jueves, octubre 04, 2012

LA TORMENTA PERFECTA


Bien, hoy vamos a hablar de LA TORMENTA PERFECTA. Como quizás sabéis, este fenómeno meteorológico, cuyo nombre científico es CICLOGÉNESIS EXPLOSIVA, se crea cuando chocan un frente muy cálido con otro muy frío; entonces la presión se desploma y se forma un ciclón que provoca grandes rachas de viento, fuertes y lluvias y un gran oleaje.

Para que se produzca una tormenta de estas características se deben dar una serie de condiciones que es difícil de que coincidan, pero cuando lo hacen provocan ese violento estallido de la naturaleza.


Pues sí, me ha venido esta idea a la mente tras avanzar en la lectura de la interesante tesis sobre las guerras de la antigua Yugoslavia (ya véis que ésta ha sido la semana de Yugoslavia en El Corte Inglés) de la que os hablé en la entrada anterior.

Conforme vas leyendo la manera como estalló el conflicto ves una y otra vez similitudes con la situación actual en España. Es asombroso -e inquietante- ver como, coincidiendo con una crisis económica sin precedentes en Yugoslavia (inflacion del 2.500%), las regiones más ricas optaron por separarse al no querer que su destino siguiera unido a las más pobres, ya que consideraban que estaban siendo expoliadas. A partir de ahí, las coincidencias son constantes, obviamente con sus matizaciones, pero la descripción de ese proceso resulta altamente perturbador.


Como historiador, le he estado dando vueltas a la situación por la que atravesamos (cuando el demonio se aburre, mata moscas con el rabo), y tengo pocos motivos para ser optimista. Todos los inputs apuntan a la formación de una tormenta perfecta -no precisamente meteorológica- que yo, jugando a Nostradamus, calculo para la primavera de 2013.

El primer factor es el económico. Los presupuestos generales del Estado para el próximo año son un mero apuntalamiento del edificio a punto de desplomarse, sin afrontar ninguna reforma estructural. Además, se requiere de un rescate que implicará aún más sacrificios a una población ya muy castigada. Esta precaria situación debilita mucho al gobierno central o, al menos, le lleva a ofrecer esa imagen, que queda reforzada a su vez por la imagen de indecisión, duda y vacilación que ofrece su presidente.

Unido a esa percepción de debilidad, no sólo del gobierno sino ya del propio Estado, las próximas elecciones en las tres comunidades históricas pueden arrojar en dos de ellas resultados muy desestabilizadores. Ante un desafío independentista, el gobierno se hallaría en la posición ajedrecística del rey ahogado, en el que cualquier movimiento conduce al jaque mate; el recurso de la fuerza es una opción descartada en la Europa actual, y el diálogo y el pacto se podría realizar sólo en base a la aceptación de la ruptura planteada.


Cabe la posibilidad de una solución intermedia, con una respuesta firme en términos diplomáticos (promover aislamiento internacional) y económicos (bloqueo, boicot), pero el resultado a la larga sería el mismo. Si eso ocurriese, veo difícil evitar una disgregación similar a la de la Yugoslavia o la URSS. Hasta Cartagena tendría la posibilidad de convertirse en cantón.

Otros frentes de tensión: ya ha habido dos amagos de asalto por parte de nacionalistas marroquíes a las posesiones en Africa y, aunque sea anecdótico, Gibraltar ha sido aceptada como miembro provisional de la UEFA, lo que denota la escasa influencia española en este organismo, extrapolable a otras esferas. Tal vez Portugal aproveche para reivindicar Olivenza.

Como guinda, el jefe del Estado ha sufrido un gran desprestigio por los hechos que todos sabemos, dilapidando así sus virtudes galvanizadoras.


¿Qué puede pasar?

Bien, desde mi análisis como historiador, creo que todos esos factores de tensión pueden alcanzar su confluencia en la primavera de 2013.

El que estalle o no, creo que dependerá de algo tan imprevisible como un factor externo; puede ser un acontecimiento internacional que extienda un efecto contagio.

Pero también puede ser un hecho interno, como un grave atentado, un enfrentamiento civil, algunas muertes en una manifestación, o el fallecimiento por causas naturales del jefe del Estado. Creo que si se produce un acontecimiento de este tipo se dará el pistoletazo de salida para el estallido definitivo de estas tensiones acumuladas.


Y hasta aquí el oráculo, otro día más...


Por cierto, ¿YA OS HABÉIS APUNTADO AL SORTEO DE 3 EJEMPLARES DE LA NUEVA EDICIÓN DEL OPERACIONES SECRETAS DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL?


Os podéis apuntar AQUÍ.


17 comentarios:

J. H. dijo...

Coronel Kurtz: el horror!el horror!

