jueves, septiembre 13, 2012

INDEPENDENCIA: EL MELÓN SIN ABRIR



Bueno, chavales, hago un paréntesis en la serie dedicada a Perú para hablar de un tema de actualidad, pero pasado por el tamiz de este blog.

Como sabéis, el martes se celebró aquí en Barcelona una manifestación independentista que reunió, según unas fuentes, 600.000 personas y, según otras, 1.500.000 asistentes. El hecho tendrá la importancia que cada uno quiera darle, pero la primera consecuencia es que la posibilidad de que Cataluña pueda ser independiente se ha comenzado a contemplar por primera vez como una hipótesis cierta, con lo que ello conlleva.

Aquí ya se habla de los detalles de cómo se llevaría a cabo ese proceso o de los beneficios-perjuicios económicos que acarrearía la secesión...

Como éste no es un blog de política, no vamos a hablar de este asunto desde ese punto de vista, sino desde el de la Historia. Haciendo un esfuerzo por dejar a un lado mi opinión personal, y tratando de observar el fenónemo con la frialdad del entomólogo, el proceso que ahora se acaba de abrir -si es que se ha abierto- se presenta muy interesante, casi diría que apasionante.

Con ese distanciamiento que me da el conocer un poco la Historia, me sorprende que se plantée ese proceso como un hecho que discurriría de forma pactada y pacífica. Da la sensación de que la independencia se proclamaría un viernes por la tarde, durante el fin de semana se alcanzarían los acuerdos pertinentes para que el traspaso de poderes se produjese de manera fluida, el lunes los ciudadanos podrían acudir con normalidad al trabajo y durante la semana podrían pasarse a recoger su nueva documentación.

Como estamos en un país de Europa occidental y estamos en 2012 cabe la posibilidad de que el asunto discurriese así (la separación de Chequia y Eslovaquia es un ejemplo), pero también hay que pensar en que los acontecimientos se desarrollasen de un modo que nadie había contemplado. Cuando se pone en marcha un proceso histórico de calado, pocas veces sale como han pensado sus promotores.

Ningún programa de ordenador hubiera podido prever lo que ocurriría tras el asesinato del archiduque Francisco Fernando el 28 de junio de 1914, o tras la invasión de Polonia del 1 de septiembre de 1939. Si es difícil de prever lo que va a suceder en un terreno de juego con 22 personas durante 90 minutos, mucho más es saber lo que va a ocurrir en un territorio grande y complejo, con millones de actores y en un tiempo indeterminado; todas las posibilidades están abiertas.

De procesos de secesión ha habido muchos y cada uno ha acabado de manera impredecible. Pocos se imaginaban que Estados Unidos podía verse abocada a una guerra civil de cuatro años. La partición de la India británica entre los nuevos estados de Pakistán y la India supuso una carnicería sin precedentes. El caso de Yugoslavia está más reciente; os aconsejo ver este documental de la BBC, LA MUERTE DE YUGOSLAVIA, en el que explican ese proceso, aquí tenéis la primera parte:



También cabe la posibilidad de que la secesión catalana fuese llevada a cabo por nacionalistas moderados y que, según la marcha de los acontecimientos, otros más exaltados tomasen el relevo, algo que suele suceder en muchos procesos históricos. Tampoco se puede prever la respuesta a una declaración unilateral, tanto del Estado como de los habitantes que no estuvieran de acuerdo; ¿pacífica? ¿violenta?

Como he dicho, también ha habido procesos pacíficos, como el de los países bálticos, pero han dejado como víctimas decenas de miles de personas rusófonas que son consideradas "no ciudadanos", ante la pasividad internacional.

Así, ¿qué rumbo tomaría una hipotética secesión de Cataluña o, como caso similar, el País Vasco?

Imposible adivinarlo, se trataría de un melón sin abrir. Si vale la pena afrontar el riesgo de abrirlo, en eso cada uno tendrá su opinión...

