domingo, septiembre 16, 2012

CRÓNICAS DEL PERÚ. CAPÍTULO II: MACHU PICCHU (1ª parte)


Bien, tras esa breve incursión en la actualidad, vamos a a ir acabando con las entradas dedicadas al viaje a Perú para que esta información le pueda ser útil a otros mochileros que tengan previsto visitar el país andino.

Así que vamos con el plato fuerte de todo viaje a Perú: el famosísimo MACHU PICCHU. No os voy a hablar de este conocido enclave arqueológico porque es sobradamente conocido, sólo voy a dar la información que creo más útil. No obstante, aunque me gustaría daros las claves para que pudiérais ir sobre seguro, tengo que deciros que no acabé de tenerlo claro; leyendo las guías no entendí muy bien cuál era la mejor estrategia para llegar hasta allí y, después de haber estado, tampoco estoy seguro de haber elegido la mejor, pero si mis observaciones os sirven para ir atando cabos...

Lo primero que hay que decir es que VISITAR MACHU PICCHU RESULTA CARO. Aunque intentéis ir por libre y huir de las excursiones organizadas, por menos de 90 euros no os bautizáis. Yo pensaba que se podía llegar hasta allí en autobuses locales, pero es una opción complicada y que requiere mucho tiempo. Puede que haya otras opciones, pero no tuve tiempo de explorarlas, ya que decidí dejar atado el tema la misma tarde que llegué. Tal vez cogiendo un taxi entre varios y arreglando un precio se podría lograr, pero no tuve tiempo para averiguarlo.

Para ir tenéis dos opciones: o TREN o MINIBÚS. La primera creo que es la mejor, pero también es más cara. Lo más aconsejable es -si sabéis de cierto qué día váis a estar en Cuzco- comprar el billete por adelantado en la web de PERURAIL. Yo intenté comprar billete de un día para otro y salía por 100 dólares, además de que se tenía que coger más adelante, en Ollantaytambo, no salía de la propia Cuzco.

Así que escogí la opción minibús; son furgonetas con capacidad para una docena de viajeros que parten de Cuzco con destino a la central hidroeléctrica, por una carretera con muchísimas curvas, que podéis ver aquí en esta foto que tomé:


Voy a intentar explicaros cómo es la zona de Machu Picchu para que entendáis el recorrido. A los pies de Machu Picchu hay un pequeño pueblo, Aguascalientes, compuesto de hoteles y restaurantes, al que sólo llega el tren, no hay carretera hasta allí.


El tren, tras parar en Aguascalientes, sigue recorrido hasta la siguiente y última parada de la línea, llamada "central hidroeléctrica", a la que sí que llega una pista, aunque en bastante mal estado y que en un tramo bordea un abismo.

Así que el minibús llega hasta allí, que es el punto al que uno se puede acercar más por carretera, y después los viajeros deben caminar 10 kilómetros por el sendero que bordea la vía del tren. El recorrido es prácticamente plano y sin dificultad, se tarda unas dos horas y media más o menos. Lo que pasa es que, al menos en mi caso, el minibús llegó ya con retraso, y como en el grupo había gente que caminaba despacio, la noche se echó encima y el último tramo tuvimos que hacerlo a la luz de las linternas.

La opción minibús incluye la comida en ruta, el guía para el trekking, el alojamiento en Aguascalientes, la cena de esa noche y el guía a la mañana siguiente, así como el viaje de regreso. Yo cogí sólo transporte para buscarme la vida en Aguascalientes, con lo que me quedó en 30 euros. Luego allí cené cualquier cosa y cogí un hotel que creo que me costó unos 12 euros.

Tened presente que para subir de Aguascalientes a Machu Picchu lo podéis hacer a pie, subiendo los últimos 6.000 escalones con los que acaba el famoso Camino del Inca, o en los autobuses que hacen esa ruta, que cuestan 17 dólares ida y vuelta. Sí, es caro, pero es lo que hay; allí todo está montado para sacarle la pasta al turista...

Pero tened más presente aún que LA ENTRADA A MACHU PICCHU HAY QUE COMPRARLA EN AGUASCALIENTES. EN MACHU PICCHU NO HAY TAQUILLA. La oficina de venta está justo en la plaza principal del pueblo, no hay pérdida. Y el ticket de entrada cuesta 40 euros, y hay que presentar el pasaporte.

El billete de autobús también hay que comprarlo antes, en una taquilla que hay un poco más arriba de donde salen los autobuses. Es recomendable salir en los primeros autobuses, que comienzan a las 5.30 de la mañana, para evitar las aglomeraciones que se forman después con la llegada de los trenes.

Sé que quizás ha quedado todo un poco confuso, pero si alguien tiene dudas que lo diga y trataré de aclararlo.

Así que con la entrada y el billete de autobús, ya estáis preparados para subir a Machu Picchu...