miércoles, septiembre 09, 2015

¿ESTAMOS ASISTIENDO EN DIRECTO A LA CAÍDA DEL IMPERIO DE OCCIDENTE?




Bien, amigos, después de la última entrada lúdico-futbolera, vamos con un asunto más serio, que me está dando mucho que pensar, y no es otro que el los refugiados sirios.

Como ya sabéis, en este blog, cuando trato temas de actualidad, trato de contemplarlos desde una cierta distancia, así que no es éste el lugar para debatir sobre si se debería haber hecho algo antes para evitar esta avalancha de refugiados, si se les tendría que haber detenido antes de irrumpir en el corazón de Europa o la cantidad de refugiados que podemos asumir.

Así que, observando los actuales acontecimientos desde el punto de vista histórico, me parecen de una extraordinaria importancia. ¿Pueden ser tan importantes que realmente supongan un antes y un después en la historia de Europa? Ya sabéis que soy muy malo haciendo vaticinios pero, por lo menos, creo que esa posibilidad existe.

Como siempre digo, ante un hecho histórico, son muy pocos los que advierten la trascendencia de lo que está ocurriendo. Cuando mataron en Sarajevo al archiduque Francisco Fernando, el 28 de junio de 1914, absolutamente nadie imaginó lo que iba a ocurrir. Así que, por deformación profesional, igual que el niño de El sexto sentido en ocasiones veía muertos, yo tiendo a ver siempre grandes acontecimientos históricos en ciernes, así que en esta ocasión no puedo resistir la tentación.




Recuerdo que antes se decía que los chinos no necesitaban de un ejército para invadir Europa, ya que lo conseguirían simplemente poniéndose unos cuantos de ellos a andar hacia aquí.

La actual crisis demuestra que esa boutade no lo era tanto; es posible que la OTAN pueda detener una invasión armada, pero ahora se ha visto que nada es capaz de detener a una columna de decenas de miles de personas en marcha.

Hoy mismo he leído que 300 sirios simplemente han dejado el colegio danés en el que se encontraban alojados y se han puesto a andar por la autopista en dirección a Suecia... ¿Pasará a ser normal que vayamos viendo columnas de refugiados por nuestras autopistas?





Lo más probable es que Europa consiga digerir poco a poco a los miles de refugiados que han entrado en el continente mediante el expeditivo método de la patada en la puerta y las aguas vuelvan a su cauce. Pero la pregunta es que si esto quedará aquí o muchas otras personas, procedentes de otros países, se decidirán a utilizar el mismo sistema de entrada, que acaba de demostrar su eficacia.

Si ahora no se ha conseguido detener a toda esa gente, nada hace pensar que sí se vaya a lograr más adelante. Y ya no se tratará de refugiados procedentes de países en conflicto, que puede haber un número relativamente reducido, sino de inmigrantes económicos, de los que hay cientos de millones.

Si eso sucede, veo difícil que se pueda hacer algo para evitarlo, pero al menos, a diferencia de la época del Imperio Romano, lo veremos en directo.


8 comentarios:

Fran Raymol dijo...

Pues prepárate cuando empiece la guerra turco kurda con sus ramificaciones en Siria Irak e Iran

Onor dijo...

Hola Jesús.
El Imperio de Occidente ya lleva décadas cayendo, esto es una cosa más.
Desde la guerra de Bosnia, que no hicimos otra cosa que mirar hacia otro lado, hasta que vinieron una vez más los americanos a salvarnos el culo. Estamos mirando hacia otro lado con la guerra que hay en Ucrania. Y miramos hacia otro lado con Siria, Irak e Irán. Si sube un yihadista en un tren, suerte que aparecen tres yanquis, si no estaríamos enterrando a cien muertos.
La historia nos enseña que toda civilización (como la romana) que deja de dar bofetadas para defender sus fronteras, tarde o temprano acaba engullida, y la nuestra lleva todo el camino, sin fuerza espiritual, sin descendencia apropiada, y encima a bofetadas entre nosotros (como les pasó a los visigodos), por eso los moritos se pasearon hasta Pirineos.
Que lleven años masacrándose en Oriente Medio como si la cosa no fuera con nosotros, pues mira por donde si que va con nosotros. Los americanos una vez conseguida la autonomía energética con el fracking se van a dejar de gastar millonadas en asuntos que ni les va ni les viene.
A los refugiados por supuesto hay que acogerlos y no tratarlos como a perros, cosa que si que hicieron los gabachos con nosotros cuando 300.000 refugiados que huían de la guerra civil (como los que huyen ahora) acabaron en campos de concentración vigilados por Senegaleses. Muchos de los que huyen ahora son familias, muchos de clase media, muchos tenían hasta hace poco sus trabajos y sus casas con jardín. Lástima que a río revuelto se nos van a colar y van a llegar hasta Berlín muchos elementos no deseados. Yo que también soy malo adivinando, siempre pensé que subirían por el Sur, pero me equivoqué, entran por donde menos se esperaba.
Bueno, ya me he desahogado.
Un saludo Jesús.
Espero estar totalmente equivocado.

