo.....no es cuestión de talarlo no?

Jesús Hernández dijo...

Eli; sí, se titula Norte contra Sur, y está en tapa dura y en bolsillo.

Por cierto, una anécdota de la estancia de los chicos de U2 aquí en Barcelona. Se ve que el otro día el Bono se fue de tapas al bar La Plata, que es un bar de manolos del casco antiguo, muy pequeño, en el que sólo dan ensalada, butifarra y sardinas fritas, pero que es un clásico.
Pues se ve que antes de que entrase, sus gorilas advirtieron a los camareros para que no le agobiasen, pero no contaban con que... ningún camarero tenía ni p... idea de quién era Bono!

Bueno, pues os avanzo que la semana que viene tendremos el lujo de tener aquí una entrevista a un autor español, y es que este blog tiene nivel...

pedroboso dijo...

Pedro,

Entre otras cosas, soy coleccionista de artículos originales de la 2GM. Comentas lo del mercadillo en Rusia... cuidado con las falsificaciones que hay muchas en este mundillo.
Desde luego cruces de hierro a ese precio ni de coña, puedo asegurarte sin verlas, que son falsas.
No conozco Rusia, pero he estado en mercadillos en Polonia, en Inglaterra y en Bélgica, y como te dije, hay muchas falsificaciones.
Humildemente soy de los que pienso que, o la pieza que compras es original o no merece la pena... joder, son como las miles de mujeres de nuestro país que van con bolsos de Chanel, Carolina Herrera, y miles de marcas más, y todo dios sabe que son falsos!!
Odio todo tipo de falsificación, me parece un timo!!
Un saludo para todos.

Jose dijo...

Gándara y Jesús: creo que es difícil ganaros, está claro!! La única reliquia que tengo es un casquillo de bala de una escopeta Springfield americana que compré en un museo belga...

Saludos!

Jesús Hernández dijo...

Subo la apuesta; tengo dos balas disparadas en Gallipoli, una australiana y otra turca, je, je.

Mario Tenorio dijo...

Pués yo estoy por hacerme con una Cruz de Hierro de 1ª clase que he visto en Ebay, pero claro, ¿cómo se si es auténtica?
¿Alguna sugerencia al respecto?

Saludos.

Jose dijo...

Me llamó mucho la atención la cantidad de material (supuestamente) verdadero que venden en las tiendas de algunos museos en Bélgica, hay de todo, desde casquillos de bala y medallas y condecoraciones varias hasta soportes de ametralladoras, pasando por cascos, cuchillos y un largo etcétera. Sólo hace falta tener bastaaaaantes €'s en los bolsillos :)

Pedro dijo...

Aaah! Con esto de los souvenirs históricos ya hemos desentramado el objetivo del alcalde del pueblo del árbol: talar el roble y vender trocitos de historia. Ya que el árbol es grandecito, quizá lo hagan al por mayor.

¿Os acordais cuando daban minitrocitos de muro de Berlín al comprar la SuperPop? Pues por ahí irá el asunto, seguro.

Ahora en serio, ¿cuántos pueblos de la Europa del Este sufrieron tragedias -por unas manos u otras- y no les queda ni un triste arbusto de recuerdo?

Vale que un árbol no es un castillo o una estatua ecuestre, pero mejor eso que nada, digo yo, y más si el símbolo es sólo un árbol y no algo más feo.

Respecto a lo de las cruces de hierro por cuatro rublos, era una frase hecha. Pero quien quiera balas y bártulos de la guerra civil, que se pase por Gandesa. Allí todo el mundo tiene algo, y sólo falta encontrar al que tenga suficiente como para "dar y vender".

Claro está que los friquis aquí presentes seguro que conocerán hasta el último pueblo donde encontrar "tesoros" de esta índole...

Nancylesly dijo...

Desde luego la gente piensa que la historia se puede borrar arrancando un árbol o quitando una piedra, pero están muy equivocados y lo único que consiguen es hacer el ridículo.

javier dijo...

..yo tengo casi una bayoneta entera (posiblemente chilena) de la Guerra del Pacífico de 1879. Claro, como la encontré a quinientos metros de mi casa, a ver si no tiene tanto pedigrí.