martes, noviembre 04, 2008

Munich, de Spielberg

Bueno, como hoy todo el mundo va a estar hablando del resultado de las Elecciones USA, yo doy la nota discordante y voy a hablar de la última peli que he visto, MUNICH, dirigida por Steven Spielberg en 2005.


No la vi entonces, pero mi hermano se la ha pillado de la biblioteca y me la ha pasado. Por si no lo recordáis, la peli va de la venganza que los servicios secretos israelíes emprendieron contra los presuntos instigadores de la masacre de Munich durante los Juegos Olímpicos de 1972, en la que unos atletas israelíes fueron secuestrados y asesinados por terroristas palestinos. Así, en el film, un grupo de agentes se embarca en una ruta por Europa cargándose palestinos a sangre fría, y evidenciando las dudas que surgen en sus integrantes respecto a la ética de semejante procedimiento.


La peli es muy buena, me ha dejado pillado; pensaba que ofrecería una imagen favorable a Israel, pero creo que Spielberg consigue reflejar con crudeza y una cierta imparcialidad el conflicto arabe-israelí. El film es oscuro y un tanto opresivo, y además el mensaje que deja traslucir esta exento de esperanza, apuntando a un conflicto interminable, lo cual es una apuesta valiente por lo que tiene de políticamente incorrecto.



Esto me ha hecho reflexionar sobre el tema y he recordado mi visita a Israel en el año 95. Lo más destacable, curiosamente, fue el viaje en sí; volé con la compañía israelí EL AL, y os la recomiendo si queréis experimentar una vivencia inolvidable. Otro día lo contaré con más detalle, pero pasé por varios interrogatorios, registros, vigilancia durante el vuelo, etc., y todo porque durante mi estancia en Israel me fui en autocar a Egipto y luego regresé; al parecer eso me hacía sospechoso de llevar una bomba o de querer secuestar el aparato. EL AL ha sido denunciada por miles de pasajeros que han sufrido experiencias similares, pero la compañía pasa de todo; lo que les importa, y lo que cuenta, es que desde hace exactamente cuarenta años (1968, cuando hubo un secuestro aéreo) ningún terrorista ha logrado entrar en uno de sus aviones, y visto lo visto, no me extraña.

Y sobre el conflicto arabe-israelí, lo tengo claro. Cuando vas a allí lo comprendes al momento; es imposible la convivencia. Ves en Jerusalén una simple piedra y resulta que, pongamos por caso, según los musulmanes allí Mahoma se echó una siesta, pero según los judíos Abraham sacrificó allí una cabra. Para colmo, los cristianos dirán que allí Jesucristo se ató una sandalia, total, que cada centímetro cuadrado de Israel es sagrado para unos o para otros, y naturalmente, nadie está dispuesto a compartir ese lugar.


Así que aquella tierra será para el más fuerte, que, por desgracia, es la ley que ha regido desde siempre. Argumentar que o los judíos o los palestinos tienen más derechos que el otro para vivir allí es una discusión sin sentido; el único derecho que cuenta es el del que se muestre más fuerte y sea capaz de expulsar al otro, y así ha sido a lo largo de la historia. El día que unos consigan expulsar a los otros, ese día se habrá acabado el conflicto.

Si los territorios perteneciesen para siempre a sus más antiguos propietarios, en España gobernarían aún los celtas y los iberos. O si se aplicase posteriormente, aún estaría bajo el dominio árabe, que estuvieron aquí ocho largos siglos y es de suponer que eso confiere algunos derechos.


Sobre este tema, recuerdo una ocurrencia del genial libro de Hazañas y chapuzas bélicas de Gary Brecher, en el que el autor habla de los defensores actuales de los derechos de los indios norteamericanos, diciendo que muy pocos de ellos están dispuestos a devolverles el terreno en donde se levantan sus actuales casas, situadas en los territorios que antes les pertenecían...

Supongo que el texto de esta entrada ya estará siendo malinterpretado por alguno, seguramente porque a estas horas de la noche tampoco me expreso muy bien, pero no estoy defendiendo el uso de la fuerza para conseguir unos objetivos, sino que simplemente constato como funciona esto.

Ahora he recordado la frase que suelta el profesor mutilado de guerra al principio de la inquietante película Starship Troopers: "La opinión de que la violencia nunca resuelve nada es la expresión de un deseo inútil. Aquél que lo olvida, siempre paga por ello". Que se lo pregunten a los tibetanos, por ejemplo.

Pero bueno, para compensar un poco cierro la entrada con esta nota de optimismo...

11 comentarios:

Likuid dijo...

El problema, en mi opinión, es los amigos con los que cuentas en cada conflicto. Y en este la cosa está negra para los palestinos.

Jorge dijo...

Por favor, no sigas diciendo que el libro de Gary Brecher es bueno. Yo tenia en mejor concepto tu criterio.

