lunes, diciembre 03, 2007

El grito de guerra rebelde

Bueno, hoy os iba a hablar de la novela de la Segunda Guerra Mundial de la que todo el mundo habla, y de la que ya se han vendido un millón de copias sólo en Francia, LAS BENÉVOLAS, pero no he podido resistir la tentación de explicaros otra cosilla de la Guerra de Secesión.

Si habéis visto pelis ambientadas en esa guerra, seguro que habéis visto a los soldados sudistas lanzando un singular grito de guerra. Pues no es un grito cualquier, no, se trata del mítico REBEL YELL.

El sonido exacto de este peculiar grito se desconoce, lo que ha dado lugar a muchas especulaciones sobre cómo era en realidad, con el consiguiente debate entre los investigadores. Las descripciones de los contemporáneos no han ayudado a definirlo, ya que, por ejemplo, era comparado con el chillido de un conejo o el rugido de un puma, aunque otros aseguraban que era parecido al grito de guerra utilizado en algunas tribus indias.

El origen del grito confederado se desconoce; unos defienden que es precisamente una imitación de los guerreros indios, pero otros creen que es una imitación de los aullidos de los perros de caza.
No obstante, últimamente se está abriendo paso la hipótesis planteda por algunos historiadores, que sitúa su origen en el grito de guerra ancestral de los highlanders escoceses y que habría llegado a través de la inmigración de origen celta, mayoritaria en el Sur, en contraposición a la anglosajona, con mayor presencia en el Norte.

En 1938, con ocasión del 75 aniversario de la batalla de Gettysburg, varios veteranos sudistas accedieron a dejar grabadas para la posteridad sus interpretaciones personales del Rebel Yell. El experimento dio como resultado versiones un tanto diferentes, por lo que se cree que quizás cada regimiento tenía su particular grito de guerra, lo que explicaría la falta de uniformidad de las descripciones de la época.

Pues aquí tenéis ni más ni menos que un auténtico Rebel Yell, en la voz de un veterano de la Guerra Civil, el soldado raso Thomas N. Alexander (en la foto). Fue grabado en 1935 por una emisora de Charlotte, Carolina del Norte, cuando éste era ya un vejete de 90 años.

Este increíble testimonio sonoro lo tenéis a vuestra disposición aquí.

¿Os imagináis cientos o miles de tipos lanzando ese grito, como si fuera una jauría de perros, justo antes de cargar a la bayoneta?


Por cierto, si hay alguno que quiera un uniforme confederado a buen precio, unos 90 euros, he encontrado el lugar adecuado; aquí tenéis el de soldado y aquí el de oficial, que mola un montón, aunque parece ser que, sorprendentemente, el uniforme más vendido no es ninguno de éstos, sino éste otro.

7 comentarios:

Jose dijo...

Mira por dónde ya tengo regalo sorpresa de reyes para mi novia!
Muchas gracias!!!! :)
Aparte de la alegria para la vista, también qué alegria para el oido,es una pasada oir al abuelete!
La verdad, parecen más gritos indios que otra cosa, aunque yo al menos lo que se de gritos indios me lo se de las pelis de Hollywood, así que no se, no se...
saludos a todos!
por cierto, estoy en la parra, que libro es ese??

Rock Locke dijo...

Que bueno! A mi también me recuerda más a los gritos indios. Oirlo en boca de miles de sureños a la vez tenía que ser la leche.
Por cierto, que gran página la de los tipos estos. Merece la pena echar un vistazo a las fotos de las recreaciones que se montan.

Torocatala dijo...

Hacemos aquí una recreación de la guerra civil? :x

Dejemos estos temas mejor xD

La verdad, el "grito" de guerra... Nose, nose, si mi unidad tuviera ese grito, a mi daría vergüenza o algo xDDD
Con lo que mola en ¡AU!, ¡AU!, ¡AU! al mas puro estilo 300 :$

portish dijo...

Que ganas tengo de que salga tu libro, por favor...
Por cierto, me ha surgido una duda viendo la web donde está el grito rebelde.
Me ha parecido ver que se refieren a la guerra de Secesión o a la guerra Civil como "la guerra entre estados". Nunca había oido esa denominación. ¿Es habitual en USA dicha manera de referirse a su guerra civil?
En fin, que felicidades por tu último libro (me está gustando mucho, y sí, se lee de un tirón), y sobretodo, que ganas tengo de poder leer ya el próximo, y más con tus recientes entradas en el blog!

Jesús Hernández dijo...

Por cierto, ¿alguien sabe si hay reenactments de la guerra de Secesión en España? Supongo que no, en Alemania sí que hay peor a ver si por aquí alguien se anima.

Y sí, Portish, también se emplea ese nombre, se ve que se ha puesto de moda, parece ser que el de Civil War molesta a algunos, sobre todo en el Sur, no me preguntes por qué. Pero ahí va un listado de otros nombres que se utilizan para nombrarla:

La Guerra por la Libertad Constitucional
La Guerra por la Independencia del Sur
La Segunda Revolución Americana
La Guerra por los Derechos de los Estados
La Guerra de Lincoln
La Rebelión del Sur
La Guerra por los Derechos del Sur
La Guerra de los Plantadores Sureños
La Guerra de la Rebelión
La Segunda Guerra de la Independencia
La Guerra contra la Arrogancia Yanqui
La Guerra entre Hermanos
La Gran Rebelión
La Guerra contra la Esclavitud
La Guerra de los Sesenta
La Guerra contra la Agresión del Norte
La Invasión Yanqui
La Guerra por la Abolición
La Guerra por la Unión
La Guerra Confederada
La Guerra por la Libertad del Sur
La Guerra del Norte y el Sur
La Causa Perdida

Como ves, hay donde elegir.

Jesús Hernández dijo...

Se ma ha olvidado explicar el origen del término “Guerra entre los Estados” (War Between the States): nació después de la guerra, tomándolo del título de un libro del vicepresidente confederado, Alexander Stephens.

En los escritos oficiales de las organizaciones de descendientes de los soldados sudistas se encuentra con frecuencia este término para designar la guerra.

portish dijo...

Me has dejado de piedra. A simple vista, me parecía un nombre "reivindicativo", no es la palabra que busco, pero com si quisiera esconder lo de conflicto "civil".
Muchísimas gracias por la explicación, y por el resto de nombres.
Por eso ya te dije una vez hace mucho tiempo, que si conocías libros publicados en España sobre la Civil War,..., y por eso espero tanto el tuyo.