lunes, julio 14, 2008

Heavys, libros, entrevistas, proyectos...

Bueno, nos tomamos un receso en el viaje por Nuremberg y abordamos unas cuantas cosillas que se me van quedando atrasadas.

Pero antes vamos con una noticia de hoy; supongo que os suena el grupo de música heavy Motörhead, que son de mis tiempos. Pues bien, a su líder, Lemmy Kilmister (aquí lo podéis ver en acción) le están tocando lo que no suena porque salió en un periódico alemán con una gorra de las SS. Arriba véis la polémica foto, aunque me parece ver que la esvástica está retocada, ¿no?

Leeros las interesantes declaraciones de este tipo, que salen aquí, y que no tienen desperdicio; ya sabéis mi debilidad por la gente que tiene el valor de expresar opiniones políticamente incorrectas.

Pues otra cosa; no sé si os habéis mirado el libro que recomendé, HAZAÑAS Y CHAPUZAS BÉLICAS, de Gary Brecher. Lo he visto en lugar preferente en el FNAC y espero que tenga éxito, porque creo que es muy bueno. Se lo he dejado a mi hermano y, después de devorárselo, me llamó ayer por teléfono sólo para decirme que "ha sido el mejor libro que he leído en mucho tiempo".

Y otro libro recomendado, aunque en este caso aún no lo he leído: KRONOS. LA PUERTA DEL TIEMPO, de Felipe Botaya y editado por Nowtilus. Sus dos anteriores libros me gustaron mucho y seguro que en éste está a la misma altura.

Eso sí, sus obras sólo son recomendables para los aficionados a la II Guerra Mundial con mentalidad abierta; Botaya plantea en sus novelas siempre hipótesis muy arriesgadas, pero el autor es un auténtico experto en estos temas y ofrece mucha información sobre esas historias enigmáticas del Tercer Reich, planteándose hasta dónde llegaron los nazis en sus adelantos científicos.
Y también tenemos en la entrada de hoy una entrevista que me han hecho en la web "Anika entre libros" sobre mi libro TODO LO QUE DEBE SABER SOBRE LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL, que salió hace unos meses. Sinceramente, pienso que ese libro, junto con el de NORTE CONTRA SUR, es el mejor que he escrito hasta la fecha.
Por cierto, me estoy leyendo LA LISTA DE SCHINDLER, el libro de Thomas Keneally. Lo tenía rodando por casa desde tiempo inmemorial y el otro día me dio por comenzarlo. La verdad es que está muy bien, narra muchas más cosas que en la peli. También te das cuenta que Spielberg cambió bastantes cosillas de la historia original, pero bueno, gran película y gran libro.
Y por último, una referencia a los amigos que en la anterior entrada me pedían alguna información sobre los próximos proyectos. Bueno, sólo decir que el próximo saldrá en septiembre y que espero que sea todo un éxito; la intuición me dice que puede pegar fuerte. Y luego hay un par de proyectos más que irán saliendo; uno más pronto que tarde y otro más tarde que pronto. Seguiremos informando.

8 comentarios:

Kordo dijo...

Si algo tienen los heavies es que llevan toda la vida batallando contra todos y todo lo politicamente correcto, y el gran Lemmy lleva muchos tiros pegados como para que ahora le metan el miedo en el cuerpo con semejante sandez. Van listos...

Saludos

AL dijo...

Interesante entrevista! Lo que si me gustaría matizar es el hecho de que la PGM fue positiva para España. La neutralidad les ahorró a los españoles la carnicería del conflicto, pero su impacto ideológico, social y económico fue enorme. La mayor parte de los políticos se mostraron decididos a mantener a España apartada de la guerra pero no pudieron impedir que ésta llegara a España.
En el campo económico, España experimentó un auge lógico debido al retraimiento general de los mercados internacionales y a la necesidad de materias primas y manufacturas por parte de los beligerantes. Fue una auténtica "riada de oro" que canceló la deuda del Estado. Pero ese auge también tuvo importantes efectos secundarios: Desvío de materias primas para la exportación y problemas internos de abastecimiento; enorme subida de los precios en ciertos sectores; aparición de especuladores y por último, desequilibrio en la distribución de los beneficios. La carestía y el alza de precios produjeron corrientes migratorias y el despoblamiento de las zonas rurales, con masivo crecimiento de la población obrera. Ello, unido a la desigualdad de beneficios y salarios elevó la conflictividad laboral.
Durante el conflicto, España experimentó un profundo cambio social, demográfico y económico. Se benefició de su posición neutral para abastecer a los dos bandos; la competencia extranjera quedó eliminada y ocupó nuevos mercados que habían tenido que ser abandonados por las naciones beligerantes. Los años de guerra fueron años de beneficios extraordinarios, pero también de enormes subidas de precios. Trajeron prosperidad, pero también exacerbaron la miseria global de la nación. España, aunque se libró de la carnicería humana, sufrió los efectos del conflicto en la misma medida que los demás Estados europeos.
Un saludo para todos!

Nacho dijo...

