domingo, julio 10, 2016

MI ENCUENTRO ÍNTIMO CON UNA MÁQUINA ENIGMA (HAY VIDEO)




Bien, amigos, aquí de nuevo después de una semana movidita. Como sabéis los que seguís mi Página Oficial de Facebook, el pasado miércoles tuve la fortuna de poder trastear con la máquina Enigma que tienen en el Cuartel del Bruch (Barcelona).

Si recordáis, en la jornada de puertas abiertas en este cuartel, hace mes y medio, el responsable del blog Historias de la Segunda Guerra Mundial, Pere Cardona, y yo solicitamos realizar un reportaje con la máquina. Como las cosas de palacio van despacio, hasta el lunes no llegó la autorización oficial, pero la espera valió la pena.

Antes de entrar en materia, quiero destacar la extraordinaria cordialidad con la que el Ejército nos atendió el día de puertas abiertas, en el que se desvivieron para proporcionarnos información sobre la máquina, y también las facilidades que nos han brindado para esta visita privada, ya que no nos han puesto ningún tipo de impedimento.

Además el trato no ha podido ser más amable. Quiero agradecer en especial la atención del personal del Batallón de Transmisiones IV/22, con quienes quedamos en deuda.


Dicho esto, os cuento. Nos presentamos el miércoles a las 11.00 en el cuartel. El cabo mayor con el que estamos en contacto nos condujo a la sala histórica del Batallón, en donde hay una colección asombrosa de material de transmisiones, de antes de la guerra civil hasta la guerra chino-vietnamita, pasando por un amplio abanico de conflictos mundiales, y que haría las envidias del Imperial War Museum. Buena parte de ese material, que procede de una colección particular que era incluso más amplia, se muestra cada año con ocasión de la jornada de puertas abiertas.

Y allí nos fue presentada de nuevo la Enigma. Un sargento primero nos explicó en detalle su historia y sus características. Luego pudimos tocar la máquina, teclear con ella, e incluso el sargento extrajo los rotores para que pudiéramos verlos y tocarlos.

Como suele pasar en estos casos, yo estaba tan emocionado que apenas hice fotos.

Aquí podéis ver el interior de la máquina, con sus cuatro rotores:



Y aquí también la tenéis, en este caso con una increíble carta de navegación de un U-Boot de fondo. En la carta se ve el Atlántico dividido en cuadrículas numeradas, que imagino que eran las referencias utilizadas para concentrar las manadas de lobos.



Aquí tenéis el mapa en detalle:




Pues vamos con las conclusiones.

Hay varias cosas que sorprenden. La primera es la aparente sencillez de la máquina, pese a tener esa fama de indescifrable.

Como imagino que ya sabéis cómo funciona, no os lo voy a recordar, pero, cuando tienes los rotores en la mano, causa asombro lo relativamente simple que es ese sistema de codificación. En Youtube podéis encontrar el video de un tipo que explica su funcionamiento apenas con unos pequeños rodillos de cartón.

Pero no nos engañemos; pese a ser tan "simple", esta diabólica máquina puede proporcionar tres veces más combinaciones que un cubo de Rubik...




También sorprende el peso. Tanto Pere como yo la sostuvimos y sus 11,5 kilos resultan bastante pesados para lo que uno pudiera imaginar al verla.

Por último, me impresionó el excelente estado de conservación de la máquina. Sus rotores parecen todavía hoy acabados de fabricar. Ni rastro de óxido.

Aquí tenéis los rotores en detalle:



Y sorprende porque parece ser que ésta pertenecía a un lote de 28 máquinas que fueron descubiertas en 2008 en una oscura oficina de un cuartel del Ejército en Madrid. Allí estaban desde la década de los cincuenta. Así pues, como no hubo mantenimiento durante todo este tiempo, es de imaginar que el material con el que se construyó era de óptima calidad, la típica fiabilidad germana...

Como digo en el título, sí, hay video. He estado un par de días editándolo, con la ayuda de un Youtuber que tengo en casa, y, en cuanto disponga de autorización, lo subiré a Youtube.

Avisaré a través de mi página de Facebook y... sobre todo no os olvidéis de darme un like.

3 comentarios:

Borja Yáñez dijo...

¡Qué bueno! y por cierto ¿dónde están las otras 27? ¿alguna idea?. Gracias.

Jesús Hernández dijo...

Hola, Borja.
Pues no se sabe públicamente. Según el artículo de El País que linkeo, algunas máquinas se distribuyeron entre varios museos militares regionales y también hay en poder del CNI o la Armada. Así que a saber.
En el Bruch nos dijeron que desde Madrid les propusieron enviarles una y aceptaron, claro.
Un saludo.

Juanjo Galiano dijo...

Magnífica oportunidad la tuya Jesús, como debiste disfrutar. ¿algunas habrán salido a museos extrangeros? una enigma es una pieza muy interesante por la que se debe pagar un buen dinero....