EDITO: HOY HAN PUBLICADO EN ABC.ES UNA ENTREVISTA QUE ME HAN HECHO PARA HABLAR DEL EXPERIMENTO FILADELFIA, LA PODÉIS LEER AQUÍ.

22 comentarios:

L'home del sac dijo...

Estamos en la Unión Europea en el siglo XXI. No veo el problema en que los catalanes finalmente podamos decidir. Es verdad que todo es impredecible, pero que un pueblo vote democráticamente lo que quiera ser debería ser una cosa totalmente aceptada.
Y sobre los "no ciudadanos", es que en España no hay personas que no tienen derecho a votar? No veo la diferencia, aunque debería haber un proceso para que a la larga pudieran acceder a la nacionalidad y al derecho de voto. Incluso tenemos muchos que no tienen ni derecho a votar ni tienen papeles ni nada.

Ardacho dijo...

L'Home del sac, siempre se os olvida que la decisión no es solo vuestra. Un catalán puede sentirse completamente catalán y para nada español y por eso ve perfectamente la opción de separarse de España.

Pero un andaluz, por ejemplo, también puede perfectamente sentir que Cataluña es parte de España y, que por lo tanto, él, como andaluz y español, tambien tiene perfecto derecho a decidir si Cataluña se separa o no de España.

Es más... imagina que supuestamente se vota solo en Cataluña y en algún sitio, no sé Ulldecona o Cervera, sale que no, que quieren seguir dentro de España, ¿qué se hace con esos dos pueblos?

¿quienes son los catalanes que pueden decidir? ¿Los nacidos en Cataluña que viven allí? ¿y los que viven fuera? ¿y los que viven allí pero no son nacidos en Cataluña?

¿has visto por youtube el vídeo en el que sale Pilar Rahola con el chico ese de la Vall d'Aran?

Mario Tenorio dijo...

La llave del asunto la tiene el F.C. Barcelona. Permitidme el reduccionismo de argumentos:

Yo sólo quisiera votar para que el Barça dejara la liga española si Cataluña se independizara, aunque Rossell diga lo contrario. Es decir que quiere ser como Monaco, jugando la liga francesa... !!!y una mierda!!!, perdón, me he dejado llevar. ¡A jugar con el Palamós!

Aviso para navegantes: Soy culé.

Me hacia gracia la pancarta en la que rezaba "Freedom for Catalonia", mal día para dar de lado a la inmersión lingüstica, jeje.

Saludos desde el Sur.

Miguel Angel Centeno Hinojosa dijo...

Yo creo que las minimas diferencias a nivel del hombre de la calle no justifican el esfuerzo de secesionarse. Esto es más una necesidad de ciertas elites politicas de tener su parcelita de poder sin que nadie les cuestione. Un pais pequeño solo es util a mentalidades pequeñas.

Ichwill dijo...

Lo peor de todo es que hay muchos catalanes que tambien se sienten españoles, pero aquí está muy mal visto decirlo, es politicamente incorrecto ser catalán y español. Tardan muy poco en tildarte de facha. O estás con ellos o en contra de ellos. No puedes estar en medio.

Rodericus dijo...

Podríamos definir como catalán a aquél que vive en Cataluña.... ¡¡ y paga impuestos en Cataluña !!.

No nos engañemos, bajo todo esto lo que subyace es el dinero, ni mas ni menos.

Las colonias inglesas de Norteamérica, se rebelaron contra la metrópoli a causa de los impuestos y los aranceles que debían pagar para comerciar con Inglaterra. Y después de rebelarse, tuvieron que "inventar" una patria.

Y aquí, el motivo del malestar y de este estallido de independentismo, no es otro que los impuestos que se pagan, y el escaso retorno de los mismos en forma de inversiones y mejoras.

Son treinta años largos de incomprensión, desconfianza, y menosprecio.

Cada vez que un político hace declaraciones parecidas a las del señor Monago días atrás, aparecen aquí doscientos o trescientos nuevos independentistas.

Saludos.

Overlord dijo...

