martes, mayo 03, 2016

TORREBESSES 2016 (1ª PARTE). PREPARADOS PARA LA BATALLA




Bien, amigos, como sabéis, este pasado fin de semana se celebró en Torrebesses (Lérida) una reconstrucción de la batalla de Salerno.

Tras el gran éxito del año pasado, en el que se reconstruyó la batalla de Sicilia, este año se ha repetido el encuentro, también ambientado en el frente italiano.

Como supongo que era difícil repetir el extraordinario poder de convocatoria exhibido en 2015, con participantes procedentes de toda España, este año el alcance ha sido un poco más modesto y no ha habido tantos, pero aun así el ambiente era magnífico. Uniformes, armas, vehículos y muchos tiros (de fogueo)... los ingredientes para disfrutar de estas dos jornadas de reconstrucción histórica.

Torrebesses ha demostrado ser el escenario ideal para un encuentro de este tipo. En el centro del pueblo, junto a las ruinas de una iglesia, hay un bar que sirve de punto de reunión y un local que en esta ocasión sirvió para acoger el mercado de militaria. A apenas dos minutos del centro hay una explanada que hace las veces de campamento. Sus calles, con subidas y bajadas, son ideales para representarse batallas urbanas y desde la parte de arriba del pueblo se puede contemplar tranquilamente la gran batalla que tiene lugar en una hondonada en la que evolucionan los soldados.

Lo único que no me gustó es que esta vez no estaba abierta la Cooperativa para llevarme una garrafa del excelente aceite de oliva que producen allí.

Y, como una imagen vale más que mil palabras, os voy a mostrar algunas de las fotos que tomé allí la tarde del sábado. Para los aficionados a la fotografía, están tomadas con una cámara Sony A58, un objetivo Sony de 50mm y un teleobjetivo Tamron 70-300mm.

Vamos con los alemanes:



Una muestra de los vehículos presentes, además de varios jeeps.


Mirad este espectacular M8 Greyhound. Creo que llegó expresamente de Francia:



Este era el cuartel general alemán, el Kommandantur, protegido por esos obstáculos antitanque:



Dentro se podía ver, entre otras cosas, todo este material sanitario para hospital de campaña:


Todo estaba cuidado al máximo detalle. Hasta había una bandejita con lo que se supone que era sangre y un dedo amputado (!).

El mérito de esta reconstrucción es de la Asociación Catalana de Coleccionismo de Uniformes Históricos, la ACCUH, felicidades.


Y aquí, un campamento norteamericano, instalado en las ruinas de la iglesia que hay en el centro del pueblo, con su jeep:



La entrada de la iglesia estaba bien vigilada por un joven recluta:



Aquí los yankis, tomándose una cervecita:




Y como Hitchcock aparecía en todas sus películas, aquí salgo yo montándome la ídem.




Espero que os haya gustado esta primera entrega.

En la segunda y última tendremos las fotos de las dos batallas que presencié, además de las que tomó una amiga fotógrafa, así que no os la perdáis.




1 comentario:

Gemma Molla Palleja dijo...

Vaya, hasta foto del corresponsal tenemos en la crónica de la batalla...!!!!