miércoles, julio 05, 2006

Carta para Hitler



Aunque han transcurrido seis décadas desde su muerte, Adolf Hitler continúa recibiendo correspondencia.

A mediados de febrero de 2005, una tarjeta postal procedente de Gran Bretaña llegó al servicio de correos alemán, el Deutsche Post. En la dirección del destinatario se podía leer, escrito a mano:
"To Führer Adolf Hitler, Reichstag, German Parliament, Berlin".

Un funcionario sin identificar decidió que la postal debía ser entregada en esa dirección, aunque se permitió corregir la dirección, notificando al destinatario que, para posteriores envíos, debía advertir al remitente que la dirección correcta era: "Deutscher Bundestag, 11011 Berlin".

Aunque existe una ley de privacidad en Alemania, las autoridades no tuvieron reparo en divulgar el contenido de la postal:

"Querido Führer,

Le amo y le quiero muchísimo. Soy su mejor amigo y también de su personal de las SS. Gracias por venir a verme anoche con su espléndido aspecto. Tiene mi vida... y todo mi dinero".

La postal estaba firmada por un tal "Mister T", que a tenor de las palabras que había escrito, debía tratarse de un bromista o, lo más probable, un desequilibrado.

El portavoz del servicio de correos, Dirk Klasen, defendió la eficacia de su servicio. "Estamos obligados a entregar cada carta y cada postal. Pero no somos los árbitros morales de los destinatarios o remitentes. Claro, si la carta está dirigida a Adolf Hitler, la pregunta es a quién debe ser entregada", aseguró Klasen.

Un cartero entregó la postal en el Bundestag, y una portavoz administrativa del parlamento confirmó que se había recibido. No dijo, sin embargo, qué harían con la postal.