Primero la independencia, luego pedirán la anexión de territorios que "históricamente" les pertenece.... al igual que muchos defienden el derecho de Cataluña a independizarse, ese mismo derecho lo tendrán algunos pueblos catalanes para poder separarse de Cataluña (digo yo). Este tema me da mucha fatiga...
Siempre están con con la mandanga de que Cataluña paga mucho y recibe poco, (repite una mentira mil veces para convertirla en verdad), cuando se habla de este tema por favor! adjuntar datos oficiales del BOE, DOGC, Ministerio de Economía y Hacienda, etc... si no se tienen mejor no opinar. Gracias. Un saludo.

L'home del sac dijo...

Ardacho, un andaluz no tiene porqué votar sobre lo que hacemos o no en Catalunya igual que yo no tengo ni voz ni voto sobre lo que hacen allí. Eso no sería democracia ni nada.
Estamos hablando de territorios históricos. Antes las cosas funcionaban a base de guerras, ahora podemos hablar y votar, entre todos los que vivimos aquí.

Overlord, existen las balanzas fiscales, calculadas no sólo por la Generalitat sinó por el estado, el Banco de España, el BBVA, la Fundación de Cajas de Ahorros, etc. y todas dan datos similares. Los datos existen y son perfectamente conocidos. Pero sea como sea, no se trata sólo de un problema económico. La verdad es que en este tema la economía no es lo que más me importa.

sineidesis dijo...

Qué se sostenga la independencia de Cataluña en que ha sido un territorio histórico no lo discuto. Es tan histórico cómo el pueblo más perdido de Zamora que a su vez hace frontera con Portugal. Pero si con histórico se refieren a que Cataluña es un reino (o cualquier otro tipo de autogobierno sin dependencias) histórico...creo que el Reino de Aragón y su bandera os delata. Me hace gracia porque vuestros mitos estan sustentandos en la mentira: simples condados con aspiraciones a reinos, guerreros almogavers que queréis hacerlos sólo catalanes, el propio origen de Roger de Flor...y así podría estar hasta mañana.

En fin, como bien dicen por aquí, España somos todos y todos tenemos derecho a decidir que pasa en nuestra casa. Aunque sea la habitación de un hijo que no quiere saber nada de sus padres...

Saludos a todos!

Ardacho dijo...

L'home del sac, sigues sin darte cuenta.

Un andaluz, un gallego, un vasco, un ceutí que se considere español tiene el mismo derecho a pensar que Cataluña es parte de España y, por lo tanto, estar perfectamente legitimado para decidir qué se hace con un trozo de su país.

Al igual que tú no entiendes que Cataluña sea parte de España, ellos no entienden que Cataluña no sea parte de España. Y sobre esto NO puede decidir únicamente una parte de los implicados.

Y si me vienes con "territorios históricos" entonces mete a toda la Corona de Aragón, desde Perpiñan a Alicante, desde Jaca a Siracusa, y puestos ya, incluyamos a Atenas y el Ducado de Neopatria. ¿Por qué sólo el "territorio histórico" es lo que hoy se llama comunidad autónoma de Cataluña?

Aunque también son "territorios históricos" la conquista musulmana de la península o la provincia romana de Hispania o la actual España.

¿O es que solamente valen los "territorios históricos" que nos interesan?

Rodericus dijo...

Por cierto, y para dejar el asunto zanjado y aclarado.

El déficit fiscal que acumula Cataluña cada año, es de 15.000 millones.

Si el problema de fondo, no es que tengamos una cultura propia, una lengua própia. El problema, es que nos hemos cansado de ser los "culpables" de todos los males de España, y ademas correr con los gastos.

Como dijo Clinton a George Bush padre hace ya unos cuantos años :¡¡ Es la economía, estúpido !!.

Saludos.

L'home del sac dijo...

Ya veo que por aquí hay mucha democracia y todos quieren opinar en casa del otro.

Von Kleist dijo...

