miércoles, octubre 22, 2014

¡QUÉ BUENO ES MAX HASTINGS!




Seré un poco breve porque tengo bastante faena atrasada. Hoy vamos a hablar de recomendaciones bibliográficas, concretamente de la obra de MAX HASTINGS, un historiador británico que seguro que la mayoría de vosotros conocéis, y del que también casi seguro que tenéis algún libro suyo por casa, ya sea ARMAGEDÓN: LA DERROTA DE ALEMANIA 1944-1945, NÉMESIS: LA DERROTA DEL JAPON 1944-1945 o SE DESATARON TODOS LOS INFIERNOS. HISTORIA DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL.

No obstante, como siempre hay algún despistado, esta entrada tiene que servir para acabar de ascender a Hastings a la categoría de autor de los que no pueden faltar sus libros en nuestra biblioteca.

Esto viene al caso porque estoy leyendo su último libro, 1914: EL AÑO DE LA CATÁSTROFE.




Tengo que deciros que esta obra la tomé con todas las precauciones, ya que Hastings es especialista en la Segunda Guerra Mundial, y pensé que podía ser una maniobra comercial suya o de su editor para aprovechar el boom del 100º aniversario del estallido de la Gran Guerra. Mi prevención también iba por el tema escogido; el inicio de la Primera Guerra Mundial es muy complejo desde el punto de vista político y temía que resultase un tanto aburrido.

Pero mis temores se demostraron infundados desde el primer momento. El libro es extraordinariamente ameno. Hastings se esfuerza por ofrecer un trabajo riguroso pero accesible, dando la voz a personas anónimas a través de sus diarios o cartas, por ejemplo, o relatando en detalle escenas que convierten el texto en un reportaje periodístico.

Aunque llevo el libro por la mitad, me atrevo a recomendar vivamente esta obra, así como todas sus anteriores.

Por el contrario, me he llevado una pequeña decepción con un libro que acabo de leer, con un poco de retraso, EL DIA D. LA BATALLA DE NORMANDÍA, del archiconocido Antony Beevor.




Aunque es innegable que el libro es bueno, la verdad es que me ha aburrido. Creo que Beevor no acaba de encontrar el tono a lo largo de la obra. Le falta emoción, no consigue meterte dentro de lo que te narra y, lo que es peor, acabas bastante desorientado, ya que no sabes muy bien por qué se está combatiendo en determinado sitio y cómo está evolucionando la lucha.

Tengo la impresión de que Beevor recopiló mucho material más o menos novedoso y trató de utilizarlo todo, pero comprimiéndolo y dando como resultado un batiburrillo difícilmente digerible. Aun así, no quiero restar méritos a Beevor, aunque hay que lamentar que no estuviera inspirado para procesar todo ese trabajo previo.

Pues ya os acabaré de confirmar mi excelente impresión sobre el libro de Hastings cuando lo acabe y voy a ver rápidamente qué libro ataco después, porque se está acabando el año y sólo llevo 26 libros leídos, cuando el año pasado, por estas fechas, llevaba ya 48...



5 comentarios:

Onor dijo...

Totalmente de acuerdo contigo Jesús.
Me fascinó "Se desataron todos los infiernos", con esa forma de relatar la Segunda Guerra Mundial desde el punto de vista del soldado de a pié.
Ahora mismo acabo de empezar el de la primera Guerra Mundial, y me alegro que vaya a ir por el mismo camino.
El del día D de Beevor también me dejó un poco indiferente, sus dos obras maestras son Stalingrando y la Caída de Berlín.
Un saludo

rafael granados rodriguez dijo...

¡ Estimado Jesús!, Antony Beevor podrá ser mejor ó peor en su escritura, pero como investigador es muy flojo y su anticomunismo patológico le pierde.