alejandro bonifacio dijo...

hola, en un artículo que leí, el autor menciona que ahora que los gobiernos europeos han tomado cartas en el asunto sobre la inmigración procedente de Siria, lo es debido a que han "llenado" la cuota de trabajadores extranjeros para ocupar las plazas laborales faltantes o como el autor resalta "cuotas de trabajo esclavo". ¿qué hay de cierto en ello? ¿es posible que esa pesadilla que los inmigrantes sirios sufren acabe pronto? ¿por qué no dan una acogida igual a los ciudadanos africanos sea cual fuera su religión o color de piel? el enlace del artículo es: http://www.indicepolitico.com/las-torres-gemelas-y-el-petroleo-iraqui/

a ver cual es tu opinión, saludos desde México!

Jesús Hernández dijo...

Hola, Alejandro, muchas gracias; pues he leído el artículo pero no he entendido la hipótesis que defiende el autor, lo siento.

rafa dijo...

Hola
Este fin de semana en el semanal del periódico del domingo Pérez reverte realiza un comentario extenso que a mi juicio es muy clarito y descorazonador
Aunque el problema será sobre todo para nuestros hijos
Saludos

Onor dijo...

Vaya tela el articulo de P. Reverte, coincido bastante, la historia suele repetirse, aunque no nos guste y aunque algunos se la inventen o pretendan borrarla,
Un Saludo Jesús ¡
Leyendo ahora el último de Beevor de las Ardenas, brutal el capítulo que habla de los reemplazos o refuerzos como les llamaban al final de la guerra.

Marc Herrera dijo...

La ola de refugiados va alimentar a la Europa racista y a los discursos fascistas, la verdad que esta saliendo la cara mas reaccionaria europea.

roelibros dijo...

Occidente en general no sé, pero a Europa Occidental como la conocemos no creo que le quede más de medio siglo. Con frecuencia pienso que la agonía empezó con la I Guerra Mundial. Opino que el abandonismo comenzó entonces y ahora estamos viendo sus frutos como el hedonismo cortoplacista y el "invierno" demográfico. Ningún grupo va a tener que forzar su presencia en Occidente porque no creo que quede nadie relevante dispuesto a plantar cara a la corrección política y llamar a las cosas por su nombre. Con una "intelligentsia" irresponsable dedicada a socavar los ideales occidentales sin ofrecer alternativas realistas y unas élites internacionalizadas con más conexión con las de otros países que con sus connacionales que se le puede pedir a una población envejecida y preocupada por el día día. Heroísmos no, por supuesto. Lo más, acomodo a regañadientes. Veremos un futuro donde las clases altas estarán "europeizadas" y las bajas, una mezcolanza mestiza; o quizás una sociedad balcanizada de pueblos y barrios enfrentados por odios étnicos irresolubles... ¡Quién sabe!

Hay una novela distópica escrita en 1972 Christopher Priest (autor de El prestigio) llamada Fuga para una isla (El título en inglés es más elocuente: Fugue For A Darkening Island) cuyo argumento es el caos/guerra civil que se desencadena en Inglaterra a resultas de la llegada masiva de refugiados en cargueros patera como consecuencia de una guerra devastadora en Africa... Me pregunto que pensará el autor al ver las noticias, os aseguro que la obra tiene muchos paralelos.