Buenas

Me parece que en esto hay mucha manipulación, y la histórica -por parte de los sectores independentistas- no es lo menos. En Cataluña el independentismo era muy minoritario hasta finales del S. XIX, y empieza a cobrar auge justo cuando -curioso- en 1898 se pierde Cuba, principal destino de las exportaciones textiles catalanas. A partir de ese momento comienza una evolución que culminará -momentaneamente- en 1934 con la proclamación (unilateral) de la Republica Federal Catalana por parte del President, Lluis Companys.

Eso sí, el hombre no debía estar muy por la labor de morir por la causa porque en cuanto el general Goded disparó unas cuantas salvas de advertencia, capituló rápidamente. La efimera república, nació en el contexto de un golpe de estado (orquestado por las fuerzas de izquierda) contra la legalidad republicana (vamos, que gobernaba Lerroux con la CEDA y la república no se había hecho para hubiera alternacia política...¡Por Dios!)

En fin, que basta una mirada a la historia para desmontar el 99% de los mitos del independentismo. Pero vamos, si se quieren ir, que se vayan. Tardaran un mes en pedir el reingreso.

Saludos

Galego dijo...

Los nacionalismos independentistas españoles tienen la manía de querer reescribir la historia según sus propios intereses haciendo ocultar la realidad y reinventando aquello que nunca sucedió pero que intentan hacer realidad a base de adoctrinamiento en las escuelas de sus respectivas CC.AA.

¿Alguien podría demostrarme cuando Cataluña o algo que se le parezca a lo que es hoy en día fue independiente? Nunca, nunca ha existido tal entidad independiente como tal, lo único que existió fueron los mal denominados "Condados" catalanes, auspiciados por Carlo Magno como territorios tapón para evitar las invasiones árabes sobre su territorio (¡que curioso! precisamente los franceses, los archienemigos históricos de los catalanes fueron sus fundadores), y algún iluso dirá: ¡Ya fuimos una nación, los Condados Catalanes!... Nada más lejos de la realidad, como su propio nombre indica aquellos consistieron en pequeños territorios, gobernados por un Conde de la época (señor feudal de facto) que administraba el territorio a su antojo y beneficio y que tenía a sus habitantes como súbditos de su propia casa nobiliaria, cada Condado independiente del resto (con excepción de alguna anexión que otra entre ellos mismos), hasta que en 1.150 con el matrimonio entre Ramiro II de Aragón y Petronila, se dio paso al histórico Reino de Aragón, y de ahí ya a la unión con Castilla trescientos años después…

En resumen, han pasado 862 años desde la desaparición de los Condados Catalanes como tal, y 520 años desde la unión entre Castilla y Aragón y todavía algunos hablan de sus pasados independientes… En fin, la historia es atrevida.

Javier dijo...

Tengo entendido que en La Diada se conmemora la capitulación de las tropas de Barcelona ante Felipe V en 1714 en la guerra de Sucesión (que no Secesión).

No es lo que nos intentan hacer creer los independentistas Catalanes con sus incendiarios discursos, ¿no?.

Por cierto, ¿cuántos hospitales tiene Cataluña? En Cantabria tenemos uno serio, Valdecilla. Lleva varios años con las obras paradas porque no hay fondos, porque en Cantabria pagamos impuestos, pero Madrid no nos manda una miseria (uno de los problemas de no tener apenas peso político en Madrid, no como Cataluña).

A mí me parece que con todo esto de la Comunidad Europea todos estamos haciendo un esfuerzo por hermanarnos más, trabajar más juntos. Y el pensamiento independentista choca frontalmente con esta filosofía.

Como me dice algún conocido mío independentista: "es que en España nos odiáis", a lo que yo respondo: "vaya, yo pensaba que erais vosotros los que nos odiabais a nosotros". No sé hasta qué punto esta situación de supuesta intolerancia mutua es culpa de algunos sectores políticos y medios de comunicación, pero estoy seguro que son grandes culpables. A muchos nos haría falta pasar un par de añitos viviendo en Barcelona o en Madrid (o Santander), según corresponda.

