jueves, noviembre 20, 2014

EL ALMIRANTE: EL PÉNDULO DE LA HISTORIA



Bien, vamos muy brevemente con una recomendación fílmica, ya que estoy muy liado, pero aun así no quiero dejar pasar el tema, porque después me pongo con otras cosas.

Ayer vi por TV, en La 2, la película rusa EL ALMIRANTE (Andrey Kravchuk, 2008), gracias a que mi amigo experto en asuntos rusos me avisó, ya que no suelo ver la tele.

El film narra la vida de ALEKSANDR KOLCHAK, líder de los rusos blancos durante la guerra civil rusa (1917-1923). Si vosotros, igual que yo, no sabéis mucho de este conflicto, tenéis la oportunidad de acercaros a él gracias a esta película con hechuras de superproducción.

Desde el punto de vista puramente cinematográfico, la cinta únicamente destaca por su buena ambientación, y algunas escenas logradas, como la de la batalla naval del principio, o la secuencia de la carga a la bayoneta de los rusos blancos. El resto no tiene demasiado interés; la historia de amor cojea debido a la escasa química entre los protagonistas y da la impresión también de que el relato va a saltos, seguramente se quedó bastante metraje en la sala de montaje. Aunque dura dos horas, que se hacen cortas, seguramente debía haber durado una hora más, o mejor todavía si hubiera sido una serie de TV.




Pero si la recomiendo es por el factor histórico. Después del largo período comunista, Rusia se lanzó a la recuperación de su pasado, lo que motivó la producción de esta película, que seguro que encantó a Putin (quien, curiosamente, guarda un sorprendente parecido físico con el auténtico Kolchak).




Pues en esta cinta podemos ver ese pasado imperial, a cuya recuperación aspira Putin, en todo su esplendor.

Por cierto, me encanta que en la película se llamen uno al otro todo el rato diciendo el nombre compuesto; Alexandr Vasilievich, Anna Vasilyevna o Sergey Nikolayevich...




Aunque el film se sitúa claramente del lado blanco, hay que agradecer que tampoco carga demasiado las tintas contra el bando rojo, un maniqueísmo al que esta producción se prestaba bastante. Aun así, resultan impactantes las escenas de los fusilamientos y ahogamientos de los oficiales zaristas a manos de los revolucionarios.

Con El Almirante vemos claramente cómo oscila el péndulo de la historia; el que antes era un vituperado contrarrevolucionario-enemigo-del-pueblo, hoy es un héroe de la Santa Rusia. Así que si queréis conocer a este personaje, así como acercaros a un episodio, el de la guerra civil rusa, del que apenas contamos con referencias, no os perdáis esta película.


EDITO (21/11/14): Mi amigo experto en temas rusos me ha confirmado mi impresión de que la película parece ir a saltos y que hubiera sido mejor producir una serie. En realidad, El Almirante se concebió como serie y así se emitió, en diez capítulos, pero se realizó también esta versión en largometraje en la que, indudablemente, se pierde mucho del relato original.




3 comentarios:

rafael granados rodriguez dijo...

¡En cuanto al contenido de la película suscribo el siguiente comentario que hizó SS-18 en un foro comunista:


Pues esos bastardos son los protagonistas de la pelicula esta rusa. Alucinante la histria de ensueño y de princesas que nos vende con imagenes del pueblo ruso como si fuese eso la avenida más cara de Paris y ese perturbado , Kolchak con sus otros criminales que se dedicaron a perpetuar y luchar por el criminal estado zarista.


"Por algo estos bastardos mantenian a base de fusil a sus tropas y el ejercito rojo crecio de 300.000 a 5 millones de integrantes en menos de un año expulsando a las hordas reaccionarias y sus aliados imperialistas. Eran "civilizados" aristocratas con tendencias a practicas mongolas de todo tipo.


Hay un caso de una sirvienta ( almas, como se llamaba al 80% del pueblo que era propiedad de los aristocratas ) , estropeo unos guantes de una colección que tenia un conde donde guardaba prendas de ese tipo de todos los paises, exoticos, materiales preciados, etc. Hizo hervir sus manos y mando arrancarle la piel para confeccionar uns guantes que sustituyesen los estropeados, ya se ve que exoticos par deleite de los invitados y visitantes.


Ya nos conocemos estas practicas entre estos engendros perturbados. Los NAZIs por ejemplo confeccionaban todo tipo de articulos decorativos con restos humanos. Mamparas de salón y recubrimientos de lamparas hechas con piel humana, etc.

Los bailes de salon y los chaquetines de sociedad quedan muy bien cara a su clase, pero despues son unos jodidos engendros perturbados. Los que más predican con la civilización y cutura son más salvajes que cualquier indio canibal del amazonas.


