jueves, abril 25, 2013

LADIES OF SPAIN: CÓMO ESCRIBIR UN BESTSELLER EN DOS TARDES



Bien, uno de los rasgos propios del que estoy más orgulloso es mi irreprimible curiosidad intelectual. Me interesa casi todo, lo que me lleva a leer cualquier libro, aunque no sea de mi ámbito de interés.

Pese a que estoy leyendo la biografía de Heydrich publicada por La Esfera de los Libros -de momento me está gustando-, hace tres días cayó en mis manos un libro, LADIES OF SPAIN, escrito por un periodista británico, Andrew Morton, que en su día ya escribió una biografía de Diana de Gales.



El libro en cuestión trata de la familia real española, y es vendido como escandaloso y polémico. El que un periodista británico de investigación desvele la cara oculta de la familia real, y más en estos momentos de crisis de la institución, me pareció una propuesta atractiva, pero el empujón para leerlo me lo dio un anuncio a toda plana en la prensa que decía que ya se habían vendido 30.000 ejemplares. A mi me gusta saber de primera mano por qué se venden muchos ejemplares de un libro -lo que me llevó en su día a leerme el de Cincuenta sombras de Grey-, por lo que me decidí a embaularme también éste.



Después de liquidármelo en apenas un par de días, el libro me ha resultado muy revelador, pero no por lo que cuenta de la casa real, sino por las claves que da para fabricar un bestseller con el mínimo esfuerzo. Como soy escritor, puedo imaginar cómo se ha escrito este libro, y no me equivocaré mucho si digo que a este señor británico se lo han escrito entre dos o tres negros, y en un par de tardes, suponiendo que éstos puedan teclear lo suficientemente rápido. Y digo que son varios negros porque el libro parece hecho a retales, con capítulos sin sincronizar, repitiendo cosas que ya se habían dicho.

El libro en cuestión es apenas una recopilación de informaciones supuestamente escandalosas, pero que son ya harto sabidas. Yo, que no sigo la prensa rosa, tan sólo lo que cuenta el Peñafiel el domingo en el suplemento Crónica de El Mundo, con eso sabía prácticamente todo lo que cuenta ahí. El trabajo de investigación, a tenor del resultado, se ha limitado a hacer algunas llamadas a los periodistas que siguen a la casa real y recoger sus opiniones. Las revelaciones no son más que la transcripción de escenas que han aparecido relatadas en algún libro que se ha publicado últimamente sobre el tema, y que han sido recogidas por la prensa. Total, puro humo.

Así que este libro no es más que un producto de usar y tirar, salido de la máquina de hacer bestsellers...



Si a alguien le cae también el libro en las manos y quiere castigarse leyéndolo, lo que no se puede perder es el último capítulo, es de lo mejor que he leído nunca. Por lo que deduzco, la editorial debió pedir al autor, por ejemplo, 250 folios, pero cuando llevaba ya 200 simplemente es que ya no sabía que más poner... así que supongo que a uno de los negros le encargó alargar el libro, por lo éste tuvo que ponerse a escribir ese último capítulo sin tener nada nuevo que decir.

Para llenar folios, el sufrido escriba empieza a hablar de la historia de la corona británica, remontándose a Enrique VIII, habla incluso de la Segunda Guerra Mundial, luego empieza a hablar de las casas reales de Noruega, de Suecia... Para darle un sentido a esa absurda excursión por los Cerros de Úbeda, intenta poner lo que va diciendo en relación con la corona española aunque esté todo prendido con alfileres. Incluso se nota como va alargando patéticamente las frases, escogiendo las fórmulas más largas y dando todos los rodeos posibles para volver a explicar algo que ya se dijo muchas páginas atrás...




Al final, el esforzado negro llega con la lengua fuera al objetivo de páginas por el que le habrán pagado los 300 euros que le prometieron; supongo que, al escribir la última frase, el pobre hombre se derrumbó en un sillón y se abrió una cerveza diciendo "por fin acabé de escribir este bodrio".








4 comentarios:

Nacho dijo...

Enhorabuena por tu comentario. Me he reído un rato. No, no leeré el libro. Pero tu critica hace que la existencia del libro ya sirva para algo.

Saludos!

Dani B. dijo...

Teniendo interné para copiar contenidos y una buena editorial que te respalde y le de tirón al libro ...

En fín, hay que tener valor para leer este libro desde luego.

Javier dijo...

Esas técnicas de dudosa legalidad moral, me las conozco bien como estudiante que sigo siendo. ¿Trabajo de 50 hojas? no es un problema: doble espaciado, uso de sinónimos lo más largos posibles, frases kilométricas que no dicen nada...

Lo que no sabía es que eso te convirtiese en un Best-Seller...

Humberto dijo...

No sé, no sé. Yo creo que sólo la pinta que tiene sin leerlo, ya sugiere que va a ser un bodrio ¿no?

Un saludo a todos.