domingo, noviembre 01, 2009

Otra depresión post-libro


Bueno, ya he enviado el manuscrito del libro que se supone que saldrá publicado en febrero o así. Como os dije, será un señor libro de unas quinientas páginas, el más largo que he escrito hasta la fecha, y eso que me han quedado cosillas por poner. Supongo que mis "amigos" ya estarán afilando el hacha; seguro que no me decepcionan y le otorgan el recibimiento habitual...

Pues eso, estoy en plena depresión post-libro. Después de acabar un libro que durante meses te ha absorbido todo tu esfuerzo, al que has dedicado incluso el tiempo que está la pizza en el horno, con el que has pasado largas horas nocturnas dopado con tazas de café soluble Hacendado, y cuyas frases las vas escribiendo mentalmente mientras vas andando por la calle, cuando finalmente lo envías a la editorial, te sientes vacío.

Ahora es cuando descubres lo que es el aburrimiento; no sabes si ponerte a leer el periódico, pillar alguno de los libros pendientes que forman el "muro" que atraviesa mi despacho (un día le haré una foto y fliparéis), o irte a dormir. Hasta ahora no había ese problema; me ponía a escribir a saco hasta que los ojos se me ponían rojos, lo que quería decir que ya era hora de meterse en el sobre. Pero ahora todo eso pasó...

Sí, tengo un nuevo proyecto, un libro que ya tengo esbozado. Pero siempre es duro empezar un nuevo libro; es como cuando en el Juego de la Oca vuelves a la casilla de salida, todo vuelve a comenzar. Un trabajo de Sísifo total. Así que esto de escribir es una insatisfacción permanente, nunca tienes la sensación de que "has llegado", como Pau Gasol después de ganar el anillo. Me hubiera gustado nacer con vocación de funcionario, que no tienen este tipo de comidas de olla y sólo aspiran a acumular trienios, pero a mí me ha tocado esto, la necesidad física de escribir un libro tras otro.

Bueno, aunque me veáis un poco así, ya digo que es normal. Me pasa cada vez que acabo de escribir un libro. Y ya que hablábamos del Facebook y que estamos con el Día de Todos los Santos, os paso esta información sobre lo último de lo último, lo que llaman el "Deathbook". Se trata de que puedes contratar un servicio para que, una vez que la palmes, sigas mandando mails, colgando vídeos, poniendo cambios de estatus, felicitaciones, etc. Seguro que hay hasta el que irá abriendo galletitas de la fortuna. Podéis leer un interesante reportaje aquí.

Pues nada, a ver si paso esta fase y me pongo pronto en faena...

8 comentarios:

Myles dijo...

Ánimo, Jesús; (de parte de un funcionario que, te aseguro, no sabe cuántos trienios tiene porque nunca se ha preocupado de contarlos). Un cordial saludo

Jesús Hernández dijo...

Ja,ja, sabía que saldría un funcionario "picado" por lo que he dicho, pero veo que te lo has tomado con buen humor...

Jose dijo...

Jesús, una pregunta por curiosidad:
has pensado alguna vez en escribir algo que no esté relacionado con el tema bélico? Me llama la atención la velocidad a la "encadenas" proyectos y hasta el momento todos han sido de temática bélica... y que conste que no tengo queja, los que he leído hasta el momento me han gustado!

Likuid dijo...

Jesús, eso nos pasa a todos los que trabajamos por proyectos... siempre estamos pensando en el siguiente, más que nada porque si no hay un siguiente, puede que escasee la comida... ;)
Suerte!

Oscar González dijo...

Creo recordar, Jesús, que el "recibimiento habitual" solía ser más que caluroso con tus anteriores libros...

Tu_admirador dijo...

Y para aquellos más curiosos seguidores de tu blog... ¿podrías darnos alguna pista sobre el tema de tu nuevo libro?

Saludos curiosos.

Jesús Hernández dijo...

Jose; pues sí, me gustaría escribir una novela, pero me asaltan muchas dudas. Con la temática habitual, la bélica, tanto yo como las editoriales sabemos que es un valor seguro (hasta ahora, toco madera), de hecho todos mis libros menos uno han tenido como mínimo segundas ediciones, pero una novela... no lo sé. Pero quizás un día me anime, aunque seguramente la publicaría con pseudónimo, por si acaso.

Y el próximo libro... sólo diré que es un tema del que ha escrito mucho o incluso muchísimo, pero que curiosamente nadie lo ha planteado como yo -ni siquiera entre la bibliografía anglosajona-, creo que es un enfoque muy fresco y original. Bueno, pero no adelantemos acontecimientos, el que tengo ahora en las librerías es el 50 grandes masacres de la historia, así que tiempo habrá de hablar del próximo...

qylicos dijo...

De parte de otra funcionaria, que sólo espera los trienios para poder cobrar un poquillo más, que falta nos hace, pero que tiene otras inquietudes, te deseo que sea una depre muy corta y pronto te pongas con el nuevo libro con energías renovadas.