miércoles, octubre 28, 2009

Que te jodan

¡Uy! Al ver este título de mi post, seguro que pensáis que se me ha ido la olla definitivamente. Bueno, esperad a leerlo entero y luego afináis el diagnóstico...

Como sabéis, Arnold Schwarzenegger es el gobernador de California. Lo que igual no sabéis es que ese Estado es el lugar más democrático del mundo; tanto, que incluso las subidas de impuestos han de someterse antes a referéndum. Evidentemente, como nadie quiere que le suban los impuestos, el Estado cada vez recauda menos y, claro, ahora está en bancarrota y ha presentado suspensión de pagos.


Así que el pobre Schwarzenegger ya no sabe como cuadrar el círculo y se ve que está bastante cabreado. A todas estas, un congresista, Tom Ammiano, actor homosexual, se ve que en una cena a la que asistía el austríaco le gritó: kiss my gay ass! o lo que es lo mismo "¡bésame mi culo gay!".

No contento con eso, a Ammiano se le ha ocurrido presentar una propuesta de Ley relativa a la financiación del puerto de San Francisco que se ve que le ha tocado bastante los bíceps a Arnold.

Total, que en la respuesta por escrito que el gobernador envió a Ammiano rechazando ese proyecto de Ley, por considerar que hay otros asuntos más importantes y urgentes para California, como el sistema de pensiones, la seguridad social y el agua, se escondía un mensaje oculto.

Las primeras letras de cada línea escondían el acróstico FUCK YOU, traducible como "Que te jodan". Aquí tenéis la carta:



Naturalmente, el jefe de prensa del gabinete de Schwarzenegger atribuyó el incidente a una "extraña coincidencia".

Pues nada, no haré ningún comentario porque, diga lo que diga, alguien pensará que yo también estoy mandando otro mensaje cifrado...

9 comentarios:

pedroboso dijo...

Ja,ja buenísimo Arnie, las viejas glorias (Stallone, Rourke, Lundgren, Van Damme, Seagal) nunca mueren y como bien dices en Terminator "I´ll be back".

JH tus fieles lectores seguimos disfrutando de tus obras y esperando que sigas escribiendo más.

Un saludo a todos.

Kordo dijo...

A ver, rapidamente, y sin entrar en la polémica de errores sí o errores no, acabo de aclarar lo que ya ha aportado Heinz respecto al Royal Oak.
Efectivamente, durante la guerra e inmediatamente despues a ella, se pensaba que los buques fondeados en Scapa Flow fueron el Repulse y el Royal Oak.
Posteriormente se demostró que realmente habían 3 barcos en el momento del ataque de Prien: El acorazado Royal Oak, el viejo portaviones Pegasus y el crucero pesado Belfast. Günter Prien no vió éste último. Y el Pegasus lo confundió con el Repulse (que hasta el dia anterior sí estuvo en la base, pero que salió junto a otros barcos temiendo un bombardeo, ya que la Luftwaffe había estado sobrevolando la zona).
El primer impacto se pensó que había dado en el Pegasus, pero en realidad dió en la proa del Royal Oak. La segunda oleada ya dió de lleno en la santabárbara, condenando al buque a su hundimiento.
Como he comentado antes, tanto en las memorias de Prien, como las de Doenitz (durante y despues de la guerra) se apunta erroneamente que el otro barco atacado fue el Repulse. Mientras que los estudios posteriores apuntan que realmente fue el Pegasus.
Hasta a un aficionado de la guerra submarina como yo ha tenido que revisar sus libros para no caer en errores. Es muy humano y fácil tener algun desliz en algún dato. Faltaría más!

Saludos

Mario Tenorio dijo...

Hola a todos:
Ayer, leí la noticia en Libertad Digital. Me parece muy propio de Arnold, ya que este tipo es muy capaz de ello. No hay error posible.
Éste es un personaje que sigo desde 1980, tiene una biografía llena de anécdotas jugosas en el mundo del culturismo, donde era un dios, pero a la vez odiado por muchos de sus compañeros. Alguno habréis visto la peli Pumping Iron, en la cual se distingue su fino y sarcástico humor. Recuerdo la anécdota de cuando llegó a EEUU.
Con diecinueve años, va al gimnasio de un gurú de entonces, llamado Vince Gironda y se presenta diciendo "Hola, soy Arnold Schwarzenegger, Campeón del Mundo".
Y el gurú le responde diciéndole que él sólo veía "a un puto gordo tras el mostrador". Arnold se fué todo cabreado y volvió al día siguiente presetándose de una forma más humilde.
Saludos desde el sur.

Jesús Hernández dijo...

Gracias, Kordo, creo que dejas el tema ya suficientemente aclarado, pero aun así seguro que seguirán con la matraca...

Otra cosa; me han pasado un interesante enlace sobre el asistente de Hitler, Fritz Darges. Lo podéis leer aquí (gracias, Rodolfo).

Likuid dijo...

Qué gran clase política desprende este hombre, y el acróstico denota su alta inteligencia.

Marcos dijo...

Pues a mi cada día me mola más este tío. He de reconocer que siento debilidad por los políticos "amateurs" a la americana y que detesto a los políticos "profesionales" a la europea, que forman verdaderas castas de vividores que nunca han dado un palo al agua fuera de los mullidos pastos de los presupuestos públicos o de los aparatos de los partidos.
Además, me encantan los políticos incorrectos y gamberros, capaces de enviar a tomar por culo pública y notoriamente a mamarrachos cansinos como el Tom Ammiano ese, cuya trayectoria política y personal justifica de sobras el recadito del antaño musculoso Arnold e incluso algo más.

Jesús Hernández dijo...

La verdad es que Arnold es muy listo.

Como sabéis, a mediados de los setenta declaró una vez que admiraba la puesta en escena del nazismo, y también que su padre era un funcionario nazi de segunda fila, pero nazi al fin y al cabo.
Sin embargo, las asociaciones judías de USA, que como sabéis son muy influyentes, nunca han dicho nada sobre el tema.

Es que, tal como recuerdo que dijo un representante de esas comunidades, "el señor Schwarzenegger nos envía un generoso cheque cada vez que se estrena una de sus películas". Ahora, aunque hace tiempo que no hace pelis, apuesto a que sigue mandándoles uno de esos cheques...

Luis.Conde dijo...

Pues Jesús, ahora que mencionas lo de Fritz Darges, aquí hay algunas anécdotas como la de que le despidió Hitler por una mosca, al parecer Hitler le pidió en una ocasión que se deshiciera de una mosca y esté le respondió que debería encargarse el adjunto a la Luftwaffe Nicolaus von Below :D

Humberto dijo...

Estamos hablando de la incorrección de Schwarzenegger, pero y ¿de la que, parece, haberla provocado: Kiss my gay ass!?

No sabemos tampoco los antecedentes de la disputa, pero a mi me sueltan eso y a lo mejor no reacciono con la "moderación" del ínclito.

Que a algunos grupos sociales "desfavorecidos" se les permite todo es bien cierto, porque defienden "nobles sentimientos y derechos que el resto que no pertenecemos les negamos".

Pienso que todos somos iguales, y por lo tanto, no se debe permitir la "discriminación positiva", porque al fin y al cabo, sigue siendo discriminación.

Un saludo a todos.
Un saludo a todos.