El tema de los famosos de turno que hacen declaraciones sobre el nazismo polémicas ya aburre un poco. Porque ellos son conscientes del impacto que producen. Si ese tipo llamado Lemmy lleva años siendo coleccionista y fan de esas cosas, será muy consciente de su prohibición. Por lo tanto el tema huele a promoción. Porque no creo que se moje más con el tema ni que llegue a defender a los nazis. Hombre, el rollito de me va todo lo nazi pero tengo amigos judíos me resulta patético. Como los típicos que dicen "no si yo tengo amigos gays". Yo conozco a algun judío.. pero no se me ocurre decir en la vida "tengo un amigo judio". Es tan ridículo y se te ve tanto el plumero...

Kordo dijo...

nacho, te aseguro que si conocieras solo un poquito a Lemmy, sabrías que lo que menos quiere es llamar la atención ni promocionar nada con este tipo de cosas, no le hace falta ;-)

Likuid Specie dijo...

Lo de Motorhead (y otros miles de grupos punk, heavy o lo que sea) con los nazis viene de lejos, estoy con Kordo en que no les hace falta llamar la atención con ello. Respecto al libro: ahora que acabo de ser padre tengo menos tiempo para leer... pero prometo comprarlo y daros mi opinión!

Jesús Hernández dijo...

Bien, lo que pasa es que desde hace unos pocos años estamos bajo la dictadura de lo políticamente correcto, esa moda que llegó de USA para quedarse.
En los 80 no pasaba eso; el grupo Gabinete Caligari antes de cada actuación decía al público: "hola, somos Gabinete Caligari y somos nazis". Pero era una especie de boutade, destinada a provocar. Hoy eso sería impensable.
Por ejemplo, en El País salía el otro día que habían llegado cartas de queja de padres de niños autistas porque en un editorial se podía leer que "el gobierno sigue una política autista" o algo así. Y sobre el lenguaje supuestamente sexista ya ni hablamos...
Creo que en los 80 había mucha más libertad que ahora en ese sentido, ahora la autocensura es continua y los "ofendidos" crecen como setas en cuanto uno dice algo que se aparte de lo establecido.
Supongo que la ley del péndulo se impondrá pero hasta ese momento tendremos que seguir con noticias de este tipo.
Y aquí otro ejemplo de hoy mismo, sobre una baraja de cartas de personajes históricos y claro, ya han salido los escandalizados porque entre ellos aparece Hitler...

Nacho dijo...

Kordo, gracias por tu información. Como tu le conoces más que yo, acepto tu consejo. Me recuerda esto a otro blog en donde se montó un cierto escándalo porque Alaska recientemente ha hecho una campaña antitaurina y muchos decían que era para promocionarse. Los que conocemos a Alaska sabemos que ella no necesita hacer ninguna campaña para promocionarse.

Totalmente de acuerdo con Jesus Hernandez sobre la corrección política, que ya empieza a resultar insoportable y, sobretodo, muy peligrosa.

De todas formas, sigo pensando que cuando alguien se pone una gorra de las SS tiene que tener una cierta simpatía por los nazis. Y no lo digo en el caso de Lemmy a quien no conozco bien. Pero chico, si tienes en tu casa svasticas, gorras de las SS etc... deberias tener después agallas para defenderlo de otra forma. Porque todos estos artistas que han dicho que el nazismo tuvo cosas buenas o que les gusta por algo, siempre acaban haciendo un comunicado en el que se retractan y terminan por censurar al propio nazismo. Simplemente es que no veo coherencia.

Aunque tambien es cierto que alguien debería estudiar el por qué, sin ser nazis, nos gusta tanto el nazismo. Es un fenomeno curioso. Estoy seguro de que si Hitler se reencarnara actualmente y fuera a dar un discurso, masas y masas de personas harían fila para verle. Siempre lo diré: Hitler fue el verdadero triunfador de la IIGM.

Saludos!

monsieur le six dijo...

Las palabras de Jesús Hernández sobre la colrrección política son para enmarcarlas. Completamnte de acuerdo. Un compañero de oficina me comentó también un caso cachondo: le gusta el aeromodelismo y montó un Stuka. Cuando lo tuvo acabado le gustó pero notó que tenía algo raro y no sabía qué. Luego lo descubrió: las maquetas no incluyen las svásticas de la cola del aparato. Una medida políticamente correcta totalmente demencial, tratándose de una reprocucción de un aparato histórico. ¿Qué gracia tiene el modelismo si no tienes una copia del original?

Respecto a Lemmy, este tío lleva desde finales de los 70 haciendo lo mismo y con la misma imagen; demasiado tiempo para que ahora salgan algunos a acusarle de que hace esto para promocionarse. No creo que sea así, lo que pasa es lo que dice Jesús, que en los 70 y 80 era algo que escandalizaba pero no estaba prohibido, y dentro de ciertos ambientes "rebeldes" estaba bien. Ahora de pronto parece que es un delito.

Yo en mi casa tengo una daga de las SA por herencia de mi tío (que no sé de dónde leches la sacó, por ciero). ¿Soy un nazi o un criminal por eso? Por favor, basta ya de gilipolleces.