Ha sido criticado por Angel viñas y por Grover Furr;aquí por ejemplo sobre el tema de las violaciones del ejército rojo:

"Beevor’s work is poor; there are better ones.
The best discussion of the question of mass rape by Red Army soldiers in Germany is by Norman Naimark. It’s as well-researched, and as balanced, as you can get.
Naimark, Norman M. The Russians in Germany : a history of the Soviet Zone of occupation, 1945-1949. Cambridge, Mass. : Belknap Press of Harvard University Press, 1995.The discussion of rape is about 60 pages long, very well documented. Furthermore, it is not an anti-Soviet tract at all, but a real attempt to examine the issue. Rapes of German women were much, much more common than Red Army rapes of Poles or other Slavs.
Rapes of Hungarian women were also common. Hungary was an ally of the Nazis, and the Hungarian army conquered and occupied areas of the Ukraine where millions of civilians were murdered.
At the end, Naimark sees the large number of rapes as as expression of hatred and bitterness — anger — by Red Army soldiers against Germans and Hungarians for their huge destruction and murder in the USSR, when they (the Germans and Hungarians) had a far higher standard of living as well.
He points out that some Red Army commanders handled it well, but others didn’t. By 1947 the Red Army punished rape very severely and the problem died down.
Americans raped too, and Naimark alludes to this. But they did not have the same hatred — the USA had not been devastated by the war, and Americans lived still better than the Germans did. There was more severe punishment when the rapists were black, whether Americans or French Moroccans, than when white.
In all, Naimark’s work is a very good discussion, based on German and Russian sources, not politically tendentious.
I also read Beevor’s discussion. It’s very short, very anti-Soviet, poorly documented, and completely derivative of the studies of others. Beevor is a popularizer, still fighting the Cold War. Naimark’s work is the one to consult."
Grover Furr, Montclair State University, at 9:09 am EDT on August 2, 2005.

.Sobre la Guerra civil española:
Incidentally, I have found a number of flagrant anti-communist lies in Anthony Beevor’s new
book on the Spanish Civil War, The Battle for Spain (2006). I don’t know whether I’ll have
time for a full-scale review of it, like I did with Radosh’s fraudulent book. I’ll probably write
something shorter.


un saludo muy cordial.

Santi García dijo...

Rafael Granados Rodríguez lo tuyo con la defensa de totalitarismo stalinista et alii me acaba de fragmentar el cerebro. Cualquier día de estos aprovecharás para comentar que Bob Esponja es un agente del malvado capitalismo Cuando me recupere te respondo.

monsieur le six dijo...

Jesús, ya sé que es off-topic, pero a lo mejor te interesa, es un manual de alemán de la SGM para los soldados extranjeros de la Wehrmacht, una entrada del blog "alemanadas".

rafael granados rodriguez dijo...

¡Estimado Santi!, tu aseveración es eso; una opinión más, una repetición más de las banalidades no solo antisoviéticas y diría que hasta rusófobas.

Como a diario los mass media nos machacan con estos topicazos anticomunistas- incluida la palabrita totalitario de marras-, usted cómo millares de personas se limitan a repetir como "borreguitos" la doctrina oficial sin atreverse a pensar , a cuestionar y analizar la evidencia por uno mismo.

Yo no soy ni comunista ni anticomunista, de hecho ni siquiera soy especialista en historia rusa ó Comtemporánea ya que mi especialidad es la historia medieval y la paleografía de los siglos XIV y XVI y por eso estoy acostumbrado al tratamiento crítico de las fuentes históricas; por eso me gusta analizar la evidencia histórica por mi mismo.

Y cómo especialista que soy te digo que en un campo tan exigente con la crítica de fuentes cómo es la Historia Medieval, el 95% de los expertos e historiadores de la Unión Soviética serían defenestrados y acusados de prevaricación en el manejo de las fuentes.

En cuanto a una crítica devastadora del termino "totalitarismo"-tan polisémico como vacuo para el análisis de la Unión soviética- le recomiendo el artículo siguiente de Domenico Losurdo ó e incluso del libro clásico de un liberal como Talmon ,"Democracia totalitaria" cuando todavía había buenos investigadores liberales y no meros voceros- propagandistas ignorantes como ahora.

http://www.ifch.unicamp.br/criticamarxista/arquivos_biblioteca/artigo100critica17-A-losurdo.pdf