miércoles, marzo 25, 2015

QUIERO VIVIR EN MERCURIO




Sí, amigos, me gustaría irme a vivir a Mercurio. ¿El motivo? He visto que allí el día dura 58 días terrestres, así que, aunque la verdad es que debe hacer bastante calor, al menos cada día tendría tiempo para hacer todo lo que tengo que hacer. Eso sí, tendría que pegarme un buen desayuno inglés para poder aguantar hasta el mediodía.

No sé a vosotros, pero a mí estos días terrestres de 24 horas se me quedan demasiado cortos, siempre me voy a dormir con la sensación de que debería haber hecho más cosas. La consecuencia es que tengo pendientes bastantes cosas, a las que no consigo darles salida.

Por ejemplo, tengo pendiente una entrevista con nuestro amigo Luis Guerra, autor de LOS DIOSES DE BERLÍN, para presentarnos su nueva novela, con el sugerente título de EL VERDUGO DE LA GESTAPO.

También estoy enfrascado en la lectura del libro de un amigo, Josep Maria Ibarra Castillo, EL CRONONAUTA, dirigido al público juvenil, pero que tiene que ver con la Segunda Guerra Mundial, ya que está ambientado en el hundimiento del Wilhelm Gustloff. El libro contiene viajes temporales, como la serie de moda de TVE, el Ministerio del Tiempo, una serie de la que me he hecho seguidor. Estamos tramando ahora un plan de ataque para que la saga a la que pertenece este libro despierte el interés de alguna editorial, porque creo que sus libros merecen ser apreciados por el gran público.

A todo esto, estoy promocionando mi última novedad en las librerías, la versión 3.0 de LAS CIEN MEJORES ANÉCDOTAS DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL, que ha merecido ESTE ARTÍCULO en ABC.es.



También podéis leer AQUÍ una reseña, del blog Crónicas Literarias.

Y también estoy corrigiendo la maqueta que me han enviado ya de mi próximo libro, PEQUEÑAS GRANDES HISTORIAS DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL, que ya está disponible en preventa, y del que ya tendremos tiempo de hablar.

Y, por si fuera poco, algunos de vosotros me remitís excelente material, lo cual agradezco muchísimo. Me gustaría ir publicando todo al mismo ritmo, pero no lo consigo. Por ejemplo, ahora comparto con vosotros las fotos que me envió el 7 de febrero el autor y director de cine Marco da Costa, de cuando estuvo en el Thingstatte de Heidelberg.

Diréis; Things... ¿qué?

Así me quedé yo cuando me lo dijo, pero busqué en la biblia para estos casos, que es THE THIRD REICH IN RUINS y me enteré de lo que era.

Pues aquí tenéis las fotos de Marco en el Thingstatte de Heidelberg:






Si queréis saber el aspecto que tenía este impresionante Thingstatte durante la época nazi, miradlo en el enlace que os he puesto de The Third Reich in Ruins.

Ahora me está llegando fantástico material de la Primera Guerra Mundial, que también compartiré próximamente aquí con todos vosotros.