martes, septiembre 11, 2007

Llega la bomba ecológica

Podemos estar tranquilos. Los rusos, al igual que los norteamericanos, están en posesión de una bomba ecológica. Se trata de la bomba de vacío, que, a diferencia de las nucleares, no representa peligro para el medioambiente, pues no provoca la contaminación radiactiva del territorio.

Hasta ahora había bombas de vacío pequeñitas, para utilizar en búnkers o cuevas, pero ahora los rusos han ideado una a lo bestia. La presentación en sociedad ha sido este martes, cuando Rusia ha anunciado la fabricación de la bomba de vacío más potente del mundo, equiparable a una carga nuclear y con mayor capacidad destructiva de la norteamericana, según ha dicho el jefe adjunto del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas rusas, el coronel general Alexandr Rukshin.

El anuncio de este hijo de Putin no contribuirá a rebajar la tensión entre ambas potencias, una tensión que alguien ya ha denominado la Paz Fría, como una segunda parte de la Guerra Fría, de la que volveré a hablar en una próxima entrada. Se ve que los norteamericanos se han mosqueado, porque eran los únicos que hasta ahora tenían ese juguete.

El Canal 1 ruso ha mostrado unas imágenes del ensayo de la nueva bomba, en las que se pudo ver cómo era lanzada desde un bombardero estratégico Tu-160 y descendía en un paracaídas hacia la tierra.

Las bombas de vacío, también llamadas termobáricas (de "calor" y "presión") o de combustión, dispersan sobre la zona del impacto un combustible pulverizado que se mezcla con el oxígeno de la atmósfera y, al ser detonado, incinera todo lo vivo, con el efecto añadido de una onda expansiva supersónica y una altísima presión. "Todo lo vivo se evapora literalmente. Tras esa explosión, la tierra recuerda más bien la superficie lunar, pero sin contaminación química o radiactiva", comentó el canal de televisión, qué simpáticos.

El Canal 1 éste indicó en su reportaje que los militares del Pentágono llamaron a la bomba de vacío norteamericana "madre de todas las bombas", lo que llevó a los científicos rusos a denominar a la suya "padre de todas las bombas".

Pues ya véis que la bomba no deja bicho viviente, pero es respetuosa con el medioambiente (toma rima). Supongo que los ecolojetas emitirán un comunicado destacando la sensibilidad medioambiental mostrada por los rusos con la fabricación de esta bomba sostenible...

4 comentarios:

Milgrom dijo...

Bien...eso me deja más tranquilo...Podemos eliminar a toda la raza humana, y dejar el terreno libre para los animalillos. Cada vez se nos va mas la olla a los humanos.

Carlos dijo...

una idea perfecta para empezar a edificar en un terreno virgen

Tony S. Flashman dijo...

Mira el Putin verbenero este...

Cada semana sale con algo nuevo: rebocar tratados de fuerzas convencionales, plantar banderas rusas en el polo sur... Me sé de unos cuantos tovarichs que estarían orgullosos de él.

Y parece que su sucesor será un "siloviki" (halcón). More of the same.

Major Reisman dijo...

Buenas

Putín ha demostrado que es un líder mundial preocupado por el Calentamiento Global. Nada mejor que una buena dosis de bombas ecológicas como esta y se acabaron las emisiones de CO2 en los países liberales y contaminantes.

Supongo que Greenpeace y WWF estarán aplaudiendo con las orejas ante tan tremenda y calida muestra de tecnología "amiga con el medio ambiente". Esto si que es desarrollo sostenible y no lo de los transgénicos.

Un saludo