viernes, noviembre 18, 2016

DOCUMENTAL "ESPAÑA DIVIDIDA. LA GUERRA CIVIL EN COLOR": PUES RESULTA QUE ESTÁ BIEN (QUIÉN LO IBA A DECIR)




Bien, amigos, no sé si visteis ayer el primer capítulo de la serie documental ESPAÑA DIVIDIDA. LA GUERRA CIVIL EN COLOR, que está emitiendo el canal DMAX (que antes era Discovery Max).

Si se os pasó verlo porque no lo sabíais, tenéis que seguir mi Página Oficial de Facebook, en la que voy avisando de los documentales interesantes que van emitiendo las diferentes cadenas.

Lo primero que hay que decir es que yo abrigaba bastantes suspicacias sobre la calidad del documental. Cuando supe que la productora, Minoría Absoluta, era la misma que aquí en Cataluña realiza el programa de humor de TV3 Polònia, me temí lo peor.




Sin embargo, no me duelen prendas en reconocer que el documental posee una gran calidad. Se muestran muchas imágenes que nunca había visto antes. No sé vosotros, pero esas imágenes del desembarco de Alhucemas, o de Franco durante la campaña de África, no recuerdo haberlas visto. Ya en la Guerra Civil, buena parte del metraje que se muestra me ha resultado novedoso, a no ser que no haya visto suficientes documentales de este conflicto, que también podría ser.

En todo caso, el documental no da sensación de déjà vu, como me temía, sino que sorprende a cada momento.

Más cosas; creo que se ha hecho un buen trabajo con el coloreado, y más teniendo en cuenta la laboriosidad que implica este proceso.



Como ése es un proceso bastante caro, temía que las escenas en color fueran contadas, y que el resto fueran minutos de relleno con infografía, intervención de historiadores, etc. Pero no, todos los minutos son de imágenes en color.

Y llegamos al tema más peliagudo, el guion. La Guerra Civil sigue siendo, ochenta años después, un tema controvertido, que levanta mucha polémica, qué os voy a contar. Sobre varios episodios de la guerra los historiadores siguen sin ponerse de acuerdo y estamos lejos de llegar a una historia aceptada por todos, ya que se suele usar de arma arrojadiza.

Yo también me temía que el documental mostrase un sesgo determinado, pero me ha sorprendido positivamente el esfuerzo que se ha hecho para alcanzar un cierto equilibrio.




A un amigo historiador que debía escribir un capítulo dedicado a la Guerra Civil le dije que lo máximo a lo que podía aspirar era a salir vivo de ahí. Es imposible escribir algo que guste a todos, así que, al menos, hay que tratar de no llevarse muchos palos. El documental hace ese esfuerzo y consigue salir vivo, lo que ya es bastante.

Por ejemplo, sobre la famosa matanza de Badajoz los historiadores barajan cifras que van de varios cientos a cuatro mil; en el documental se habla de mil, así que se opta por la "franja baja". Igualmente, cuando refieren las matanzas de Paracuellos hablan de dos mil ejecutados, cuando posiblemente fueron unos cuatro mil. Total, que se ha apostado por un "ni pa ti ni pa mi" que no gustará a nadie, pero al menos no se intentan cargar las tintas en uno u otro sentido.




Del mismo modo, ponen en pie de igualdad el asesinato de Federico García Lorca y la ejecución de José Antonio Primo de Rivera. No sé si eso es pertinente o no, y habrá a quien eso no le guste, pero hay que reconocer ese intento de no situarse en un bando y tratar de alcanzar un cierto consenso en un asunto que levanta tantas ampollas.

En suma, que debemos estar contentos de contar con un documental al estilo de la factoría Apocalipsis de nuestra Guerra Civil. Este primer episodio ha dejado a Franco a las puertas de Madrid, así que deseando que llegue el próximo jueves para ver qué sucede...


7 comentarios:

isra dijo...

Buenos días Jesús.

Técnicamente es impecable, además se agradeció que lo emitiesen sin cortes publicitarios. Hasta ahí bien, pero claro, siempre nos escoramos un poquito, si bien intentan aparentar cierta imparcialidad mostrando excesos de todas las partes, se les ve el plumero.