Es lo peor que he leído en mucho tiempo, de hecho es como leerse un post larguísimo de un bloguer. Solo que es el típico post de opinión, populista para gente que apenas sale leer, porque sus opiniones se basan en poco más que lo leído en la prensa sobre toooodos los temas sobre los que opina.

Sin datos, sin una base firme en la que apoyar sus "teorías"... Es opinión de tertulia de bar y poco más. En mi vida he sentido 21 euros tan malgastados. No vale ni el papel sobre el que está impreso.

Xirly dijo...

No, no tiene sentido mirar quien de los dos hace más tiempo que vivió allí, ni sólo dar la culpa a una de las dos partes (bueno, decir dos partes es simplificar demasiado el conflicto...), porque también se tendría que dar un poco de vergüenza la ONU por aprobar un estado sin un mínimo de seguimiento e interés... Y el cambio de mentalidad serà el día que puedan entender que se puede vivir creyendo cosas distintas, aunque no tan diferentes. Una utopía, supongo...

Xirly dijo...

Ah, me olvidaba de comentar la peli, que realmente es una gozada verla. De hecho, los lobbys americanos judíos dijeron de Spielberg que era anti-judío por haber hecho esta peli... (eso tan bonito de conmigo o contra mí...)

Arturo Moreno dijo...

pobre Jerusalem, mucha religión y poco dios

Axl dijo...

que si son todo americanadas, que si lo de Palestina es meramente un conflicto religioso, llevo perdido un tiempo, ¿en que se ha convertido esto?, ¿en un blog de Izquierda Unida?

que los americanos hacen lo que les da la gana con la historia en las pelis es cierto, pero no en todas ni muchísimo menos, y lo que sí que ya es ridículo es pensar que solo lo hacen los americanos o que solo se hace en el cine...

Munich también me gustó mucho, pero reducir lo de Palestina a un conflicto meramente religioso es absurdo, sería como decir que Hitler mató a los judíos por herejes,
son muchos más factores, prima mucho más el político o la mera supervivencia de dos pueblos masacrados, porque como bien dice Likuid menudos amigos que tienen los palestinos si alguien piensa que son los árabes.... no sé mucho de tema pero por lo poco que he leido deben ser los peor tratados después de los kurdos por el mundo árabe,
tampoco hubiera sido mala idea de los palestinos haberse apuntado al carro aliado durante la segunda guerra mundial y no al nazi

por otro lado, vengo de Londres, estuve en el Imperial War Museum y en el Cabinet Room, aún estoy en una nube, qué maravilla, ¿alguien sabe si la máscara mortuoria de Himmler expuesta es la auténtica?
pero lo que más me gustó fue lo relacionado con Lawrence de Arabia, qué moto

por último, a mi si me pareció entretenido el libro de Gary Brecher, no todo tiene que ser libros serios y rigurosos, hay que entenderlo como un simple entretenimiento sin pretensiones, a partir de ahí puedes disfrutralo o no

paro ya, saludos

malatesta dijo...

Así son las cosas, aunque quizás porque nos conformamos con ello.
Por cierto, me ha gustado mucho la maquetación y formato de la portada de Operación Valkiria. Sobre el contenido ya hablaremos más adelante :)

javier dijo...

Peor lo tienen los kurdos...

La Tremolina... dijo...

Citar como ejemplo España ante la cuestión de antigüedades árabe-israelíes me parece, cuanto menos, un tanto ligero. Aquí, de momento, no ha llegado un grupo de estados a informarnos de que nos iban a plantar otro en, pongamos por caso, Granollers y alrededores. Ni a esos nuevos moradores, entonces, les ha dado por extenderse hasta Baeza, con la vista gorda de ese grupo de estados.
Aquí, como en el resto de los sitios salvo algunos elegidos, se viene y se va a base de mandoble directo: me quedo Gibraltar, te doy Den Bosch, este Sáhara es mío, viva mi Cuba libre. Pero de momento nadie ha venido a decirnos "miusté, que hemos pensao, que vamos a vamos a atender las demandas del pueblo azteca, a los que hemos masacrado a lo largo de los siglos pobrecitos, y vamos a erigir aquí en Matalascañas un país para ellos, que claman ser de la zona".
Y por lo demás, pues creo que son los iberos y los celtas en gran parte los que siguen poblando esta península.

Axl dijo...

pero ¿a donde iban a ir los judíos sino es a Palestina? ¿a Madagascar?, el ejemplo de los aztecas en Matalascañas carece de sentido

ni siquiera tras la guerra mundial dejaron de producirse pogromos en europa del este y la URSS

se agarraron a donde pudieron, que fue el sionismo, y nos guste o no es el único sitio al que podían considerar como su lugar de origen

a partir de ahí es todo discutible y criticable

La Tremolina... dijo...

No pretendía aproximarme desde la visión judía.

Pretendía aproximarme desde la visión de Matalascañas.

Huelga decir que no era una sugerencia basándome en la herencia culturogenética del pueblo judío.