Uno que estoy seguro le interesa que el barça juegue en España es Roures, catalán independentista que cobra de casi todos los españoles por ver el fútbol español.

Bergadrak dijo...

Si la población de una región geográfica quiere alcanzar la independencia política del estado al cual pertenece, no necesita ni anales históricos ni motivos economicos: basta con la voluntad de querer ser. En Catalunya, los que queremos la independencia lo queremos por la voluntad de querer ser. La historia no pinta nada. Nos da igual si eramos o no independientes: queremos serlo hoy, no ayer.

Por otra parte, estoy seguro que TODOS los que viven en Catalunya, tanto si son independentistas como si no, quieren lo mejor para esta tierra. Para nosotros lo mejor es la independencia. Quedaremos fuera de la comunidad europea (puntualizo porque geográficamente seguiriamos en Europa o Eurasia como queramos llamarlo guste o no al oeste del Ebro), cierto. Bien, Suiza tampoco forma parte de la unión y muy mal no le va... Vale, quizas el ejemplo suizo no sea el mejor, pero estamos dispuestos y preparados para el reto de pedir el ingreso en la unión al dia siguiente de alcanzar la independencia. España no alcanzó la unión hasta 1986. Nosotros tardariamos tiempo, pero ilusionados en trabajar para ello.

En cuanto a si España puede o no opinar sobre el asunto, la verdad es que me da lo mismo. La consulta soberanista se hara aunque sea como elecciones plebiscitarias. Y si, efectivamente hay ciudades y ciudadanos en Catalunya que no quieren separarse de España. Bien, en las 13 colonias también habia ciudades (Nueva York sin ir más lejos) que no querian la independencia. Y bastantes los colonos que no querian dejar de ser ingleses, y aun así, se aprovó la declaración de independencia y ganaron la guerra con los británicos.

¿Habrá guerra en la península? Puede, pero no creo que la unión europea permita nuevos alzamientos en España o que los tanques salgan a pasear como antaño.

¿Acabaremos siendo independientes? Estoy seguro de que sí, sin duda, pero no estoy seguro de que sea ahora; sigue habiendo mucha incomprensión y miedo en la península. Si la movida de ahora sirve para que no nos sigan menospreciando (basta mirar la TDT party objetivamente para daros cuenta que motivos para estar hasta las narices los tenemos y nos sobran) y que se den cuenta que por el camino de la uniformidad impuesta o recentralización que quiere el PP no vamos a ninguna parte, quizá sea el camino para que las cosas no salgan de madre.

Termino con un anuncio: que nadie se haga ilusiones. Hemos salido a la calle, y no nos volveremos a casa. Hemos sacado las senyeras independentistas, y no pensamos arriarlas hasta conseguir la libertad.

pedroboso dijo...

En primer lugar me gustaría felicitar a la mayoría de los foreros; en general ha habido un buen nivel de comentarios y argumentos razonados.

Yo no soy catalán, y por lo tanto no me atrevo a emitir mi juicio crítico, aunque sí soy español y supongo que estaré legitimado para opinar lo que me de la gana. Pero como desconozco la Historia de Cataluña en profundidad, pues no me meto en análisis de independencia sí o independencia no.

Lo único que tengo claro es que Cataluña NUNCA será independiente y las Vascongadas tampoco, le pese a quien le pese, sea justo o no.

El pasado mes estuve de visita en Barcelona, me pareció una ciudad preciosa y la gente encantadora. Ahora bien, cual es el sentir de la mayoría del pueblo catalán? Quieren realmente la independencia? O son sólo los políticos y unos pocos más? Francamente, no lo se, supongo que hay que ser catalán, vivir allí y saberlo entonces.

Pero el resultado va ser el mismo, de independencia nada, y el tiempo lo dirá.