Lo más llamativo fue cómo te presenta la España de principio de siglo, que si bien es cierto que llevaba retraso con respecto a Europa, la describen excesivamente oscura, sombría, con los obispos gordos comiendo niños, el ejército y la monarquía vampirizando a la población y de repente, las imágenes de lo que pudo haber sido la república, con esos trabajadores del campo felices, los maestros enseñando en las escuelas, con ese colorido, esa alegría...me recordó a la propaganda nazi. Detallitos para comentar hay muchos, los meten con mucha sutileza.

De todos modos, veremos los siguientes, es un intento loable, y lo mejor, tenemos el suficiente conocimiento del tema como para que nos la metan torcida a estas alturas.

rafael granados rodriguez dijo...

¡Hola Jesús!:Fue también interesante el post-documental con la intervención de numerosos historiadores cómo Moradiellos,Fontana,Bahamonde Magro,Michel Alpert, el propio Beevor y otros más que no recuerdo ahora mismo... aunque es fácil suponer que por esta nómina no le ha debido caer muy bien a los Pio Moa, Stanley payne,César vidal ó a medios cómo la Universidad San Pablo Ceu- que aquí en Madrid hace cursos de historia para los profesores de secundaria- ó Intereconomía.

Un saludo.

José Antonio Sanz Pérez dijo...

Buenas tardes. En mi opinión, esta primera entrega estuvo muy bien, intenta ser políticamente neutral, pero claro está, en el programa posterior con las opiniones de los historiadores se ladea un poco para la izquierda. Sin embargo, comparándolo con el reciente del canal Historia, le supera y efectivamente está muy cercano a los recientes documentales franceses "Apocalipsis" sobre la segunda guerra mundial. Sobre las imágenes, indicar que recuerdo ya haberlas visto en alguna ocasión (desembarco de Alhucemas, etc.), pero al estar colereadas mejoran de forma sustancial este tipo de documentales. Un saludo,

rafael granados rodriguez dijo...

Debo disentir en cuanto a la serie "Apocalipsis" sobre la IIGM, no hay nada más sesgado que este serie, ésta si que se ladea de un modo escándaloso... y se ladea evidentemente en un sentido antisoviético cómo por otra parte suele ser normal en las series occidentales... para que hablar de la serie"Apocalipsis Stalin" , es una colección de mentiras verdaderamente grotescas, un producto de intoxicación puro y duro.

*Ver la crítica de Annie Lacroix:Les sources d’« Apocalypse Staline » sur France2(2015):http://www.voltairenet.org/article189199.html


En ambos casos, puede decirse que "cualquier parecido con la verdad es mera coincidencia".

Un saludo.

Juanjo Galiano dijo...

Queridos amigos, la neutralidad absoluta no existe y lo cierto es que ni tan malos eran unos ni tal feliz y perfecta era otra, si bien se planteaban unos avances y mejoras con muy buena voluntad. En los tiempos que nos ha tocado vivir, la "verdad" es la que es y hacia esa verdad se trabaja y publicita, en otros tiempos la "verdad" era otra....

Me abruma tu declarado escepticismo Rafael, pues la rapidez que tienes en defender y alabar el régimen soviético. Esta clarísimo que el mundo occidental con USA a la cabeza son descaradamente antisoviéticos y mintieron descaradamente, pero esa perfección que nos quieres hacer ver (y los autores que nos enlazas) no era real (salvo en la propaganda claro...)

Un Saludo

Onor dijo...

Hola Jesús, gracias por recomendar esta serie que también me ha sorprendido para bien.
El documental posterior de los historiadores y el making off también muy interesante.
Como alguien comentó una vez, es la única guerra en la historia, en la que han escrito más los que la perdieron que los otros.
Esperando acabar el libro Morir en Africa que está bastante bien para ver si comienzo las memorias de Tagueña.
Un saludo

Mario Tenorio dijo...

Hola JH:
Las imágenes del documental no me parecen buenas, sino SENSACIONALES. Los datos aproximativos pero bien, bien. Lo que no me gusta es haber visto un documental muy diferente al que tu has visto en cuanto al sesgo. Me parece tendencioso en ocasiones y victimista respecto a la República. No me ha gustado, le doy un 3 al texto y un 9 a las imagénes coloreadas. Me puse a tomar notas sobre lo que no estaba de acuerdo y llené casi dos folios y no soy un experto. Por cierto mucho catalanismo vertido.

Saludos desde el Sur