miércoles, mayo 20, 2009

Bolonia



Bueno, ahora se habla mucho de Bolonia. Como sabéis, hay estudiantes universitarios que están contra el llamado Plan de Bolonia y hasta hacen asambleas, manifestaciones, encierros y todo eso, guay.

Pero hace unos años, el nombre de la ciudad italiana estaba ligado a un suceso trágico. Hoy casi nadie se acuerda, pero Bolonia sufrió un terrible atentado en 1980. Ya sabéis que, desde que vi la peli de la banda Baader Meinhof, me ha dado por rescatar a los grupos terroristas de los setenta, la época dorada del terrorismo, así que no podía faltar el hecho que os voy a relatar, aunque ya es del año 80.

El sábado 2 de agosto de 1980, la estación de Bolonia estaba llena de turistas y de personas que iniciaban sus vacaciones o volvían de ellas, ya que es el nudo ferroviario que une el norte con los centros turísticos del sur y del Adriático. Así que aquello estaba a petar de gente.

Pues a las 10.25 explotó en la sala de espera de la estación un artefacto colocado en una maleta abandonada. La detonación se oyó en un radio de muchos kilómetros y pulverizó todo el ala izquierda de la estación. La onda expansiva alcanzó también al tren que cubría el trayecto Ancona-Chiasso, que estaba estacionado en el primer andén.



La explosión afectó a las salas de espera de primera y segunda clase, así como al restaurante de la estación, lo que explicaría el elevado número de víctimas: 76 muertos, aunque en los días siguientes se elevaría a 80, además de más de 200 heridos, en lo que era el atentado más grave en la historia de Italia.

La ciudad reaccionó con rapidez; al no ser suficientes las ambulancias para transportar a los heridos a los hospitales de la ciudad, se emplearon también autobuses, y los conductores de taxis ofrecieron sus vehículos. Se estuvieron rescatando supervivientes hasta las siete de la tarde, aunque las labores de desescombro para recuperar los cadáveres se alargarían durante toda la noche.Aquí podéis ver imágenes del rescate de las víctimas.



Inmediatamente después del atentado, el Gobierno atribuyó la explosión a que una caldera del subterráneo había reventado, pero enseguida se vio que se trataba de la explosión de una bomba; había sido un atentado.

Una ola de indignación recorrió toda Italia. Ya os podéis imaginar; hasta se llegó a pedir el restablecimiento de la pena de muerte. En Bolonia se concentró una multitud de más de doscientas mil personas, que coreó continuamente la consigna “¡justicia, justicia!”.

En un primer momento, el gobierno responsabilizó a las Brigadas Rojas, un grupo terrorista de extrema izquierda, quienes se desmarcaron, pero unos días después el gobierno dirigió las sospechas hacia los grupos de extrema derecha.



¿Pero quién fue en realidad? A fecha de hoy, todo siguen siendo suposiciones. Dos agentes del servicio secreto italiano y el presidente de una logia masónica serían imputados por dificultar la investigación. En años sucesivos, las investigaciones para conocer los verdaderos autores del atentado tropezaron con muchas dificultades.

Al final, en 1995, dos neofascistas fueron condenados a cadena perpetua por ser los ejecutores, aunque siempre se declararon inocentes. Otras muchas personas fueron condenadas a diversos años de cárcel debido a las pistas falsas que proporcionaron. Pero los autores intelectuales de la masacre nunca se han descubierto.

La pista buena quizás la proporcionó otro neofascista durante el juicio. Ese tipo declaró que el organizador del atentado era una "estructura oculta, dentro del Estado mismo, y vinculada con la OTAN”; se refería a GLADIO, la organización terrorista secreta anticomunista ideada tras la Segunda Guerra Mundial por los servicios secretos norteamericanos y británicos con el objetivo de prepararse para una eventual invasión soviética de Europa Occidental. Para ello, la red contaba con fuerzas armadas paramilitares secretas de élite dispuestas en estos países, reclutadas incluso entre antiguos nazis. Estos contingentes secretos escapaban al control de los gobiernos correspondientes, aunque es de suponer que contaban con su consentimiento

Pero, además de prepararse ante una posible invasión, estas fuerzas de retaguardia fueron utilizadas por la CIA para influir en la política de algunos de estos países. Italia era un frente al que se le prestaba una especial atención, ya que se temía la llegada al poder del partido comunista.

¿Estaba Gladio detrás del atentado? A saber. Pero todo esto es bastante inquietante (por cierto, ¿os acordáis de la red ECHELON, de la que hasta la Unión Europea dictaminó que existía? Increíblemente, ahí quedó la cosa...).

Resumiendo; brutal atentado y enorme indignación, pero el tiempo va diluyendo la responsabilidad hasta quedar en nada, o en un par de cabezas de turco que acaban pringando, y los malos -los que ordenaron la masacre- que se salen con la suya...

10 comentarios:

Ángel dijo...

Coño, de Gladio leí un libro (muy malo, por cierto) de Miguel Ángel Rodríguez (el que fue portavoz del gobierno con el PP). Pensaba que Gladio ni siquiera existía.

Likuid dijo...

Me encantan estas anécdotas...

Mario Tenorio dijo...

Es cierto que la realidad supera a la ficción. No sabía nada de Gladio, ¿qué literatura hay al respecto?
Gracias.

Jesús Hernández dijo...

Mario Tenorio, no me suena que haya nada, salvo la novela de Miguel Angel Rodríguez, que después de leer algunas reseñas que parece que es totalmente prescindible.
En Amazon he encontrado algo que parece potable: NATO's Secret Army: Operation Gladio and Terrorism in Western Europe.

Veritas dijo...

Curioso. Bomba en estación de tren, decenas de muertos, autoria intelectual desconocida, pringaos a la carcel.....al final va a ser cierto que la historia se repite pero cada vez más tragicamente.

Mario Tenorio dijo...

Jesús, gracias por la respuesta; vaya precio que tiene el libro en Amazon, sin embargo lo he encontrado en pdf en Google Books:

http://books.google.es/books?id=VAbkogswOmEC&dq=gladio%2Bpdf&printsec=frontcover&source=bl&ots=cLzjoBZIz0&sig=lZCUvwdn0XYvsd6TmfDRqBMykKI&hl=es&ei=wHwXSp2SHp65jAfUtrSFDQ&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=1

Saludos.

Jesús Hernández dijo...

Lo he visto también bastante más barato en Iberlibro, en italiano.

Mario Tenorio dijo...

He encontrado también un pequeño artículo de Thierry Meyssan -el autor de "La Gran Impostura"- sobre este tema, no se si será de fiar.
http://www.voltairenet.org/article120005.html
Saludos.

Capitán Hidalgo dijo...

Yo conocía algo de GLADIO gracias a un libro de un periodista chileno, el libro se llama "Las guerras que nos esperan", aunque no decía mucho, era un análisis de muchas cuestiones y lo comentaba de pasada. Eso sí no tenía idea de este atentado, realmente lamentable.

pankaj dijo...

wow...i luv your posts...great ....

hi by the way do check in mine too when u have time... thanks

http://smsrupeespays.blogspot.com/