viernes, agosto 05, 2016

A LA VUELTA DE LAS VACACIONES... NUEVO LIBRO





Bien, amigos, llegó la hora de despedir el blog por esta temporada y cargar energías para la próxima, que comenzará con una novedad con la que estoy muy ilusionado.

De momento, para estos días de asueto podéis contar con dos reediciones en bolsillo que acaba de publicar la editorial Roca, de el 100 HISTORIAS SECRETAS DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL y el LAS CIEN MEJORES ANÉCDOTAS DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL.

Estos son los ejemplares que me ha mandado la editorial:





Para el primer trimestre de 2017 está prevista la reedición de otro de mis clásicos, pero ya habrá tiempo de hablar de ello.

Como os he apuntado, a la vuelta del verano -finales de septiembre o principios de octubre- tendréis en las librerías mi vigésimo primer libro, fruto de las investigaciones que llevé a cabo en mi último viaje a Brasil, sobre un episodio histórico desconocido en nuestro país.



Ahora están maquetándolo y pronto tendré ya las galeradas. No voy a adelantar el título, no sea que haya algún cambio de última hora, pero su apetitoso texto de contraportada es éste:

Tras la derrota de Japón en la Segunda Guerra Mundial y el final de la contienda, la humanidad trataba de restañar las heridas dejadas por seis años de cruenta lucha. Mientras, en tierras brasileñas había quienes estaban convencidos de que la guerra había acabado... pero con la victoria final del Imperio japonés.

Por difícil que resulte de creer, una parte de los inmigrantes nipones en Brasil no tenía dudas de que su país había vencido a los Aliados. Entre los miembros de la comunidad circulaban de mano en mano falsas revistas norteamericanas y fotografías manipuladas que demostraban el triunfo nipón. Igualmente, se radiaban noticias en emisoras clandestinas en las que se proporcionaban los detalles de esa gran victoria; las tropas niponas habían conquistado California y amenazaban con ocupar Washington, el Ejército japonés había hecho retroceder a los soviéticos hasta los Urales y delegaciones de cuarenta países asistían a una ceremonia de rendición en Tokio...

Las autoridades brasileñas trataron de hacer frente a ese delirio colectivo aportando las pruebas de que Japón se había rendido. Incluso los norteamericanos, para desmontar esa locura, enviaron periódicos nipones y filmaciones, en la llamada “Operación Verdad”. Pero todo ese esfuerzo fue inútil; la mayoría de inmigrantes nipones permaneció impermeable a la verdad, al considerar esas pruebas “propaganda americana”.

Esos hechos inauditos pudieron haber sido sólo una anécdota, si no fuera porque surgió una secta fanática que comenzó a amenazar y asesinar a sus compatriotas más sensatos, los que aceptaban la realidad de la derrota. El terror se extendería por toda la colonia nipona, que quedaría así dramáticamente fracturada.

Éste es el relato de esa insólita historia de autoengaño que acabaría costando la vida a 23 personas y cuyas heridas tardarían décadas en cicatrizar.



Si no os ha picado la curiosidad sobre estos increíbles hechos, me corto la coleta. Pero tiempo habrá también para hablar de mi próximo libro, así que lo dejamos ahí.




Por otro lado, también voy a seguir adelante con mi canal de Youtube, en el que subí mi vídeo sobre el funcionamiento de la Enigma. Ya tengo apalabrada para septiembre una visita a un sorprendente lugar de interés histórico de Barcelona que no está abierto al público; ésa será la materia para mi próximo vídeo.

Pues os deseo unas buenas vacaciones. Seguro que muchos de vosotros las aprovecharéis para visitar escenarios de la Segunda Guerra Mundial, ya contaréis.

Por mi parte, viajaré a Brasil para realizar nuevas investigaciones, pero os tendré siempre en mis pensamientos.