Mario, yo tb soy culé (en cuanto al fútbol) y me vais a permitir un razonamiento que ya se que es simple, pero para mi válido:

Pep Guardiola, el ex-entrenador del Barsa, se ha mostrado a favor de la independencia. Me parece muy bien, podrá estar en su derecho y cada uno tiene su opinión. Lo que me molesta es la INCONGRUENCIA. Me explico, si tu se sientes catalán y no español (muy bien, perfecto, no pasa nada), no entiendo pq has defendido la camiseta de la selección española de fútbol en infinidad de ocasiones y participado en Mundiales de fútbol representando a tu país que es España. NO me parece coherente. Hay que estar a las duras y a las maduras, no sólo para lo que nos interese. Si no te sientes español, y sólo catalán, no juegues y punto, nadie te obligó. Hay que ser consecuente con tus ideas.

Me viene ahora a la memoria el excelente portero de la Real Sociedad de los años 80, Arconada. Cuando jugaba con la selección española, era el único que NO usaba las medias negras con la bandera española, el usaba unas totalmente blancas sin bandera. Muy bien, perfecto, se puede ser vasco y no sentirse español.. pero entonces, pq juegas con la selección? No se supone que estás representando a un país al que no reconoces? No entiendo esta incongruencia.

Xavi Hdez, Cesc Fábregas o Carles Puyol, no se si se han manifestado a favor o no de la independencia, pero les aplico el mismo razonamiento en cuanto a jugar con la selección española.

Perdonad todo este simil futbolístico de un aspecto político muy serio, pero me apetecía comentarlo y es un aspecto más. Además estoy contento que La Liga acaba de empezar y ya tenemos al Madrid a 8 puntos.

Me despido diciendo que estoy seguro que habrá catalanes orgullosos de sus raíces y que tb se sienten españoles.

Saludos

Von Kleist dijo...

Buenas

Me permito una última reflexión sobre lo absurdo del independentismo:

¿Realmente no va contra el curso de la historia crear nuevas fronteras, cuando la UE está suprimiendolas?

¿No es ilógico pensar que la independencia mejorará una situación de la que solo puede salirse con medidas a nivel nacional y supranacional?.

¿Y es que nadie cae en la cuenta que la UNIDAD de Castilla y Aragón le reportó a España un Imperio y tres siglos de hegemonia mundial?.

Sinceramente, la vuelta a los Reinos de Taifa no me parecen la solución a los actuales problemas.

Saludos

Bergadrak dijo...

Me encantaria conocer los argumentos que han llevado a Pedroboso ha tan tajante sentencia acerca que NUNCA tendremos la independencia en Catalunya y el País Vasco (el término vascongadas lo decian en tiempos del tio Paco y tiene conotaciones muy rancias y casposas) tanto si es justo como si no. Sin duda enriqueceria el debate saber por que razonamiento se llega a esta conclusión.

Me gustaria preguntar a los unionistas si para ellos es legítimo que un pueblo o grupo de personas tengan derecho a decidir. En Canada se han llevado a cabo referendums para la independencia del Quebec y los independentistas los han perdido todos con mayor o menor diferencia, pero pudieron llevarse a cabo. ¿Acaso los catalanes o los vascos no tenemos derecho a decidir nuestro futuro? Si consideran que no, por favor, aporten argumentos razonables.

En cuanto al tema deportivo, durante los juegos de Londres, un deportista catalán de la selección de Hockey dijo que para él participar bajo bandera española era como un trabajo, pero que no se sentia para nada español. El pollo que se montó fue de órdago y el chaval ha recibido amenazas incluso de los dirigentes del club que lo amenazaron con expulsarlo por decir esto. Si un deportista catalán dice que no quiere ir a la selección española, se arriesga a sanción e incluso a que se le revoque la licencia federativa. ¿Es esto democracia? ¿Aún no entendeis que queramos irnos de aquí hechando virutas?

Saludos


Galego dijo...