Esta panda de salvajes, entre otras cosas, habia uno que arrengaba a sus tropas, como el "profesor" que se creia con derechos divinos por ser aristocrata " lo que necesitais es una dictadura militar ", en plena Guerra Civil-. Asi desertaban uniendose al Ejercito Rojo y así es la proapganda, que necesita mentir descaradamente sobre el comunismo para ocultar sus propios crimenes que sin mentir son sonrojantes para la historia de la humanidad."

rafael granados rodriguez dijo...

Estos elegantes señores prozaristas
no eran muy distintos en efecto de los nazis- para ver el infierno que era la Rusia zarista para las clases populares ver el capitulo que le dedica Domenico Losurdo en su libro "Stalin .Historia y crítica de una leyenda negra"( 2010)- y la siguiente información
del General del Ejercito de USA V.Grews que fue uno de los imperialistas que atacaron Rusia en la Guerra Civil en apoyo de los blancos contra los bolcheviques.


S-18 escribió:
"Por la simpatía con el bolchevismo tuvimos que fusilar a todos los varones de entre 18 y 55 años, luego quemarlo todo. Cuando nos aseguramos de que de Kargalinsk estaba en cenizas, entramos en la iglesia”

(shtab-rotmistr Frolov)

“En Siberia Oriental se producían horribles asesinatos, pero no eran efectuados por los bolcheviques, como nosotros solíamos pensar hasta ahora. No estaría muy equivocado si afirmara que en Siberia Oriental por cada 1 persona, asesinada por los bolcheviques, 100 personas eran asesinadas por los elementos ANTIbolcheviques”

(General del Ejercito USA V. Grews)

“Para que perder tiempo en organizar juicios. A fusilar y punto”.

(General Kutepov)

“Fusilar sin piedad a todos los comisarios y comunistas, hechos prisioneros”

(General Vrangel)

“En mitad del campo colocaron un poste, ataron bien alto a un rojo; le pasaron una cuerda por el cráneo, entre la cuerda y el cráneo colocaron una palanca. ¡Un giro con la palanca y se acabo! Pero los soldados se negaron a girar la palanca, entonces los oficiales se ofrecieron para hacer el trabajo. De repente oímos un crujido: el cráneo se había aplastado. Todo un espectáculo.”

“Cada día los oficiales de su servicio de reconocimiento (de general de USA, W. Grews) le informaban sobre el reino del terror, que había creado Kolchak. El ejército del general contaba con unos 100.000 efectivos, y miles de personas eran obligadas a alistarse bajo la amenaza de ser fusilados. Las cárceles y los campos de concentración estaban llenos al límite.

Centenares de rusos que se atrevieron a no obedecer las órdenes del nuevo dictador, estaban colgados en los árboles y postes telegráficos a lo largo del Transiberiano. Muchos estaban en fosas comunes: antes de matarlos, se les ordenaba primero a cavar la fosa por sus propios medios, luego los verdugos de Kolchak los aniquilaban con las ametralladoras. Los asesinatos y robos se convirtieron en un fenómeno natural”.

"Balahovich entró a Plotnitsa 2 de octubre, reunió de inmediato a todos los judíos y les exigió el dinero. Tras haber quitado a los judíos todo lo que tenían, comenzaron los asesinatos y torturas jamás vistas. A Moices Plotnik le arrancaron la nariz, luego lo ahorcaron. Con los sables cortaron matando a toda la familia de A. Puterman, luego Puterman se volvió loco y comenzó a bailar. Luego le fusilaron.

A Efrem Polyak primero le cortaron el brazo, luego le arrancaron la piel mientras estaba vivo. A Hililla Finkelschtein le quemaron vivo. A todas las mujeres y chicas que había en la ciudad, hasta 9 años de edad, fueron violadas.

En Kremna (gubernia de Volyn) en el piso de Sokachev reunieron a 30 chicas, las violaron y las fusilaron. A los hombres les arrastraron hacia el río, les tiraron al agua y comenzaron a dispararles, hasta ahogar al último.

En la aldea de Inevo, en la frontera entre Pinskiy o Kovelevskiy, los voluntarios saquearon a un judío, luego lo enrollaron con alambre espinoso y lo arrastraron por tierra. Cuando su cuerpo estaba destrozado, le quitaron el alambre espinoso y comenzaron a quemarlo a fuego lento”.

Стрэлок Виамонтэ dijo...

Hoy en día, desgraciadamente, es más fácil encontrar un pseudo-comunista en Internet que encontrar arena en la playa.... en fin, excelente película