Nacho dijo...

Interesante debate el que planteas. Sin embargo creo que las situaciones entre la antigua Yugoslavia y España son bien diferentes. Para empezar, Yugoslavia fue un "invento" político del siglo XX. Y la unidad de España, sin Portugal, tiene ya siglos. Aunque es cierto que existen diferencias notorias entre un vasco y un andaluz, o entre un catalán y un extremeño, la unidad de España es un hecho consolidado por siglos. Tampoco podemos olvidar que la política migratoria dentro de España ha sido siempre muy importante. Tanto Cataluña como el País Vasco tiene un alto porcentaje de población procedente especialmente de Extremadura. Aunque curiosamente los hijos de emigrantes suelen ser bastante más independentistas que los propios nativos. Es un hecho muy curioso.

Otro diferencia importante con respecto a Yugoslavia es la política y religiosa. España es una democracia consolidada y no tiene diferencias religiosas, algo que no ocurría en la antigua Yugoslavia.

Con todo esto, no quiero decir que no puedan producirse situaciones de tensión. Pero no hay que olvidar que un gran porcentaje de vascos y catalanes quieren seguir siendo españoles.

Otra institución que si veo tambalearse es la actual monarquía. Por los últimos acontecimientos, todo apunta a que no veremos como Rey a Felipe.

Saludos a Jesús y sus seguidores.

Jesús Hernández dijo...

Me alegra verte por aquí, Nacho.

Por cierto, como no podía ser de otro modo, el loco que pretendía volar la universidad de las Baleares había leído a Hitler, lo podéis ver AQUÍ.

Jesús Hernández dijo...

Acaban de publicar en ABC.ES una entrevista que me han hecho sobre el pasado nazi de Hugo Boss, lo podéis leer AQUÍ.

pedroboso dijo...

Nacho, yo sí creo que veremos a Felipe coronado, otro tema distinto es que me guste o no. La monarquía seguirá como institución en nuestro país, salvo que pase alguna de estas circunstancias:

1.- Un alzamiento nacional, con guerra civil incluida. Esperemos que esto no ocurra nunca

2.- Que los partidos mayoritarios de este país, PP y PSOE, reformen la Constitución Española y sometan a referendum popular, abolir o no la monarquía. Esto no lo harán jamás, tengan o no mayoría absoluta.

Lo que sería interesante saber es si realmente este país, tras una votación, está de acuerdo o no con una monarquía. Igual el oráculo de Jesús nos dice algo...

Saludos

PD: Por cierto, alguien sabe donde se ha metido Mario Tenorio?

Humberto dijo...

Bueno, presentas un futuro apocalíptico... Pero bueno, más vale pocos pero bien avenidos.

Ardacho dijo...

Un próximo libro tuyo podría ser de ucronías, como la que propones en esta entrada.

¿Alguién ha leído este libro?: http://www.edicionesb.com/catalogo/libro/la-historia-de-espana-que-no-pudo-ser_887.html

lbo dijo...

Cuando estudiaste Historia ¿hiciste una asignatura de Predicciones Históricas? Hace unos días por cierto murió Eric Hobsbawm un historiador también muy propenso a hacer profecias y que nunca acertó. No creo que el conocimiento de la Historia habilite a hacer pronósticos y menos a hacerlos con bastante precisión (primavera 2013) y precisamente argumentando que lo que va a provocarlo es un factor imprevisto desconocido que por su naturaleza misma no es previsible.

Jesús Hernández dijo...

Tienes razón, Ibo, con cosas como ésta no hago más que desacreditarme.

Overlord dijo...

Yo también me hago esta pregunta, la Constitución de 1978 fue ratificada en referéndum en diciembre de 1978, en aquella época votaron solamente los mayores de 18 años. Hoy en 2012 todos los españoles menores de 51 años NO han votado esta Constitución. Mi pregunta es hasta cuando tiene vigencia? O puede llegar un momento en el futuro en el que ningún español haya votado la Constitución y aún tenga valor? Gracias, pasad un buen fin de semana!

Santiago PR dijo...

Overlord, tampoco ha votado ningún americano la constitución de EEUU y esta vigente. Por otro lado, con lo que cuesta aquí poner de acuerdo a la gente sin que se maten, como para estar haciendo una Constitución cada 30 años como en el siglo XIX, que fue desastros y de dónde vienen todos los males de ahora, nacionalismos incluidos.

Espero que te equivoques con lo de la tormenta perfecta, por el bien de todos.

Jesús Hernández dijo...

Bien, un periódico argentino ha reproducido la entrevista que me hizo ABC.ES sobre Hugo Boss, pero añadiendo de su propia cosecha que yo he "revelado" ese hecho (!).

