jueves, junio 09, 2016

EL MONSTRUO DEL LAGO NESS, EL YETI, EL BIGFOOT Y HITLER EN SUDAMÉRICA




Bien, amigos, el pasado martes pude ver los dos últimos capítulos de la serie de Canal Historia Persiguiendo a Hitler. La verdad es que la serie me ha gustado mucho, he aprendido bastantes cosas que no sabía sobre los nazis en Argentina, así que os la recomiendo si no lo habéis visto.

Sin embargo, en su afán por provocar efecto wow en esa audiencia que viene de ver Empeños a lo Bestia, en el último capítulo se les va un poco la mano... Aunque no es mi intención spoilear, plantean que Hitler fue a Bogotá (Colombia) junto a dos científicos atómicos para trabajar en un plan destinado a atacar a Estados Unidos con cohetes nucleares. Sí, a mí también me gustaría saber quién es el camello del guionista.





De todos modos, ya sabéis la opinión que tengo de la tesis de partida, la de que Hitler no murió en el búnker, sino que logró escapar a Sudamérica, así que no vamos a entrar mucho más en eso.

Las "pruebas" que presenta el documental, así como los innumerables libros que tratan de hacer caja con esa historia (y se ve que vende, porque hay algún autor que no para de publicar libros sobre ese tema), no demuestran absolutamente nada.

Hay más pruebas de la existencia del monstruo del lago Ness, el yeti y el bigfoot que de Hitler en Sudamérica. Y de avistamientos de Elvis debe ir a la par.

Apenas se cuenta con el testimonio de unas pocas personas que aseguran haber visto a Hitler por casualidad, cuando habría que imaginar la cantidad de gente que tuvo que verse involucrada en el plan de escape que, según el documental, pasó por Galicia y las islas Canarias. Además, es de suponer que una cantidad todavía mayor de personas se vio implicada en su posterior estancia en Sudamérica durante un cuarto de siglo, si hacemos caso a la versión que dice que murió el 5 de febrero de 1971, y que será objeto de un documental.

Aquí tenéis el tráiler:




Y AQUÍ tenéis el testimonio de un testigo del sepelio de Hitler en su cripta paraguaya.

Pues sí, a mí también me gustaría que se descubriese esa cripta, y que un análisis de ADN demostrase que los restos, en efecto, son de Hitler, como me gustaría que encontrasen a Nessie o al abominable hombre de las nieves. Paren máquinas, la noticia del siglo, la auténtica historia desvelada, la historia oficial era falsa, más libros, más documentales, películas... y yo pediría perdón a esos autores que viven de esta historia y me comería este post con patatas.


Ya escribió Cervantes que no hay libro tan malo que no tenga algo bueno, y eso también es verdad en los documentales. Gracias a Persiguiendo a Hitler se ha despertado mi interés por los refugiados nazis en Argentina.




Buscando información sobre Bariloche, uno de los puntos más calientes de esa red de apoyo, me topé con otro documental que os quiero recomendar: BARILOCHE. PACTO DE SILENCIO.





El documental trata sobre Erich Priebke, a quien conocéis sobradamente. Yo ya había visto algún que otro documental sobre él, pero éste tiene la particularidad de que está dirigido por Carlos Echevarría, que fue precisamente alumno del Colegio Alemán, en el que Priebke llegaría a ser una referencia destacada, así como de la colonia germana.

Esa perspectiva tan personal, así como las convincentes dramatizaciones, hace que la película se vea con gran interés, así que no os la perdáis.


2 comentarios:

jose ramon olavarrieta blanco dijo...

Me leí el libro de Eric Frattini, que habla de este tema (no recuerdo ahora mismo el título) y me pareció muy creíble, claro está que soy un simple aficionado al tema y tal vez me ha "colado un gol".

Un saludo y felicidades por el blog el cual sigo desde hace mucho.

P.d:también felicitarte por tus libros de los cuales tengo unos cuantos (me encanta el de "el reich de los mil años)

Jesús Hernández dijo...

José Ramón; no leí el libro de Frattini, pero leí alguna entrevista y me dio la sensación de que el libro era un encargo de la editorial para aprovechar el tirón de la supuesta huida de Hitler y él, que es un autor serio, consiguió salir más o menos airoso del compromiso...

Gracias por tus felicitaciones, y me alegra que te guste especialmente el del Reich de los Mil Años, que es una de las obras de las que estoy más satisfecho.

¡Un saludo!