domingo, junio 01, 2014

ROMMEL (2012), UN TELEFILM PARA INCONDICIONALES


Siempre hay lugar para las sorpresas agradables. Como sabéis, el cine alemán nos está proporcionando muchas alegrías, gracias a sus brillantes producciones ambientadas en la Segunda Guerra Mundial. Pues una de esas es este telefilm de 2012, titulado simplemente ROMMEL, cuyo director tiene también nombre de mariscal: Nikolaus Stein von Kamienski.

Un amigo me habló de él hace unas semanas, pero no me dio mayor referencia, hasta que ha llegado a mis manos por casualidad. Así que hoy lo he visto y me ha gustado bastante, a pesar de sus limitaciones y la ausencia de concesiones al gusto del gran público, que lo hacen carne de incondicionales del tema como nosotros.

La película narra los últimos meses de Rommel, que incluyen los preparativos de la Muralla del Atlántico, el Día-D, su implicación en el atentado contra Hitler y su trágico final, precisamente el día de mi cumpleaños.

Aunque la producción es modesta, la ambientación merece un diez. Los uniformes presentan una calidad extraordinaria, los escenarios están muy cuidados, hay profusión de vehículos de época... Se nota que el escaso presupuesto está bien aprovechado. Los efectos digitales son un poco cutres, pero tampoco se puede exigir más.

Aquí tenéis el tráiler en inglés:





Las interpretaciones son correctas. Creo que Rommel está bien interpretado; el parecido físico con el Rommel auténtico creo que es aceptable.



Los otros generales también resultan más o menos creíbles.

Quien no me gustado es Hitler, como suele suceder con este difícil personaje -excepto en El Hundimiento-.

El actor no guarda parecido, pero además creo que no ha sabido captar para nada su personalidad.




Sobre la trama, aunque todos hemos leído mucho sobre el tema, la película ofrece matices y detalles que no se suelen encontrar en los libros de historia, así que resulta interesante. Por otro lado, me ha parecido buena idea la de recurrir a documentales de la época y combinarlos con las imágenes de ficción.

Aunque a mí me ha gustado, entiendo que haya gente que la película le pueda aburrir un poco. Hay algunas caídas de ritmo y el director, además de que faltó a clase el día que explicaron el suspense en la Escuela de Cine, no consigue transmitir emociones, ni siquiera en las últimas secuencias, cuando Rommel se ve obligado a suicidarse (si alguien lo considera un spoiler, es que éste no es su blog).

Así que si la véis con vuestra pareja o alguien no incondicional de estos asuntos, es posible que caiga en brazos de Morfeo.




Total, que, a pesar de todo, creo que vale la pena buscar esta TV Movie, que casi es más un documental dramatizado que una película. Espero que el cine germano nos siga brindado más sorpresas agradables como ésta...



1 comentario:

Ángel Gómez dijo...

Estimado Jesús:

todavía no he llegado a ver esta película a pesar de que la conocía. Creo que saber que es un telefilme y que leí alguna crítica nada positiva me desanimó.

Pero bueno, como ya he recordado en alguna ocasión, eres el culpable de que yo tenga un kindle (a pesar de que NO tengo tiempo para leer/ver todo lo que tengo acumulado)... así que "alguna" influencia tienen tus recomendaciones (el cielo te confunda).

Bueno, eso, que la acabaré viendo. Qué demonios, es Rommel.

Es curioso. Con la versión de los años 50 (la de James Mason, ya sabéis) siempre tuve la duda de cómo fue posible que se rodase. Me refiero a que apenas habían pasado 6 años del final de la 2ªGM y los americanos (basándose en el libro de un inglés) hicieron una película protagonizada por un alemán. Y era una visión positiva y laudatoria del mismo.

La única explicación que le encontraba al asunto era que estábamos ya en plena Guerra Fría y había que recalcar que había alemanes buenos y que no todos eran nazis.

En fin, no sé, estoy divagando.

Muy bueno el comentario de tu SPOILER ("Este no es tu blog") :-)

Un saludo.