viernes, febrero 11, 2011

Sota, caballo y rey



Bueno, esta mañana he ido al dentista y al salir me he dado una vuelta por el centro. He hecho una minibatida por las librerías y he anotado algunas recomendaciones del chef... a ver si la semana que viene hago la entrada correspondiente. Por cierto, para pagar hoy a mi dentista he calculado que he tenido que vender unos 150 libros... definitivamente, equivoqué la carrera.

Pues si estamos de recomendaciones, os diré que ahora mismo me estoy tomando una cervecita alemana Perlenbacher bien fresquita, que ayer me enteré por uno de esos anuncios de los diarios gratuitos que estaba de oferta en el Lidl y acudí como mosca a la miel; me llevé dos packs de 6 x 250 cl por sólo 1,19 € cada uno... y la verdad es que como cerveza de batalla no está mal. El lunes iré a por otros dos.

Pues después de hablar de cerveza alemana, seguimos en el país teutón. Resulta que la fiscalía germana ha iniciado un procedimiento judicial contra una empresa que ha sacado a la venta un juego de cartas con el rostro de Hitler. Dicho así, puede sonar lógico hasta cierto punto, pero lo sorprendente es que Hitler sólo aparece en una de las cartas del juego, entre otros líderes controvertidos.

El juego se llama "El póquer del dictador: los dictadores más malvados del mundo en 32 cartas", y además de Hitler se incluyen naipes dedicados a otros dictadores, como Mussolini, Stalin, Mao, Paquito o el amigo de Carrillo, Ceaucescu.



La baraja, que cuesta 10 euros, divide a los dictadores en varias categorías, como los fascistas, los gobernantes militares y los "títeres de Estados Unidos". Cada naipe incluye datos del dictador, como su edad, tiempo en el poder, ingresos privados y número de víctimas.

Y nada, como es habitual, la inclusión de personajes tan siniestros como el dictador ugandés Idi Amin Dada o el chileno Pinochet no ha levantado ninguna polémica, pero sí la de Hitler. Nada nuevo bajo el sol, esto es sota, caballo y rey, y nunca mejor dicho.

Esta otra foto que he encontrado debe de pertenecer a otra baraja porque es diferente, pero bueno, la pongo igual:



Al parecer, la fiscalía se agarra a que la carta de Hitler muestra una foto suya y una esvástica, aunque oscurecida. Como sabéis, la imagen de la esvástica es ilegal en Alemania, aunque está permitida por motivos de interés histórico, de lo que parece que se trata aquí.

Se ve que personal de la oficina de la fiscalía de Nuremberg se dio cuenta de los naipes cuando ya estaban en exhibición en la Feria Internacional del Juguete que se realiza en esa ciudad en estos días. Por lo pronto, la fiscalía ordenó que todas las barajas fueran confiscadas. Todo esto demuestra que la fiscalía de Nuremberg tiene poco trabajo; cuando el diablo no tiene nada que hacer, mata moscas con el rabo.

Total, que para ser legal, la baraja de marras tendría que haber ignorado a Hitler, aun a riesgo de que el público se sienta estafado al no incluir a Adolf en ese Top 32, o con una carta en blanco y el sello de "censurado". Me sorprende que los alemanes, gente seria donde los haya, se presten a hacer el ridículo de este modo.

Pues lo que me ha hecho más gracia de este asunto es que la empresa fabricante de los naipes, además de juegos de dictadores también hace naipes dedicados a plagas, drogas e insectos...

8 comentarios:

Mario Tenorio dijo...

JH, ¿no estabas ocupado con el nuevo libro? Así que tomando cerveza y tu trabajo descuidado...
Y como siempre promocionando a Lidl del que soy cliente y fan, sin caer en el proselitismo.

Hombre, suelta la cerveza y a trabajar. ¡menudo escritor!

Saludos desde el sur.

BRESSEND dijo...

Jajaja lo de la etiqueta de censurado suena como si todavía estuviesen en una dictadura de medios XD que ironico jajajaja

Humberto dijo...

Bueno, el fabricante ya tiene publicidad gratis.

Pone las barajas a vender en Internet y ¡voila!

Mario, ¡bien! Esa es la actitud.

Jesús Hernández dijo...

Ya he encontrado el sitio donde la venden: AQUÍ.

Humberto dijo...

¿Una partidita?

Mario Tenorio dijo...

¿Hay alguien en casa?

Saludos desde el sur.

Jesús Hernández dijo...

Aquí Houston; escribiendo... hay que aprovechar las rachas de inspiración...

Mario Tenorio dijo...

Go, Houston, go!

Saludos desde el sur.