Cuando los razonamientos históricos no pueden argumentar lo que nunca existió se pasa a argumentar los intereses económicos para optar a lo que se cree legítimo. Pues bien, pasemos a analizar estos…

Según la propia legislación de la UE si una parte integrante de un Estado miembro se segrega de el automáticamente pasa a estar fuera de la UE y si quiere ingresar de nuevo debe de someterse al mismo procedimiento que cualquier otro nuevo Estado, es decir, debe de obtener la unanimidad de los 27 miembros de la UE. Con que solo España decidiera vetar a Caluña esta nunca podría formar parte de la UE, pero... ¿porqué solo España iba a vetar su acceso?, seguramente muchos otros países se unirían a esta medida: Francia por el secesionismo corso, Chipre por el turco, Gran Bretaña por el escocés, Bélgica por su propia descomposición, etc. Por cierto, este punto se votó a favor en el Tratado de Constitución para Europa, que curiosamente se votó favorablemente en Cataluña, y digo yo… ¿es que los catalanes no se leyeron el Tratado antes de votarlo o es que sí estaban a favor de el?

A eso se le suma que la salida de la UE supondría automáticamente la salida del euro y la adopción de una moneda propia, y ¿qué valor internacional tendría una nueva moneda de un Estado que ha tenido recientemente que solicitar un rescate para no caer en bancarrota?, ¿a que valor tendría que comprar el petróleo, gas, y demás materias primas con una moneda tan devaluada?, todo esto en economía tiene un nombre, inflación, y como consecuencia, pobreza. Y en un Estado con problemas de inflación, con una moneda débil, fuera de la UE (con el consiguiente recargo de aranceles que ello supone), con un idioma que solo comparten ellos,… ¿cuántas empresas mantendrían su sede en Cataluña?.. pocas, muy pocas. Conclusión: subida exponencial del paro.

Y por si fuese poco habría que sumarle todos aquellos gastos que ahora no tienen y que tendrían que asumir: fundar un nuevo ejército (ya que también quieren formar parte de la OTAN, ¿acaso pretenden hacerlo sin ejército o es que se piensan que los demás Estados miembros van a defenderla gratis?, o a lo mejor prefieren a cambio llenar Cataluña de bases americanas que lo compensen, al estilo islandés), mayor número de policía (ahora ya poseen Tráfico, por lo que más ingresos por multas está descartado, toda la Policía Nacional y Guardia Civil habría que sumarla de Mossos D'Escuadra, o eso o un menor índice policial lo que conllevaría una mayor delincuencia), relaciones internacionales (embajadas y demás gastos, no solo los cuatro o cinco chiringuitos que tienen actualmente), Justicia, Legislación mercantil, penal y penitenciaria, Legislación laboral, Legislación civil, régimen aduanero y arancelario, fomento (¿quién les construiría y mantendría todas infraestructuras que actualmente dependen del Estado (carreteras, autopistas, ferrocarril, puertos, aeropuertos…)?, ¿a lo mejor prefieren imponer más peajes para sufragarlo…), correos y telecomunicaciones (también piensan que el servicio de Correos es gratis y prefieren mandarlo todo por SEUR), protección del medio ambiente,… Y demás materias que solo suponen costes y más costes y que en virtud del Art. 149 de la Constitución actualmente sostiene el Estado español.

Siguiendo con las ventajas… Actualmente un 60% (aprox.) de todo lo que se produce en Cataluña se vende en el resto de España, si a eso se le añaden aranceles y se le imponen restricciones comerciales, ¿quién va a comprar todos esos productos?, ¿cómo piensan darle salida?...

La independencia parece un sueño muy bonito, ¿pero para quien?, ¿para quienes ahora gobiernan que conseguirían un mercado para lucrarse personalmente o para el pueblo en general que tendría que pagar con todas las consecuencias?... Esto se parece mucho a las famosas acciones preferentes, que la gente se lanza a por el beneficio fácil sin leer la letra pequeña y luego… pasa lo que pasa.

K.I.A. dijo...

Los argumentos históricos no sirven para nada. Si ahora hubiera un 80 o un 90 por ciento de extremeños que quisieran la independencia no habría ni Historia, ni Constitución, ni Unión Europea que lo detuviera.