Lo podéis leer AQUÍ.

Bien, que conste a los efectos oportunos que yo no he revelado ese asunto, sino que era algo ya bastante conocido.

Un buen ejemplo de como circula la información por internet.

pedroboso dijo...

Tranquilo Jesús, tampoco hay que ponerse así, recuerda que el propio Nostradamus apenas acertó con sus profecías y ha pasado a la Historia como personaje universal, je, je

Y para seguir con temas esotéricos, de los cuales soy bastante escéptico, añadir que Nostradamus predijo el fin del mundo en el año 3.797 y los antigüos mayas, algo más cercano en el tiempo, concretamente el 21 de diciembre de 2012.

Kordo dijo...

Bueno, yo me quedo con la larga y extensa trayectoria de predicciones de Jesús en este blog -de toda índole- y sus escasos (por no decir ningún) acierto. Eso me da mucha tranquilidad :-)

Bromas a parte, el 12 de Octubre hay otra manifestación aqui en Barcelona, esta vez le toca al otro bando, los que están en contra de la independencia.
Veremos a ver qué pasa.

Saludos

nicolas161 dijo...

Yo también, últimamente, he estado pensando en algo similar. La archiconocida "idea del eterno retorno" de Nietzsche afirma que toda la historia se genera de un modo cíclico. Así, si unos años después de la Gran Depresión un ambiente radical provocó el comienzo de una guerra mundial, puede que otra crisis como la actual -igual o peor que la del 29- provoque un conflicto bastante crudo en unos diez años.

Santy_RS dijo...

Está claro que la situación actual deja bastante que desear. Hay un descontento hacia la llamada "clase política" (que alguien defina ese término con claridad, por favor) que la misma hace poco por paliar. Yo el problema mas grave lo veo si lo enfocamos ese descontento hacia un ataque hacia las instituciones. "Clases políticas" siempre habrá; de uno u otro color; con una u otra tendencia; en la legalidad establecida o en la ilegalidad, pero si prescindimos o atacamos las instituciones será cuando el castillo de naipes se vendrá abajo. No digo que no haya que reformar dichas instituciones, de hecho creo que deben adaptarse (hoy en día sobretodo estructuralmente), que no manipularse, sin perder su identidad.

Por otro lado yo veo que el nacionalismo no tiene que ser negativo, si se enfoca hacia una reivindicación de unas señas propias de identidad dentro de un todo. El conflicto aparece cuando dicho nacionalismo cae en la tentación del independentismo.

Bergadrak dijo...

Si me permitís un poco de optimismo, para empezar creo que comparar la situación de la península ibérica con los balcanes es un tanto radical. Se usa a menudo para convocar a los espíritus del miedo ante los independentistas vascos y catalanes. Curiosamente nunca se hace eco de las independencias de los paises bálticos, del divorcio pacífico entre Chequia y Eslovaquia o la situación actual de Bélgica, donde entre flamencos y valones llevaron años sin gobierno y al parecer muy mal no les ha ido. La tormenta perfecta pronosticada por Jesús, creo que no pasará de fuertes vientos, marejada y lluvias persistentes, pero nada catastrófico. Creo que nadie piensa en serio en sacar los tanques a pasear (mucho dinero para gasolina y peajes tampoco hay, seamos pragmáticos) ni tampoco nadie quiere una ruptura a la brava: se dialogará, se negociará y creo que la serenidad prevalecerá en todas partes. La crisis acentúa problemas que se vienen arrastrando desde hace muchos años. Con la economia como tenemos ¿alguien puede entender que ahora se invierta en zonas deprimidas y no en las que pueden aportar beneficions economicos inmediatos? ¿Alguien puede defender que se construya un tren ave a Galicia y que la terminal de carga portuaria más importante del mediterráneo sólo tenga una via única provisional para sacar las mercancias en el puerto de Barcelona? ¿Alguien puede justificar que Extremadura tenga más funcionarios que nadie teniendo una de las economias menos productivas de España? Este desequilibrio, esta sinrazon de tener más aeropuertos que Alemania, más kilómetros de trenes ave que van a donde nadie quiere ir y no tener aún el corredor mediterráneo para dar salida a las zonas que producen más del 70% del PIB español, llevan a pensar que el modelo del café para todos y que cada uno se pague el coñac es una hipoteca para que la economia española salga adelante. Y como se insiste en el modelo, al final piensas que lo mejor es salir del sistema, que cada uno se espabile como pueda y que Dios reparta suerte.

Seguir así como estamos, si que nos llevaria a la tormenta perfecta. Si voy en autobús y el chofer se mete en dirección contraria, le diré que está yendo al revés. Si insiste, le diré que pare que me bajo. Pues eso.

Saludos a todos