A día de hoy la independencia de Cataluña me parece un hecho irreversible por incomparecencia de la otra parte. No veo que haya una voluntad por parte de España de preguntar a Cataluña qué quiere para sentirse bien en España, entre otras razones porque la última vez acabó como el rosario de la aurora.

No sé qué pasa con la legislación europea, no sé si tiene en cuenta o no la secesión, en cualquier caso, no tengo nada claro que Cataluña tuviera que salirse de la Unión si se separara.

Si Cataluña se quedara fuera de la Unión si se separara, entonces sí que creo que mucho ánimo hoy independentista se enfriaría y buscaría una nueva solución de compromiso. Otra cosa es, como digo, que no creo que sea así. Tampoco creo que hubiera vetos. Francia tiene marcado en los genes hacer la puñeta a España. Cuando le digan al gobernante francés de turno que eso le podría crear un problema interno, miraría las encustas y diría que no. Que los únicos que tienen problemas es España con un cuarto de su población.

Soy español y vivo en Cataluña. La cosa está así.

Santiago PR dijo...

Soy catalán y vivo en Madrid, y todo el tema del independentismo me parece un tinglado que se han montado algunos para vivir del cuento. Crea un problema donde no lo hay, clásico en la historia. Y ya si creamos un enemigo externo, España, para tapar nuestras vergüenzas mejor que mejor.
Yo crecí con el sistema de enseñanza de la era Puyol y te dabas cuenta de como poco a poco metían sus fantasías en los programas de estudio para ir adoctrinando. A mi me tocó de refilón, a mi hermano de pleno, con toda esa chorrada de los països catalans, que por cierto, a nadie de ahí han preguntado, porque yo veraneo en Alicante y tienen de catalanes lo que yo de chino.
Por otro lado, se magnifica el problema del idioma, con lo bonito que es el bilingüismo. A mi me gusta personalmente como suena el catalán. Yo lo hablo regular pero lo entiendo perfectamente y cuando voy a Cataluña, y voy mucho a la Cataluña profunda, no a Barcelona, me gusta que la gente me hable en catalán, y no pasa nada, porque cuando ven que no les entiendes, cambian al castellano y ya esta, sin mas dramas. Eso es en general, porque imbéciles hay en todos lados. Yo he hablado mil veces con alguien en castellano, el contestando en catalán y luego invertir los papeles. Eso es una riqueza que no os podéis imaginar.
Siempre estamos con lo que nos separa, ¿ pero es tanto? Lo dudo, por experiencia propia. Otra cosa es la psicosis que le ha entrado a Cataluña estos ultimos años con lo políticamente correcto. Parece que no puedes ser catalán y español, porque sino eres un facha.
Ahora las comparaciones, lo bueno que tiene Madrid es que aquí nadie es de aquí, sino de todos lados. Les da igual de donde vengas. En cuanto vienes, ya eres de Madrid. Por otro lado es una sociedad mas abierta y dinámica que la catalana, que para mi gusto se ha quedado estancada con el problema identitario. Por eso le están pasando por la izquierda y por la derecha otras zonas de España, nada mas. No es problema de impuestos, porque aquí te crujen a gusto y Madrid recibe menos. Es problema de crear un marco idóneo, tanto social, cultural y económicamente. Me dirés alguno que eso es a lo que aspira Cataluña, pero os contesto antes ¡ Si ya lo tenían! Lo tenían y lo han perdido. Mi padre, que es de Madrid, se fue a vivir a Barcelona en los años sesenta, donde conoció a mi Madre, de familia catalana. Pues bien, siempre me ha contado como cuando llegó a Barcelona encontró una ciudad dinámica, abierta económica y culturalmente. Madrid era un ambiente provinciano al lado de Barcelona, y que ahora es todo lo contrario, Madrid es la Barcelona de los años 60 y Barcelona el Madrid de esa época.
Conclusión, no miréis fuera el problema. El problema lo tenéis dentro, y mientras no os deis cuenta de eso la independencia no os va a llevar a ningún lado.